Publicidad

Tequila, la bebida del guerrero

ORÍGENES

El Espectador
13 de diciembre de 2007 - 09:43 a. m.

Los primeros que descubrieron esta ancestral bebida fueron los indígenas de Jalisco, en tiempos aztecas. Dice la leyenda que una fuerte tormenta cayó sobre un campo de ágaves (una planta parecida a la savia y de la que sale el tequila). Un rayo justo tocó el corazón de algunas matas y se convirtió en miel. Los indígenas pronto descubrieron que el jugo del agave, reposado por varios días, producía una bebida diferente, que alteraba la personalidad. Pronto todos lo consideraron como un regalo de los dioses.

Cuenta otra leyenda que, a la llegada de los españoles, Moctezuma II ofreció esta prodigiosa bebida al conquistador Hernán Cortés. Fue la corona española la que introdujo el proceso de destilación y purificación del tequila, hasta obtener lo que llamaron entonces un vino de mezcal o aguardiente.

En el siglo XVI, el tequila se convirtió en una fuente de riqueza. Para finales del siglo XVII, México ya contaba con fábricas que elaboraban la bebida.

Don Julio, ‘El tequilero real’

La famosa marca Don Julio no sólo es la número uno en México, sino la que ostenta el título de Súper Premium entre la mayoría de productos similares. Su historia es más bien reciente y nació de la mano de una familia cuyo apellido es toda una autoridad en el mundo del tequila.

Don Julio González fue un reconocido tequilero que, en 1942, fundó una de las destilerías más importantes de la época. Pero fueron sus hijos Francisco y Eduardo González quienes inmortalizaron su nombre en una botella hace 20 años.

En 1987, la familia González, para celebrar el aniversario del padre, conocido por muchos como ‘El Tequilero Real’, crearon una nueva bebida que bautizaron Don Julio y que salió de un cuidadoso añejamiento en barricas de roble. En poco tiempo, Don Julio se convirtió en el tequila más admirado.

Copas para el Tequila

Copa Cognac: ideal para beber el tequila añejo.

Vaso chupito: es una copa corta, un poco más ancha en la boca que en la base y con capacidad para 50 cc.

Copa caballito: es la copa tradicional del tequila, en forma de cilindro y un poco más alta y estilizada que la anterior, con capacidad para 2 onzas de la bebida.

Formas de tomar el Tequila

Puro: como el Don Julio

Con sal y limón: es una de las formas clásicas. Se pone una pizca de sal entre los dedos pulgar e índice, luego se muerde un pedazo de limón. Enseguida, con la lengua, se absorbe la sal de la mano e inmediatamente se bebe un buen trago de tequila.

Con toronja o jugo de limón y naranja.

En cócteles: los más tradicionales son Margarita, con jugo de lima y hielo frappé, y Vampiro, con jugo de tomate, limón, sal y salsa picante.

Por El Espectador

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar