Publicidad

Por una vejez digna y saludable

Alimentación adecuada, actividad física y pautas claras de autocuidado, son aliados clave para disfrutar de la edad adulta.

María Alejandra Moreno
28 de agosto de 2021 - 02:45 p. m.
El envejecimiento es un proceso biológico normal e implica un deterioro en la función fisiológica a una velocidad que difiere entre un individuo a otro.
El envejecimiento es un proceso biológico normal e implica un deterioro en la función fisiológica a una velocidad que difiere entre un individuo a otro.
Foto: Getty Images/iStockphoto - photographer: Dusanka Visnjican

La población mundial se está envejeciendo. Así lo ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS), en un informe en el que destaca que el porcentaje de personas mayores de 65 años está creciendo a un ritmo más acelerado en comparación con los demás grupos poblacionales, y se proyecta un incremento de 16 % para 2050.

Es una realidad de la que nadie escapa y presenta el reto de saber gestionar ese cambio y poder llegar a la edad adulta con una buena salud tanto física como mental.

Para lograrlo, es importante destacar que una buena calidad de vida en la vejez se construye día a día y depende de diferentes aspectos como por ejemplo: las circunstancias que se han vivido a lo largo del tiempo, hábitos y en algunos casos, factores genéticos.

En este contexto, una de las principales recomendaciones que realizan los especialistas es la realización de las pruebas de cribado que se realizan desde los sistemas de salud en diferentes momentos de la vida, para detectar de manera temprana cualquier anomalía y darle un adecuado manejo.

Todo lo que se detecta a tiempo da la oportunidad de buscar alternativas para cuidar la vida. Eso no solo debe ser en la vejez, sino a lo largo de la vida. Es nuestra responsabilidad educarlos para que estén pendientes de cuidar la salud”, dice Allison Acevedo - MD Familiar, directora de Gestión Integral del Riesgo en Salud de la entidad y profesora del posgrado de Medicina Familiar en la Universidad del Bosque.

Entonces prevenir es uno de los pilares para gozar de una vejez sana y evitar algún tipo de enfermedad. Sin embargo, vale aclarar que en la vejez no existen enfermedades propias. “Esto quiere decir que las patologías que tiene una persona anciana, pueden darle a cualquier ser humano a lo largo de la vida”, señala Victoria Eugenia Arango Lopera - Asesora técnica en envejecimiento y vejez para SURA.

Enfermedades como: la demencia, la artrosis, la osteoporosis, pueden aparecer en etapas tempranas del curso de vida. Por lo anterior, es importante trabajar en cambiar el imaginario social respecto a la vejez. Ya que, con frecuencia, se asocia con enfermedad, dependencia, pobreza, fealdad, entre otras cosas; lo cual es erróneo.

Al igual que cualquier otra etapa de la vida, la vejez tiene aspectos positivos y negativos que es necesario tener en cuenta. De ahí la importancia de cuidar la salud desde la juventud y que esta se prolongue hasta la vejez.

En este contexto, la (OMS) adoptó el término Envejecimiento activo, desde la década de los 90´s y lo define como “el proceso de aprovechar al máximo las oportunidades para tener bienestar físico, psíquico y social durante toda la vida. El objetivo es extender la calidad de vida, la productividad y la esperanza de vida a edades avanzadas y con la prevalencia mínima de discapacidad. Es importante permanecer activo en las tres áreas física, social y mental…”.

Para extender la calidad de vida, otro de los factores clave son la alimentación y la actividad física e incluir un estilo de vida saludable. Se debe estimular la actividad física, por mínima que se realice.

“Lo importante es que se la más adecuada para su condición física y se realice regularmente. Igualmente, los hábitos alimentarios saludables, y estilos de vida saludables como no fumar, evitar el abuso de bebidas alcohólicas, uso inadecuado de fármacos, entre otros. Se han comprobado que, aunque se adopten en edades avanzadas, esto previene enfermedades, retardan el deterioro funcional, favoreciendo la longevidad, pero con mejor calidad de vida”, indica Miriam Lucia Ojeda, Nutricionista-Dietista, MSc, PhD y profesora Asociada a la Pontificia Universidad Javeriana.

En conclusión, la cultura del autocuidado es la que debe prevalecer para alcanzar esa edad adulta en las mejores condiciones y así poder disfrutar de los nuevos desafíos e incluso oportunidades que se presenten en la vejez. Planificar esos años también es un aliado para su disfrute.

Para tener en cuenta:

Actividad física regular

“Una vejez activa significa que la persona pueda valerse por sí misma para interactuar sin dificultad con el mundo que lo rodea. Se debe hacer actividad física con regularidad, incluso desde temprana edad”, comenta Carlos Ulloa, médico del deporte e integrante del Consejo Consultor de Nutricionistas de Herbalife Nutrition.

Para este segmento de la población la OMS recomienda unos 150 minutos semanales de actividad física moderada aeróbica o algún tipo de ejercicio vigoroso aeróbico durante 75 minutos. Se puede utilizar elementos como balones livianos, colchonetas, pimpones, aros plásticos, bastones, mancuernas, lazos y barras livianas.

Alimentación balanceada

El complemento ideal de la actividad física es una alimentación balanceada, que para un adulto mayor es diferente a la de una persona joven. “La alimentación de un adulto mayor puede ser más compleja, ya que puede incluir intolerancia a algunos alimentos o modificación de los horarios de comida”, explica Clara Valderrama, Integrante del Consejo Consultor de Dietistas de Herbalife Nutrition.

La nutricionista recomienda revisar los horarios de comida, especialmente en la noche, ya que en esas horas puede resultar más difícil digerir los alimentos adecuadamente.

Asimismo, la experta afirma que se deben evitar las comidas abundantes, ya que no son bien recibidas en el adulto mayor y resalta que la proteína es fundamental para mantener y recuperar la masa muscular. Los carbohidratos son importantes para mantener niveles óptimos de energía en el organismo.

¿Qué es el Década del Envejecimiento Saludable?

Es la oportunidad de aunar a los gobiernos, la sociedad civil, los organismos internacionales, los profesionales, las instituciones académicas, los medios de comunicación y el sector privado en torno a diez años de acción concertada, catalizadora y de colaboración para mejorar las vidas de las personas mayores, sus familias y las comunidades en las que viven.

La población envejece en todo el mundo con más rapidez que en el pasado, y esta transición demográfica afectará a casi todos los aspectos de la sociedad. El mundo se ha unido en torno a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: todos los países y partes interesadas se han comprometido a no dejar a nadie desatendido y se han propuesto garantizar que todas las personas puedan realizar su potencial con dignidad e igualdad y en un entorno saludable.

Es fomentar el bienestar en la vejez, esa capacidad funcional consiste en tener los atributos que permiten a todas las personas ser y hacer lo que para ellas es importante.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar