Gastronomía y recetas
Publicidad

El Papá de los Asados, un festival que celebra la parrilla y la unión familiar

La Hacienda San Rafael, al norte de Bogotá, será el escenario en donde 35 restaurantes de la ciudad, ofrecerán este 17, 18 y 19 de junio lo mejor del mundo de los asados.

Tatiana Gómez Fuentes
17 de junio de 2023 - 09:00 a. m.
Un festival gastronómico que se realizará en Bogotá el 17, 18 y 19 de junio.
Un festival gastronómico que se realizará en Bogotá el 17, 18 y 19 de junio.
Foto: Getty Images/iStockphoto - DENIZTOPRAK

The Gula Group, el colectivo creador de experiencias disruptivas en torno a la gastronomía y a su potencialización como industria, vuelve a lanzarse al ruedo con un evento que reúne a los mejores de la parrilla en la capital colombiana en un festival que tendrá como ingrediente principal el amor por papá. Andrés Mera, Alejandro Escallón, Laura Sánchez y Nicolás Martínez están detrás de la idea que ya suena en el sector gastronómico de Bogotá, dejando en evidencia su propósito principal, enaltecer y evidenciar el significativo nivel de esta industria en la ciudad.

Con una curaduría rigurosa, los organizadores del evento y cuatro foodies del país, escogieron 35 de los mejores restaurantes de asados de Bogotá para que prendan las brasas de sus parrillas este 17, 18, y 19 de junio y demuestren por qué hacer un buen asado es todo un arte. Laura Sánchez, cofundadora y directora de The Gula Group, habló para El Espectador de la experiencia que se llevará a cabo desde hoy sábado y de la importancia de la identidad citadina en este tipo de festivales.

¿Cómo nació la idea de negocio de The Gula Group”

De un sueño compartido. Nació en una conversación de sofá (risas). Somos cuatro socios a los que les encanta crear, siempre hemos tenido claro que queremos trabajar en la identidad de Bogotá a través de la gastronomía. Estamos interesados continuamente en que la gente entienda y se compagine con las dinámicas culturales y positivas que ofrece la ciudad, así que decidimos trabajar en crear y conectar experiencias gastronómicas con los propósitos de las marcas existentes en el mercado, con el objetivo de conquistar al consumidor contemporáneo con actividades e iniciativas que los sorprendan, utilizando la comida como una interacción para fortalecer este sector de tanto impacto en la sociedad.

Alejandro, Nicolás, Andrés y yo nos movemos bajo cuatro objetivos claros: somos entusiastas, nos apasionan los retos y cada proyecto en el que nos metemos tiene factores diferenciales e innovadores, también somos comodidad porque llevamos a cabo toda la gestión de estas iniciativas para atraer clientes, somos creativos y muy analíticos, todas nuestras estrategias están enfocadas a dar resultados con éxitos concretos. Todo este trabajo se ha visto evidenciado en los festivales gastronómicos que hemos llevado a cabo los últimos años: Burgerville, A Cielo Abierto y el nuevo lanzamiento de este año que nos tiene emocionados y muy expectantes, El Papá de los Asados.

¿De dónde surge la iniciativa de El Papá de Los Asados?

Del concepto de creatividad que manejamos constantemente. Ya habíamos hecho algo con la hamburguesa, así que había que pensar en algo que despertara el interés de la gente, y ahí fue donde nos dimos cuenta de que los asados siempre han sido la mejor forma de reunir a toda las personas, esto, sumado a nuestro amor por la gastronomía, puso a andar la idea.

Alejandro había viajado a Memphis el año pasado a una feria de asados, un evento de alta importancia en EE. UU. y llegó consternado. Cuando nos encontramos nos dijo que se había llevado una gran sorpresa del evento porque a quienes les servían la comida era a los jurados y el comensal en cierto modo quedaba “relegado”. Allá le tocó hacerse amigo de algunas personas para poder probar lo que estaban ofertando, él lo definió como una experiencia muy desafortunada. Luego de eso habló con Nicolás y empezaron a soñar esta nueva iniciativa, con un tercer producto que todo el mundo reconoce y que nadie puede perderse de vista.

En ese momento no sabíamos en qué nos estábamos metiendo, organizar este tipo de festivales es muy complejo, sin embargo, cuando se empieza a ejecutar un plan de acción se descubren varias aristas. Debíamos ponernos a la tarea de encontrar las mejores propuestas de asados de la ciudad, establecer también las diferentes propuestas en torno a esta propuesta y encontrar la locación ideal para llamar la atención de los comensales, de verdad fue y sigue siendo satisfactoriamente titánico.

No deje de leer: “La gastronomía colombiana es sinónimo de sabrosura y perrenque”: Rodrigo Pazos

¿Cuánto tiempo les ha tomado organizar el festival?

Estamos trabajando en esto desde noviembre del año y todos los días siguen existiendo cambios, sobre todo porque es un evento con una complejidad particular. Hay restaurantes que manejan fuego, otros que manejan carbón, gas, así que hay que entender muy bien las técnicas de cocción y las dinámicas de los establecimientos para que todos puedan estar en el mismo lugar. Nosotros no paramos, vivimos de ajuste en ajuste para que todo salga más que bien y creo que ahí está el éxito de nuestras iniciativas.

Esta nueva idea ha representado un reto muy chévere hasta con la fecha. Cuando empezamos a revisar el calendario nos dimos cuenta de que íbamos a utilizar un momento de alta oferta y demanda comercial, el Día del Padre. Al principio casi que “entramos en pánico” pero luego vimos la situación como una oportunidad para celebrar a los papás de la ciudad. Realmente no se trata solo de que la gente vaya a comer rico, también es un espacio para compartir en familia. Creo que es la línea principal por la que caminamos, le damos mucha prioridad al plan social y lo mejor de todo esto es que hay espacio hasta para llevar a las mascotas, al final ellas son parte de las casas colombianas.

También es importante resaltar que estos eventos también hacen pedagogía, en el país hace mucha falta la cultura gastronómica y lo que no sabemos es que con ella podemos ganar todos, se eleva el nivel crítico de los comensales, se visibilizan propuestas curadas y eso también hace que la industria tenga mayor relevancia en el sector económico. Nosotros estamos mostrando otra cara de la ciudad.

¿Por qué decidieron apostarle a este festival con la participación de foodies y no de chefs expertos en estas técnicas?

Yo creo que estas decisiones se dan por los aprendizajes que dejan los mismos festivales. Lo que hemos hecho es capitalizar la credibilidad que tienen los foodies con la cercanía que tienen con los usuarios y su misma experiencia como comensales, a través de las reseñas de restaurantes que divulgan en sus plataformas digitales.

Ahora, no es cualquier foodie tampoco, todos los seleccionamos con la seriedad y rigurosidad del caso. Pienso que la comida y la gastronomía son subjetivas y no promueven una verdad absoluta, eso es lo rico de vivir el proceso, todos los paladares son diferentes y creo que ahí es donde está la importancia de ese foodie. Si hay personas que lo siguen es porque están alineados a sus gustos, a la comida casual que muestran, quizá a los alimentos más gourmet que los conquista y al final todos se encuentran en el camino para llevar un concepto gastronómico a otro nivel.

Este año contamos con la participación de Alejandro Escallón de @Bogotaeats, María Paula Rodríguez de @Foodinbogota, María Camila Burbano de @Bogotacomidas y Antonio Rodríguez y Daniel Guerrero de @somoslosinsaciables.

Cuando empezamos a revisar el mundo de los asados, estos cuatro foodies nos mostraron lugares que nosotros no teníamos contemplados y donde ellos ya habían vivido experiencias que podrían funcionar para el evento, tanto así que decidimos salirnos del parque El Chicó y movernos esta vez hasta Colina Campestre para hacer el evento más asequible para todos. Esto se trata es de seguir creando experiencias para la ciudad, fortaleciendo su identidad con propuestas donde al final conducen a que Bogotá sea una capital gastronómica en América Latina.

¿Cómo seleccionaron los restaurantes participante de El Papá de los asados?

Nos sentamos con los cuatro foodies y entre todos creamos una lista amplia de las opciones que a cada uno le gustaba alrededor de los asados. Empezamos a filtrar un poco revisando los que tenían un concepto más hacia lo colombiano, otros que se enfocaran en el sur de EE. UU. -que son los más tradicionales- y a partir de ahí hicimos un trabajo proactivo de invitar a los restaurantes para conocerlos y encontrar eso que estábamos buscando. No abrimos una convocatoria de restaurantes, escogimos los que están en la escena gastronómica porque para tener un festival que atienda y que preste un buen servicio a 25 mil personas, necesitamos un mínimo de operación.

Los restaurantes que servirán a los fanáticos de este sabor durante los tres días de festival serán: Andrés Carne de Res, Arpricarnes, Austin’s Texas BBQ, Carnícolas, Compañía Casa de Rey, El Chori Charrúa, El Día Que Me Quieras, El Libanés, El Pantera, Fiero, Gauchos, Gordo, Juan Burgers, Koyote Barbacoa, La Bonga del Sinú, La Cabrera, La Casona de Luis, La Coa Barbecue, La Fama, Longo’s, Lorenzo El Griego, Los Torres, Los Valientes, Oak Ahumados, Pollos Pérez, Rancho MX, Renata, Rokko, Señor Chicharrón, Sirloin, Toro Azul y Tremé, entre otros.

Puede continuar leyendo: “Un ingrediente tiene el poder de transformar vidas en cada mordida”: Débora Fadul

¿Habrá espacio para los emprendimientos en esta nueva entrega?

Claro que sí, vamos a tener emprendimientos, pero no diría que hacia lo gastronómico únicamente, sin embargo, con Hecho en Bogotá, un programa de la Secretaría Distrital de Desarrollo, queremos darle visibilidad a emprendedores que tienen buenas ideas de negocio y que pueden aportarle al desarrollo económico de la ciudad, en total participarán diez emprendedores.

También vamos a hacer algo muy bonito con Oreo en esta nueva edición. Estamos buscando cuatro emprendimientos de postres para que creen una propuesta de dulce fabulosa y la presenten en este festival de sabor. Con estos espacios nos han pasado cosas grandiosas, incluso hay emprendimientos que han abierto sus negocios y se han convertido en unos exponentes de lo que significa emprender en Colombia.

¿Cuáles serán los precios de las diferentes propuestas que tendrán a la mano los comensales?

Hay platos fuertes desde $20.000 hasta $50.000, eso depende de cada restaurante.

Hablemos de las tres zonas que estarán habilitadas para los visitantes del festival

Para esta primera edición el universo de los restaurantes estará dividido de acuerdo con el origen de la oferta gastronómica. La primera zona será un tributo a los asados colombianos, ¿quién se resiste a una mazorca o a una ternera a la llanera?, la segunda zona será de BBQ estadounidense, costillas, ahumados y la magia de la cocina sureña, y por último, la tercera zona será de asados del mundo, una variedad de sabores pasando por los asados argentinos, los uruguayos, los griegos, los mexicanos y hasta los árabes.

Gauchonfire, será el invitado internacional de este festival. ¿Cuál es la propuesta gastronómica con la que se robará todas las miradas?

Este es un chef que crea experiencias culinarias únicas utilizando fogones de llama abierta y técnicas de cocina centenarias que logran representar al tradicional asado uruguayo. Viene los tres días a cocinar en vivo, a mostrar el mundo de los asados y todo lo que hay detrás de él. Queremos que haya un homenaje a esta icónica propuesta y no hay una mejor forma de hacerlo que descubriendo sus sabores en nuestro país, una cuna gastronómica que siempre tiene sorpresas para el comensal.

¿De qué manera este tipo de eventos fortalecen la economía del país y le dan importancia a la gastronomía colombiana en el mundo?

Creo que lo hace en varios niveles. Primero en un nivel interno, generando cultura y visibilizando todas las ofertas gastronómicas que tiene la ciudad, con una curaduría y una transparencia que hace que todo vaya por el camino que es. Segundo porque está demostrado que este tipo de iniciativas han servido para salir victoriosos de una pandemia que golpeo fuertemente la industria y tercero porque eventos como este hacen mucho ruido en el sector. Los ojos internacionales cada vez están más puestos en nosotros, nos están volteando a mirar por nuestra identidad, por nuestras raíces e incluso por nuestra creatividad y es muy importante que esto pase porque nos estamos volviendo una capital gastronómica de América Latina.

No pierda de vista: “El poder de ellas”, el movimiento que impulsa a los emprendimientos femeninos

Si te gusta la cocina y eres de los que crea recetas en busca de nuevos sabores, escríbenos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com) para conocer tu propuesta gastronómica. 😊🥦🥩🥧

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar