Publicidad
13 Dec 2021 - 11:00 a. m.

Una semilla de cambio para el futuro de los jóvenes

Ganador de la categoría Educación

Éder López, con 20 años, es el titán ganador de la categoría educación, un joven que les apuesta a la disminución de la deserción escolar y al cierre de brechas en Tumaco (Nariño), arrebatándole jóvenes a la delincuencia.
Una semilla de cambio para el futuro de los jóvenes
Foto: Mauricio Alvarado

“La educación es una herramienta fundamental para la transformación de vidas, especialmente de niños y jóvenes. También es clave para cerrar brechas de indiferencia y que la comunidad, especialmente en cabeza de los jóvenes, que deben tomar el liderazgo de Colombia, puedan transformarse e incidir en las problemáticas del país”, asegura el titán que, a través de su fundación Construyendo Paz y Medio Ambiente, ha capacitado a más de 2.600 jóvenes en temas ambientales, sociales y culturales.

“La fundación nació a raíz de la falta de oportunidades para los jóvenes en Tumaco. Poco menos del 5 % de los que se gradúan de bachiller logran ingresar a una universidad pública o a alguna carrera técnica, tecnóloga o profesional, lo que para nosotros es una problemática fundamental al ver la presencia de grupos armados ilegales”, dice Éder López Moreno.

Y añade: “He tenido que vivir de cerca la muerte de amigos y familiares por las economías ilegales, de ahí la necesidad de que estos jóvenes pudieran trazarse e identificar un proyecto de vida que les permitiera no solamente estudiar, sino emprender y liderar un proyecto o un modelo de negocio propio que le permita al joven poder sostenerse económicamente y aportarle a la comunidad”.

El objetivo de la fundación es transmitir conocimientos, valores y costumbres para formar jóvenes íntegros y competitivos. El trabajo en equipo, los objetivos planteados y los esfuerzos que está haciendo el tumaqueño con su labor permite que ese objetivo no solo se quede en su territorio, sino que se replique como un modelo en las grandes ciudades de Colombia, tal como lo sueña el titán. “Estoy convencido de que ese objetivo nos va a permitir solucionar muchas problemáticas que están de fondo en diversas zonas del país, donde muchas veces no se encuentra la clave ni la manera de empezar”, confiesa López Moreno.

“La Fundación Construyendo Paz y Medio Ambiente trabaja arduamente el componente de educación. Educamos en el tema deportivo, ambiental, de proyectos de vida, de habilidades para la vida, entre muchas otras, logrando un amplio portafolio de educación para que el joven tenga unas cualidades integras y competitivas al servicio de las comunidades”, enfatiza el titán.

Éder, líder de su territorio, conocedor de las dificultades del conflicto armado y la ilegalidad que hay en Tumaco, a través de esta iniciativa ha demostrado que por medio de un proyecto de vida todos los niños, niñas y jóvenes pueden salir adelante, además hace un insistente llamado a la importancia del servicio social, incentivando a trabajar en equipo y ayudarse mutuamente para salir adelante en un destino que, a pesar de sus dificultades, también está lleno de bondades naturales y culturales que sus habitantes pueden aprovechar.

La educación ha sido el camino para que Éder López Moreno encamine el exitoso futuro que sueña no solo para él, ni su comunidad, sino para todo el país. Un titán que llegó con algo distinto en el alma, una fuerza que lo inspira a transformar el mundo.

Síguenos en Google Noticias