Publicidad

Socios en la innovación e investigación

La cooperación académica-científica es un nuevo eje de  las relaciones entre ambas naciones.

Redacción Especiales
02 de octubre de 2009 - 11:15 p. m.

Colombia, por su ubicación geográfica privilegiada, riqueza natural y talento humano, se ha convertido en un socio estratégico de la región.

Como parte de la estrategia de internacionalización de la academia y las ciencias, el gobierno alemán promueve la cooperación académica y científica con los así llamados países emergentes.

A comienzos del año pasado se concretizó este propósito en una estrategia que busca explícitamente aprovechar el potencial que puedan tener la academia y la ciencia de estos países para las universidades y centros de investigación alemanes.

Detrás de ello hay una lógica tan simple como ineludible: para poder competir, el investigador moderno tiene que participar en redes de conocimiento de alcance global. Si bien el genio ayuda, el científico que hacía grandes descubrimientos a solas y en un pequeño laboratorio es cosa del pasado.

Para el gobierno alemán, Colombia es uno de esos países emergentes con los que se busca cooperar más estrechamente porque, gracias a sus recursos naturales, ofrece ventajas comparativas y dispone, al mismo tiempo, de investigadores de nivel internacional.

No es esa, curiosamente, la imagen que tienen la mayoría de los colombianos de su propio país ni tampoco, la verdad sea dicha, la que se tiene de Colombia en el exterior.

Sin embargo, esa es la visión de Colombia que se llevaron políticos y expertos alemanes que visitaron el país últimamente, entre ellos la Ministra Federal de Educación e Investigación, Anette Schavan, quien visitó a Bogotá en febrero de este año en compañía de una numerosa delegación de representantes de instituciones académicas, centros de investigación y organizaciones gubernamentales que promueven la cooperación científica internacional.

Durante una conferencia de prensa, la Ministra subrayó que el itinerario de su viaje por Latinoamérica incluía sólo a dos países más, Brasil y México, queriendo probablemente indicar con ello el lugar que se le asigna a Colombia como socio en Latinoamérica.

En la actualidad, la cooperación académica y científica colombo-alemana reposa, básicamente, sobre dos pilares: los contactos directos entre universidades y centros de investigación, por una parte, y, por otra parte, el intercambio académico.

Actualmente existen más de 65 convenios de cooperación entre instituciones académicas y de investigación de ambos países, entre ellos el más reciente, la asociación de cinco universidades colombianas y tres alemanas con el propósito de construir un centro de excelencia colombo-alemán en ciencias del mar (ver recuadro).

En cuanto al segundo pilar, el intercambio académico, los representantes en Colombia del servicio de intercambio académico alemán (DAAD, por su sigla en alemán) registran una intensificación notable a lo largo de los últimos años.


En sólo siete años la cifra de estudiantes colombianos en Alemania pasó de 500 a más de 1.300. Más diciente que la cifra como tal es el hecho de que el número de colombianos que cursan estudios universitarios o de posgrado en Alemania iguala prácticamente el de los estudiantes mexicanos y no está muy lejos del de los brasileños.

O sea que, considerando el tamaño de los países, los colombianos son, de lejos, el grupo de estudiantes latinoamericanos más numeroso. Más de 500 de ellos reciben becas del DAAD, otros tantos de instituciones alemanas como la Fundación Humboldt, las fundaciones políticas alemanas Friedrich Ebert, Konrad Adenauer y Hanns Seidel, así como fundaciones de las iglesias alemanas.

Ciencias del mar

La ciudad de Santa Marta será la sede del nuevo centro de excelencia colombo-alemán de ciencias del mar. Este centro científico es el producto de la cooperación entre la Universidad Nacional, la Universidad de Antioquia, la Universidad del Valle, la Universidad Jorge Tadeo Lozano y la Universidad del Norte con tres universidades alemanas, las de Gießen, Bremen y Kiel. El trabajo de estas universidades y la propuesta que surgió de él fue reconocido recientemente por el Ministerio de Relaciones Exteriores alemán, que aportará, a través del DAAD, la suma de un 1,4 millones de euros como apoyo al nuevo centro de excelencia. La iniciativa colombo-alemana participó junto con otros 40 proyectos en una convocatoria internacional cuyo objetivo era promover la excelencia en investigación. De este certamen resultaron premiadas cinco iniciativas, una de ellas la colombo-alemana. El centro de excelencia en Santa Marta servirá como una plataforma de intercambio y de cooperación científica entre los dos países, reuniendo a doctorandos e investigadores de alto nivel.

El DAAD

El Servicio Alemán de Intercambio Académico o DAAD, por su sigla en alemán, representa a las universidades alemanas en el exterior; promueve el intercambio académico y científico. En Colombia, el DAAD cuenta con un Centro de Información en Bogotá y dos representantes en las ciudades de Cali y Medellín. Dicha institución ofrece programas de becas y asesoría a estudiantes, científicos e instituciones de educación que buscan cursar estudios académicos o cooperar con instituciones en Alemania. Más información en www.icdaadcolombia.org

Por Redacción Especiales

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar