31 Jan 2021 - 2:00 p. m.

Cesantías, aliadas para la compra de vivienda propia

Un ahorro con propósito

Aunque el mejor uso que se les puede dar a las cesantías es como un seguro de desempleo, cada vez son más los colombianos que acceden a ellas para cumplir sus propósitos de tener casa propia. Estos son algunos consejos de expertos.

Si bien el propósito principal de las cesantías es amparar al afiliado en caso de quedar desempleado o cesante, la ley colombiana permite destinar este ahorro también para el pago de educación del afiliado, de sus hijos, de su cónyuge o compañero/a permanente en entidades de educación superior y para vivienda. Además, se pueden usar para el pago de seguros educativos, compra de vivienda, liberación o mejoras de vivienda, compra de lote y el pago de impuestos.

Una prestación social a la que tienen acceso cerca de 9 millones de colombianos que cuentan con más de $14 billones a su disposición. Teniendo en cuenta esta cifra, lo más importante siempre será el buen uso que se haga de este ahorro, pues lo más conveniente es que se utilicen para solventar momentos de inestabilidad laboral o para concretar proyectos relacionados con vivienda y educación.

De acuerdo con Andrés Vásquez, vicepresidente comercial en el Fondo de Pensiones y Cesantías Porvenir, “el reto para las administradoras es concientizar a todos los afiliados para que les den un uso adecuado y responsable a las cesantías y sacarles el mejor provecho si se tienen planes de estudiar o si dentro del proyecto de vida se está contemplado comprar vivienda. Recordemos que las cesantías son un ahorro que permitirá hacer realidad todos esos proyectos”.

En esa línea, las cesantías son un gran aliado no solo en momentos de dificultad, sino que también son la pieza clave para concretar proyectos de realización personal, por eso, a la hora de disponer de estos recursos será primordial que la decisión se tome de forma responsable.

Solo en Porvenir, en 2020, los retiros de cesantías para vivienda sumaron $1,03 billones y 412.203 afiliados a esta AFP solicitaron esta prestación por este concepto. Es decir, que las cesantías sí apalancan ese proyecto de vida de muchos colombianos de tener casa propia.

Según Asofondos (Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantía), el retiro para compra de vivienda es uno de los más importantes en el uso de las cesantías, de ahí que en los últimos diez años se hayan retirado cerca de $11 billones para este motivo, mostrando la importancia de estos recursos como un gran aliado para que las familias puedan acceder a una vivienda. En 2020, el retiro para este uso alcanzó los $1,7 billones, no obstante, este rubro registró una caída del 4 % con respecto a 2019.

Cuando las cesantías se van a destinar a vivienda, es importante que el afiliado se haga las siguientes preguntas:

-¿Qué tipo de vivienda desean y pueden comprar? Vivienda de interés social, vivienda de interés prioritario, vivienda de recreo, etc. Dependiendo de esta modalidad aplican subsidios del Gobierno.

-¿Ubicación de la vivienda? Por la cobertura de las entidades que financian el inmueble.

-¿Cuánto dinero tengo ahorrado para la cuota inicial? Por ley de vivienda en la mayoría de casos pueden financiar hasta el 70 % por crédito de vivienda y hasta el 80 % por leasing habitacional.

-¿Monto y plazo a financiar? El monto y el plazo dependen de la capacidad de endeudamiento.

-Los ingresos y la experiencia en crédito son muy importantes a la hora de solicitar un crédito hipotecario.

Comparte: