“Ser estudiante lasallista va más allá del salón de clase”

Noticias destacadas de Especiales

Mi experiencia en la Universidad de La Salle ha sido muy enriquecedora.

La Universidad de La Salle ha forjado en sus estudiantes una visión de educación que va más allá del salón de clase. No solamente nos nutrimos de los espacios de participación en los que desarrollamos habilidades e intereses personales en diversos ámbitos (cultural, artístico, deportivo, académico y de liderazgo político), sino que la universidad también ha puesto sobre la mesa la importancia de entendernos como actores claves en la construcción de nuestra experiencia universitaria y del país que soñamos.

De hecho, en diferentes escenarios de formación y discusión, los estudiantes lasallistas hemos propuesto alternativas para mejorar nuestro paso por la Universidad con relación al ejercicio de la democracia, la financiación, la calidad académica y el bienestar estudiantil, a las que la institución ha respondido positivamente.

Aunque es cierto que la participación estudiantil en las universidades privadas sigue siendo un gran desafío, pues muchos estudiantes solo asisten para tomar clases, mi experiencia en la Universidad de La Salle ha sido muy enriquecedora. Desde hace cuatro años, he tenido la oportunidad de hacer parte de un colectivo estudiantil en el que se fomenta el pensamiento crítico y la participación. Esto me ha permitido entender que las aulas se quedan cortas si no se llevan los conocimientos a la práctica y si no se tiene una vocación de transformación de la sociedad, empezando por la misma Universidad, que básicamente se convierte en nuestra segunda casa.

Asimismo, ser la representante estudiantil ante el Consejo Superior me ha llevado a contribuir al diálogo constante entre los estudiantes con las directivas de la Universidad y los demás estamentos de la comunidad universitaria.

Con todo, me parece importante subrayar el compromiso que Unisalle ha adquirido con la construcción de paz en los territorios, y ello se ve plasmado en el proyecto “Utopía”, que ha beneficiado a estudiantes de varias regiones del país con oportunidades de crecimiento académico que contribuirán al bienestar de sus comunidades de origen.

Como profesionales, estamos llamados a aportar desde nuestros campos de saber a la construcción de la justicia social desde el acceso a la educación superior en condiciones equitativas. Por eso, en el marco de la celebración por los 56 años de mi Universidad, deseo que sigamos soñando con una Colombia educada, que le apuesta a la construcción de una sociedad equitativa a través de la educación, que es un derecho y no solo un servicio.

*Estudiante de 8º semestre de Trabajo Social de la Universidad de La Salle y representante de los estudiantes ante el Consejo Superior.

Comparte en redes:

Temas Relacionados

Unisalle