Contenido desarrollado en alianza con la Alcaldía de Soacha

Soacha, la ciudad que se transformó con responsabilidad social

Proyectos y estrategias encabezados por Luisa Fernanda Castaño, gestora social y primera dama de Soacha, fueron determinantes para que hoy esta ciudad sea ejemplo de desarrollo, infraestructura, trabajo social y protección de derechos.

19 de diciembre de 2023 - 05:55 p. m.
Luisa Fernanda Castaño, gestora social y primera dama de Soacha.
Luisa Fernanda Castaño, gestora social y primera dama de Soacha.
Foto: Cortesía

“Hoy la gente se siente orgullosa de vivir en Soacha”, estas palabras mencionadas por Luisa Fernanda Castaño, gestora social y primera dama de Soacha, y los hechos que las respaldan son la muestra de que el trabajo enfocado en el bienestar general de los ciudadanos da frutos, y eso mismo ha consolidado a Soacha como la sexta ciudad del país y la que representa un avance prometedor que llena de orgullo a sus más de un millón de habitantes.

En diálogo con El Espectador esta ingeniera y única gestora social merecedora del Galardón Orgullo de Colombia (2023), contó cómo su gestión permitió que la calidad de vida de muchos soachunos mejorara en aspectos como salud sexual y reproductiva, educación, emprendimiento y empoderamiento femenino.

Actualmente es la única gestora social merecedora del Galardón Orgullo de Colombia. ¿Cómo lo logró?

Uno de los temas más importantes es que nosotros hicimos una reducción muy importante en el tema de embarazo adolescente, y pusimos en funcionamiento también las dos casas sociales de la mujer, una que se llama la Casa Social de la Mujer, y la otra la Casa de la Mujer Empoderada, donde atendemos diariamente a muchísimas mujeres de la ciudad y ya vamos alrededor de 3.000 graduadas.

También abrimos centros de bienestar para niños entre los cero y cinco años, que tampoco existían antes. Indudablemente el trabajo por la población adulto mayor que son los más vulnerables y que hoy reciben un bono de $180.000 mensuales para su alimentación, beneficiando alrededor de 9.000 abuelitos.

Tenemos bonos para personas en situación de discapacidad y toda la articulación del programa ‘Cuídate para cuidar’, que es para esas personas cuidadoras de personas en situación de discapacidad, adulto mayor o niños; a ellos se les entrega el bono de alimentación, y en muchas ocasiones ayudas técnicas. Creamos el banco de ayudas técnicas en la ciudad, que antes no existía y que es una de las grandes cosas que dejamos en esta administración, porque si alguien necesita una silla de ruedas neurológica o un caminador, pues ahí lo tiene, son muchos implementos que a veces las personas en situación de discapacidad no tienen acceso a través de sus EPS, o no tienen los medios económicos para comprarlas.

¿Por qué las mujeres son fundamentales dentro de los gobiernos?

Una de las cosas importantes que se hizo en el gobierno de Juan Carlos Saldarriaga es que casi el 70 % de su equipo directivo son mujeres. Creo que las mujeres somos importantes porque tenemos esa fibra social, somos más organizadas y responsables. Las mujeres dentro del gobierno ayudan a generar políticas públicas guiadas con amor y sensibilidad, con más ética, más moral y valores. Las mujeres tenemos ese rol de crear sociedad, de criar personas y gente buena que le sirvan a la sociedad.

Creo que en algún momento a todas se nos despierta ese chip de la maternidad, y eso permite que seamos más sensibles ante la necesidad del otro, y desde lo público siempre tienes que estar pensando cómo ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que más lo necesitan.

¿Cómo articuló su carrera de ingeniería industrial en su experiencia como gestora social?

Como ingeniera, que tiene todas las matemáticas del mundo, creo que le permite a uno pensar y tener respuestas y soluciones más rápidas. También en mi carrera se ve todo el tema de planeación, organización y métodos de producción, entonces eso también me ha ayudado a organizar de una forma más consciente todo el trabajo que conlleva estar dentro de una alcaldía, y ser la esposa de Juan Carlos Saldarriaga, que es un jefe bien insistente y que le gusta cumplir metas rápidamente.

Pero no solo soy ingeniera industrial, también tengo una especialización en gerencia, que me permite entender todo el tema administrativo y financiero, y tengo una maestría en gobierno y políticas públicas. Entonces tengo ese mix perfecto entre lo que es una alcaldía para crear políticas públicas para el ciudadano, y adicionalmente esto es un negocio, que no produce una rentabilidad económica, sino una rentabilidad social, entonces también es importante cómo tomas las decisiones.

Saber conscientemente cuál es la necesidad más urgente y general. Mi rol de ingeniera me ha permitido ayudar a fluir en muchos temas y tomar decisiones pensando siempre en el bien del ciudadano.

¿Cuál considera que es el objetivo de las gestoras sociales?

Ser gestora social es un cargo de nombre, uno no es funcionario público ni recibe una remuneración salarial del Estado. Creo que uno hace esto más por amor a la gente, al servicio y a buscar ayudar.

Yo tengo un esposo maravilloso que me enamoró de su sueño de ser alcalde y cuando él toma la decisión de que iba a ser candidato, me dice, yo quiero que estés ahí y quiero que me ayudes. Cuando gana la alcaldía, él comienza a delegarme temas que son muy importantes, no solamente en el tema social, sino de proyectos de infraestructura para la ciudad.

Pero el tema de la gestión social es cómo tu logras impactar esa fibra. Se necesita que alguien esté levantando la mano por esa población vulnerable dentro de un gobierno. Creo que es tener esa fibra social dentro del gobierno para que alguien escuche a esa población vulnerable, porque cada uno está en su rol, el secretario de Planeación, o el secretario de Hacienda, pero alguien tiene que decirles que también es importante todo el tema social. Llegar a ese ciudadano que muchas veces no tiene la oportunidad ni la posibilidad de que alguien lo escuche.

Uno de sus proyectos bandera fue la histórica disminución del embarazo infantil y adolescente. ¿Cómo logró esto?

Bueno, después de pandemia, en 2021, a través de la Secretaría de Salud entregábamos una caja que sirve como cuna, que viene con la primera muda, con pañales, es como una primera ayuda que se le entrega a nuestras mujeres de la ciudad más vulnerables. Llego yo a ese evento y veo a una niña de 12 años, en ese momento mi hija mayor tenía esa edad, y yo dije, hay que hacer algo aquí porque no podemos seguir condenando a nuestras niñas a que no tengan el poder de decisión de un embarazo deseado y planificado.

Siempre he creído que la forma de eliminar la barrera social es la educación, y yo conocía a una persona de Tirando X Colombia y con ellos nos ponemos a trabajar, también con la Fundación Sueños de Lili, e instalamos la primera Lili Aula en la institución educativa Ciudadela Sucre.

Este mes estuvimos en el cierre del programa, después de dos años y medio de trabajo donde articulamos cuatro Lili Aulas en nuestras instituciones educativas del colegio General Santander, en Ciudadela Sucre, en el colegio Compartir y el Integrado de Soacha, que eran los cuatro colegios donde teníamos las cifras más altas de embarazo adolescente.

Disminuimos la tasa de fecundidad en nuestras niñas entre 10 y 14 años, cuando llegamos en el 2020 teníamos 1.2 niñas embarazadas, hoy tenemos 0.5, redujimos importantemente esa cifra. Pero el éxito más grande fue en la fecundidad de mujeres adolescentes entre los 15 y 19 años, en 2020 teníamos 36.5 niñas embarazadas, y hoy hemos pasado a 12.5.

También hicimos una estrategia con nuestra Secretaría de Salud y en unas jornadas con las EPS logramos colocar más de 3.660 implantes a niñas que llegaban con sus padres a decir quiero comenzar a planificar, porque quiero tener un proyecto de vida diferente. También tenemos en estos colegios dispensadores de condones que se entregan por valores entre $200 y $500, y se han entregado más de 13.000.

Estamos formando 50 chicos en cada uno de estos colegios que son los encargados de continuar con el trabajo, y su misión es la de brindar información, sin tabús, ni libertinaje, sobre temas de sexualidad, derechos sexuales, métodos de planificación y prevención del embarazo.

Es increíble que estas niñas muchas veces no terminan sus estudios porque son madres cabeza de familias, y ahí comienzan los círculos de pobreza, porque es un niño criando a otro niño. Entonces yo creo que esta estrategia lo que nos ha permitido es salvar vidas. Hoy con esa información los casi 9.000 niños que tenemos formados en estos colegios van a tener la posibilidad de tener un proyecto de vida a largo plazo. Creo que ese es el proyecto más lindo con el que me voy.

¿Cuáles fueron esas estrategias que impulsaron la independencia económica de las mujeres?

Tenemos nuestras dos casas sociales de las mujeres. En una trabajamos todo el tema de confección, junto al Sena ellas pueden salir también con una capacitación en manejo de contabilidad, de emprendimiento, o manejo de redes sociales, para que tengan sus proyectos sostenibles a largo plazo.

Y en la otra, todo el tema de gastronomía, donde les enseñamos lo mismo pero orientado a que tengan sus negocios de pastelería y comida típica de la región. Estos dos proyectos han sido súper lindos, hemos graduamos alrededor de 3.000 mujeres. Y además tenemos ludotecas, porque muchas veces las mujeres no pueden estudiar porque tienen quien les cuide a sus niños, entonces allá los cuidamos, mientras ellas se capacitan.

En la Casa de la Mujer tenemos también toda la ruta de atención integral para una mujer que sufre de violencia intrafamiliar. Tenemos nuestra casa refugio, a donde muchas mujeres que son violentadas en la ciudad llegan. Les damos la posibilidad de capacitarse para tener una opción de vida, pues son mujeres que necesitan poder salir adelante con sus hijos.

Usted no se quedó solamente con lo social… ¿Qué otros proyectos se impulsaron gracias a su gestión?

Proyectos de infraestructura muy importantes, como el hospital de tercer nivel, después de tres años y medio tenemos estudios, diseños, financiación, licencia de construcción, y en este momento estamos en el proceso licitatorio, que espero logremos cerrarlo en este gobierno antes de irnos. Creo que es uno de los proyectos más lindos y que más va a beneficiar a los soachunos. Nosotros somos la sexta ciudad del país con un 1.200.000 habitantes que necesitan un hospital de calidad y con los servicios que se requiere en esta ciudad.

Otro que fue súper importante y que también lo vamos a alcanzar a terminar es el la Unidad Deportiva Parque de Los Locos, una infraestructura que va a atender diferentes disciplinas y a muchos de los deportistas de nuestra ciudad.

Allí vamos a tener canchas de squash, un coliseo paralímpico, parque para mascotas, una pista de skate y todo un escenario deportivo con diferentes disciplinas, , estamos en un 90% de ejecución y espero que lo terminemos antes de irnos. La Avenida de Las Torres también fue un proyecto que ayudamos a formular y diseñar, para que quedara una vía alterna a la Autopista Sur y que Soacha tenga otra entrada y salida hacia Bogotá.

¿Cómo describirá su gestión y su trabajo como gestora social?

Fue una maravillosa experiencia y un aprendizaje de todos los días, con muchas alegrías y otras veces con muchas tristezas. Pero me voy con la satisfacción del deber cumplido. Sé que logramos transformar la vida de mucha gente en Soacha. Pasamos de ser el municipio hueso, que nadie quería y que lo veían como el patito feo, a ser la sexta ciudad del país. Se fortalecieron sus finanzas y la infraestructura a través de diferentes proyectos.

Ahora tú vas por Soacha y la gente se siente orgullosa de decir que es soachuna, de decir que vive en Soacha. Generamos empleo y emprendimiento. Ya quedaron muchas semillitas para que Soacha siga creciendo, avanzando, y se convierta en lo que es, la sexta ciudad del país.

¿Qué les diría a las gestoras sociales que iniciarán labores en enero de 2024?

Si son esposas de alcaldes, que los entiendan mucho, es una labor muy difícil. Todos los días tienen problemas, yo le digo a mi esposo, ojalá alguien llegará diciendo “hoy le tengo una buena noticia”. Atender al ciudadano, escuchar a la otra persona a veces también es valioso, y ayudar cuando se pueda. Ser esa mano amiga para trabajar todos los días y ayudar a mejorar la calidad de vida de la gente.

Decirles a las gestoras sociales que trabajen de la mano con sus equipos de gobierno, con sus esposos o familiares, y que estén ahí para ayudar a solucionar y darle voz a los que más lo necesitan.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar