Razones para aprovechar al máximo un casillero virtual

Noticias destacadas de Especiales

Poder adquirir productos que no están disponibles en Colombia es una de las ventajas de utilizar este servicio. Estos son algunos beneficios y recomendaciones para sacarle el máximo provecho a este servicio.

Es un hecho que el mundo ha cambiado. Desde la más ínfima compra, toda la dinámica del comercio hoy es distinta debido a la crisis sanitaria que despertó el COVID-19. Hoy la forma de comercializar es distinta a lo que era a mediados de mayo. Aunque, los casilleros virtuales, que antes eran una alternativa, hoy son una forma real, sencilla y efectiva de adquirir productos de diversa índole, casi que sin importar su origen. Sin embargo, su uso puede llegar a ser complicado y quizás engorroso.

Por eso, estos son algunos pasos que debe tener cuenta, tips adicionales al momento de comprar, comparar precios, decantarse por una opción y así elegir el casillero ideal.

Básicamente, un casillero virtual es una dirección de envío dentro del país de origen en el que se compra un producto físico. Las posibilidades del e-commerce en la era digital que hoy vivimos son infinitas. Actualmente, el comercio electrónico se desarrolla sin tener en cuenta qué tipo de artículo sea, si es necesario o tiene algún requisito indispensable según el desplazamiento del usuario hacia la tienda física. Y así como las novedades que tiene esta industria de los casilleros virtuales, la manera tradicional de realizar operaciones logísticas también cambió.

De acuerdo con un estudio de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico y el Observatorio e-Commerce, el uso de internet en la población mayor de quince años crece constantemente; es decir, un 82 % de personas que lo usa todos los días de la semana.

Saber elegir es la diferencia entre realizar una buena compra o ganarse un problema adicional. Por eso, estos consejos sirven como aliciente de lo que implica volcarse a comprar en internet.

Conseguir lo que no se puede comprar

Puede sonar extraño, pero el uso de casilleros virtuales permite conseguir productos que generalmente no se pueden comprar. Usar un casillero es casi una opción logística para las compras internacionales, ya que muchos de los productos que no se encuentran en el país se consiguen en tiendas virtuales y mucho más económicos. Por eso es importante tener una compañía que brinde seguridad y confianza. En el país existen grandes proveedores de casilleros virtuales en EE. UU., como ServientregaBox, Coordinadora USA, 472, Flybox de Deprisa y Aeropost.

Gran número de casilleros

En 2011, operadores como Flybox tenían 7.000 casilleros virtuales. A la fecha hay 64.243 entre Colombia y Perú, lo que los hace una opción cada vez más solicitada para adquirir productos internacionales. Este tipo de registros hacen que el adquirir productos de otras partes del mundo sea más rápido y seguro, sin grandes costos adicionales por la entrega. Es evidente que la oferta en los últimos años ha crecido en el país y, por ejemplo, con 4-72 se pueden encontrar precios ideales sin importar el producto que se desee traer.

Aprenda a ahorrar

Los casilleros virtuales sirven como un puente entre el comercio en línea y las necesidades de consumo de las personas. Teniendo esto en cuenta, eso permite ahorrar del 20 al 70 %, con respecto al costo de esos mismos productos que se pueden encontrar en Colombia. Por ejemplo, en servicios como Condor Box existe una de las tarifas más económicas del mercado, de US$1,70 por libra, otros casilleros en promedio cobran entre US$3 y US$4 por libra, entonces el ahorro es evidente. Claro que hay que tener en cuenta los impuestos que se pagan. Los casilleros virtuales simplifican eso.

Sin costo alguno

Este servicio surge como una solución en cuanto a la logística que implican las compras internacionales, pues aunque pueden incluir a todos los países, la dirección de correspondencia que asigna el proveedor está por lo general en los Estados Unidos. Es por eso que abrir un casillero virtual no acarrea costo y no expira. Igualmente, el registro tarda menos de un minuto y no se tiene que suministrar información financiera, lo cual aumenta la confianza frente a este servicio y estimula su uso, teniendo en cuenta que no compromete cupos crediticios ni historial de pagos, lo cual amplía el espectro.

Modelo “marketplace”

El futuro del “e-commerce” va encaminado a un modelo de “marketplace” internacional, en el que existen ítems de todo el mundo que pueden ser adquiridos con facilidad y rapidez, que pueda llegar a ser un artículo proveniente de Europa, Asia o desde otras partes de América, para que así llegue en lo que en el “e-commerce” se conoce como la “fecha promesa”. Con fechas como Black Friday y Cyberlunes, miles de proveedores internacionales preparan descuentos para el público mundial, lo que resulta ideal para comprar regalos utilizando innovadores métodos como los casilleros virtuales.

Perder el miedo

Aún es palpable la sensación de que comprar por internet resulta un riesgo. El servicio de los casilleros virtuales es una opción para comprar en los mercados en línea más grandes del mundo, lo que permite ahorrar en esta época de compras de fin de año. Otro aliciente para creer en este tipo de servicio es que, según la Cámara de Comercio Electrónico, el servicio de casilleros virtuales está aumentando alrededor del 20 % anual. Esto quiere decir que los colombianos están confiando cada vez más en este tipo de servicios. Comprar por medio del celular, el iPad o el computador resulta cómodo, práctico y, por supuesto, seguro.

Comparte en redes: