Publicidad

Para seguir estudiando

Actualización permanente y de alto nivel.

Redacción Especiales
12 de noviembre de 2009 - 11:44 p. m.

La oferta educativa de las universidades y los centros de educación superior es cada vez más amplia en sus programas y horarios, para que un amplio espectro de la población se capacite en el tema de su interés. Las opciones son muy nutridas y van de acuerdo con el perfil, necesidad y gusto de las personas.

Por ejemplo, los cursos libres son una propuesta de formación de corta duración (entre 8 y 80 horas), centrada en temas específicos y abiertos a todo el público. En esa línea, por ejemplo, la Universidad Nacional ofrece estudios que comprenden una amplia gama de actividades para distintos públicos interesados en adquirir habilidades y destrezas que permitan un mejor aprovechamiento del tiempo libre en distintas áreas de las artes, la ciencia y la cultura.

“Anualmente abrimos en promedio 50 cursos libres, de acuerdo con los doce ejes de conocimiento: Arte y cultura, Construcción de ciudadanía e inclusión social, Hábitat, ciudad y territorio, Salud y vida y Ciencias básicas”, señala Edna Bonilla, directora nacional de Extensión y Educación Continua de la Universidad Nacional de Colombia.

Por su parte, la Universidad del Rosario ofrece cursos de educación continuada para profesionales y funcionarios de cualquier entidad que tengan como propósito fundamental brindar la posibilidad de actualizar, profundizar y complementar sus conocimientos, habilidades y competencias.

En opinión de Mario Losada, gerente de Educación Continuada de la Universidad del Rosario, el portafolio de cursos, seminarios, talleres y diplomados se enfoca hacia el aprendizaje de destrezas y experiencias necesarias para mejorar el desempeño profesional en las áreas jurídica, administrativa y económica, ciencias de la salud, política, gobierno y ciencias humanas.

La capacitación es de dos modalidades: abierta al público en general y cerrada, enfocada a instituciones públicas y privadas. El objetivo de los cursos es responder a las necesidades de formación y actualización de los empleados en un momento de coyuntura.

“Las organizaciones son escenarios de aprendizaje con dinámicas propias, resultado de su cultura y lineamientos estratégicos. De igual forma la capacitación, como opción de mejoramiento, debe responder a las particularidades de la empresa”, señala Losada.

Por su parte, las instituciones también han diseñado para los estudiantes que ingresan por primera vez a la universidad un programa de nivelación en las áreas de matemáticas y lectoescritura, como factores básicos y fundamentales de la estructura formativa. Ese es el caso de la Universidad Nacional, mientras la del Rosario ofrece dos tipos de cursos de inducción o estudios universitarios en ciencias sociales y de la salud.

No importa la modalidad que oferten las universidades, desde cursos de extensión, cursos de educación continua, libres, virtuales, talleres, diplomados o eventos académicos como seminarios, conferencias, foros, encuentros y congresos, lo importante es actualizarse permanentemente y explorar nuevos campos del conocimiento.

Por Redacción Especiales

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar