Publicidad
29 May 2021 - 4:00 p. m.

Un libro para fomentar hábitos en familia

Héctor Mendoza, pediatra de la Universidad El Bosque y pionero en el método de alimentación complementaria BLW-BLISS en Latinoamérica, presenta su nuevo libro.
María Alejandra Moreno

María Alejandra Moreno

Periodista Especiales Editoriales
Con el método de alimentación complementaria BLW-BLISSEl el objetivo es generar una sana relación con la comida.
Con el método de alimentación complementaria BLW-BLISSEl el objetivo es generar una sana relación con la comida.
Foto: Demianastur

Las mujeres que están en esos primeros meses de crianza se enfrentan al proceso de descubrir y hacer la mejor elección para alimentar a su bebé y fomentar la buena salud desde sus primeros meses de vida.

Los pediatras recomiendan que la leche materna sea su principal fuente de alimentación, mínimo los primeros seis meses o si pueden más, y ya en la etapa de alimentación complementaria lograr una relación armoniosa para toda la vida.

Héctor Mendoza, pediatra de la Universidad El Bosque y pionero en el método de alimentación complementaria BLW-BLISS en Latinoamérica, presenta su nuevo libro Enséñales a comer para toda la vida, publicado por el sello Grijalbo, en el cual acompaña a las mamás, el grupo familiar y los cuidadores para definir factores comportamentales y hábitos que influirán en el niño.

“Realmente, esa relación con la comida empieza desde la infancia, en la etapa preconcepcional. El ciclo vital comienza desde la madre en una etapa muy temprana, cuando es niña y adolescente que se está preparando con los primeros hábitos de alimentación y eso será llevado cuando sea mamá”, dice Mendoza.

Pero no son solo hábitos nutricionales sino incluso la salud mental y algunos comportamientos; de allí la importancia de tener un equilibrio que genere bienestar y más en la nutrición. Por eso en el libro hablan de comer alimentos reales, como frutas, verduras y carnes. “Cuando hablamos de reales es que no han sido procesados ni empaquetados”, indica el autor.

Consumir estos alimentos cuida la salud de los niños, fortalece el sistema inmunológico y evita alergias. Lo interesante de esa alimentación para toda la vida es que llega para transformar los hábitos de la familia.

“No es que los papás coman alimentos diferentes, sino que den ejemplo a los niños y entre todos tengan un escenario de buena alimentación; esa es la clave”, explica el autor.

Esta alimentación, poco a poco, va formando esos hábitos saludables. En el libro hay un espacio de recetario con propuestas sencillas y nutritivas para que las mamás puedan hacer nuevas preparaciones no solo para los niños sino para la familia.

Algo interesante que proponen a través de las páginas es crear una buena relación con la comida. Por eso, Mendoza propone que los niños puedan descubrir sabores, texturas y comer cuando tengan hambre y no porque les toca y así generar esa relación.

“Hay que dejarlos que coman con la mano, que sientan los alimentos, que identifiquen sabores; eso les ayudará a desarrollar otras habilidades y también empezar a crear experiencias sanas con la comida”, concluye Héctor Mendoza.

Recibe alertas desde Google News