Publicidad

Salas neutras con puntos de color

En la sala, la tendencia son los muebles de colores neutros, como blanco, negro, gris y café.

El Espectador
25 de junio de 2010 - 08:50 p. m.

La idea es que los toques de color de estos espacios sean proporcionados por los accesorios o las piezas más pequeñas. Funcionan poltronas, pufs, tapetes, cojines o cuadros.

Con muebles neutros es posible combinar casi cualquier color, como morado, naranja, azul o verde. El tono escogido se convierte en el punto de atención y en el hilo conductor del resto de los accesorios . Es importante no caer en el error de mezclar demasiados colores. Nunca más de cuatro. De hacerlo bien depende lograr espacios limpios.

Algunas personas dudan si poner o no televisor en la sala. De acuerdo con la gerente de compras de Tugo en Colombia, Sandra Quiroga, este tema es todo un paradigma, porque a veces se cree equivocadamente que es de mal gusto, pero en Europa y Estados Unidos es muy usual. Además, los nuevos televisores no sólo son funcionales, sino estéticos, y por esa razón los almacenes ofrecen muebles especiales que decoran.

Otro elemento clave en la decoración de salas es la iluminación. Las lámparas de pie son una alternativa muy moderna y permiten conformar varios ambientes.

Comedores de mezclas

Si el comedor de su casa es compartido con el espacio de la sala, es mejor conectarlos de alguna manera, sin caer en lo que en otras épocas se llamaba el ‘jueguito’ de sala-comedor. O sea, que la mesa del comedor no es la misma del centro de sala, pero en una versión pequeña.

 Por eso, no tenga temor a la hora de mezclar estilos. Es posible tener una sala en madera y un comedor metálico. Para la mesa, cuando no está servida, es recomendable usar elementos impares para decorarla. Pueden ser tres velas o cinco bolas, que resultan más agradables visualmente que los pares. Los caminos de mesa también resultan un buen artículo decorativo.

Para la mesa servida, déjese guiar por el menú. Se puede acudir a vajillas con formas, tamaños y colores variados. Si va a servir platos típicos colombianos, es posible usar platos o bandejas también tradicionales.

Una nueva tendencia de decoración es que las sillas pueden ser diferentes entre sí, no sólo en tonalidad, sino en material y hasta en tamaño.

Y, teniendo en cuenta el creciente uso de la madera en los pisos, los tapetes para el comedor se vuelven una excelente medida de protección, pues evitan que, con el movimiento de las sillas, se raye este espacio. Paralelamente, el color escogido para el tapete complementa la decoración y de paso ayuda a calentar un poco el ambiente. En las paredes, atrévase a usar color, cuadros o espejos. Y los floreros también tienen cabida en este espacio.

Por El Espectador

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar