Publicidad

Que la moda no incomode

La economía circular es un modelo económico, que busca reducir la cantidad de residuos y promover la reutilización de los recursos. Este enfoque ha cobrado gran importancia en el mundo moderno, debido a la creciente preocupación por el medio ambiente y la necesidad de reducir el consumo de recursos naturales.

01 de noviembre de 2023 - 02:41 p. m.
Que la moda no incomode
Foto: Cortesía

Una de las industrias más contaminantes en el mundo es la moda, según un informe de la Fundación Ellen MacArthur, esta industria es responsable del 10% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y utiliza el 1,5% de los recursos mundiales de agua dulce. Además, se estima que producen alrededor de 92 millones de toneladas de residuos textiles cada año, lo que equivale a la quema de más de 12 millones de barriles de petróleo.

En Colombia, ésta es una de las más importantes industrias de la economía y representa una parte significativa de las exportaciones del país. Sin embargo, como en otras partes del mundo, la moda también tiene un impacto ambiental significativo.

Según un estudio realizado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia, esta industria es responsable del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero del país y consume grandes cantidades de agua y energía en su producción. Además, se estima, que la industria textil produce más de 200.000 toneladas de residuos cada año.

La moda circular puede ayudar a frenar algunas de estas consecuencias negativas, ya que se enfoca en reducir la cantidad de residuos producidos y la cantidad de recursos naturales utilizados en la producción de la ropa. Esto se logra a través de prácticas como el reciclaje de materiales, la reutilización de prendas y la producción de ropa duradera y de alta calidad.

Al implementar prácticas de moda circular, las empresas en Colombia pueden reducir su impacto ambiental y crear un modelo de negocio más sostenible. Al producir ropa que dura más y se puede reutilizar o reciclar al final de su vida útil.

Según el Consejo de la Moda Sostenible de Nueva York si se reciclara el 25% de la ropa que se desecha en los Estados Unidos, se podrían ahorrar aproximadamente 5.200 millones de kilovatios hora de energía y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en aproximadamente 3,8 millones de toneladas métricas.

Una de las principales ventajas de la moda circular, es que reduce la cantidad de recursos naturales necesarios para producir ropa nueva. Esto se debe a que los productos ya existentes se utilizan como materiales para producir nuevos productos, reduciendo la cantidad de recursos necesarios para producir desde cero.

Alejandro Crocker, un diseñador de moda venezolano, radicado en Colombia, es bien conocido por su práctica sostenible, al reutilizar prendas usadas, para crear piezas nuevas, únicas y de altísimo diseño, que además son amigables con el medio ambiente.

Otra forma de apoyar la economía circular es reutilizando, sacando prendas que hoy están ocupando espacio en los armarios sin uso alguno, o en la basura generando un impacto ambiental muy alto. Para esto existe una forma que no sólo es sostenible, sino que además, puede generar ingresos a los colombianos, hablamos del mercado second hand.

El comercio de segunda mano da la posibilidad a las personas de adquirir productos de calidad e incluso de marca reconocidas a precios más asequibles.

En Colombia, este mercado, ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años, especialmente en el sector de la moda y el hogar. La venta de ropa y accesorios usados ha ganado popularidad entre los consumidores que buscan moda asequible y sostenible. Además, los bienes para el hogar, como muebles y electrodomésticos, también son populares en el mercado de segunda mano.

Cada día se abren variedad de tiendas digitales y presenciales, con prendas en muy buen estado y curadas en muchos casos, para llegar a manos del consumidor y darle una nueva vida útil.

Cabe resaltar que la percepción negativa de usar prendas usadas, es cosa del pasado, hoy es muy bien visto que las personas pongan a circular las prendas de sus closets y generen ingresos de las mismas, así como comprar prendas únicas a precios realmente competitivos y accesibles, en esta categoría resaltan marcas como Circular Bazaar, Swap y Broncelana entre otros.

En resumen, las tiendas de segunda mano tienen un impacto positivo en Colombia en términos de sostenibilidad ambiental, economía circular y reducción de la pobreza. Al considerar estas opciones para las compras, los consumidores pueden ayudar a construir una economía más sostenible y justa en nuestro país.

Por: Geovanna Nassar

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar