Gastronomía y recetas
Publicidad

Muerte de Fernando Botero: sus obras sobre comida, gastronomía y su significado

“La naturaleza muerta con las sandías”, “Bananos”, “Canasta de frutas” y “Bodegón con sandía”, fueron algunas de las pinturas del artista colombiano que dieron de qué hablar y que evidenciaron realidades escondidas de diferentes escenarios sociales.

Redacción Gastronomía y recetas
15 de septiembre de 2023 - 10:30 a. m.
Obra artística de Fernando Botero donde se representan objetos simples, convertidos en "formas monumentales y atrayentes".
Obra artística de Fernando Botero donde se representan objetos simples, convertidos en "formas monumentales y atrayentes".
Foto: Bodegón pintado al óleo / Fernando Botero

Fernando Botero fue un artista plástico colombiano que recorrió sus mejores años en el mundo del arte entre París, Colombia y Nueva York. Sus obras, reconocidas por la autenticidad y la creatividad a través de figuras voluptuosas y fusiones de colores, le dieron la posibilidad de explorar el mundo artístico no solo con esculturas, sino también con pinturas que le hacían oda a sus raíces y a su identidad, los alimentos allí plasmados, se convirtieron en verdaderos protagonistas de sus cuadros.

Las sandías fueron inspiración para este hombre que nació en “una Medellín resguardada por las montañas”, en la que hizo sus primeros trazos. Reconocía que muchos pintores exaltaban los colores de diferentes frutas como los melones. Sin embargo, él encontró en la también conocida patilla, un color fucsia “tan llamativo” e “imponente” que no podía perderlo de vista.

¿Por qué Fernando Botero durante su vida artística pintó naturalezas muertas con frutas?

Expertos en el tema afirman que “este tipo de obra de arte que representa objetos inanimados, generalmente extraídos de la vida cotidiana, que pueden ser naturales o hechos por el hombre en un espacio determinado”, fueron una verdadera inspiración para el paisa, quien encontró en la gastronomía elementos que daban respuesta a este concepto, aterrizándolo en pinturas en las que los alimentos se destacaron por tener formas redondas y muy grandes.

Botero manifestó en varias ocasiones que las naturalezas muertas le permitieron explorar con el color, una de las cosas que más le apasionaban en su arte porque le permitía sentirse libre y representar diferentes alimentos de forma pictórica, la misma que le dio paso a obras como “La naturaleza muerta con las sandías”, “Bananos”, “Canasta de frutas” y “Bodegón con sandía”, solo por mencionar algunas.

Los bodegones fueron un tema recurrente en la escena de este artista, afirmaba que estos hicieron parte de los grandes clásicos del arte y que se caracterizaron por evidenciar la cocina cruda. No obstante, con el paso de los años muchos pintores y retratistas se dieron a la tarea de mostrar comida preparada, dándole una verdadera relevancia a lo que se conocía en su medio como “pintura popular”.

Le puede interesar: Leonor Espinosa, chef colombiana: “A mí la fama no me gusta”

Botero era un hombre arriesgado y fiel defensor del arte, de su arte. Sus obras hablaban de las realidades que se escondían en varios escenarios y dentro de sus cuadros más representativos se destacaron “Mujer comiendo una banana” y “La comida con Ingres y Piero della Francesca”.

“Mujer comiendo una banana” (1982)

En esta obra de arte aparece un bodegón con frutas, representadas en un juego de tonalidades que le permite ver a los amantes de sus pinturas un mensaje que transmite fuerza y que le da un verdadero significado al arte del buen comer, un concepto que a simple vista habla de prosperidad y que se convierte en un “signo” de salud. Un cuadro que retrata casi a la perfección el hedonismo, una corriente en la que el placer es el verdadero protagonista.

“La comida con Ingres y Piero della Francesca” (1972)

El artista hace un autorretrato en esta obra. Los alimentos siguen cobrando relevancia. Todos los elementos allí representados tienen gran volumen y hablan de “una realidad imaginada”. En ella aparecen Piero della Francesca, pintor del renacimiento italiano, y Jean-Auguste-Dominique Ingres, pintor francés del período neoclásico, compartiendo con el colombiano

Significado de sus obras basadas en comida

“La naturaleza muerta con sandías” (1992)

Una de sus pinturas más reconocidas. Muestra objetos y frutas desproporcionadas y exageradas. Botero afirmaba que esta representación artística era una respuesta a la “presencia de volumen y la realidad de la vida”.

“Bananos” (1990)

El color amarillo como protagonista en una pieza de arte contemporáneo que ocupa casi la mitad de la mesa. En palabras de Botero “Trabajo con cuatro colores que son el amarillo ocre, el azul cobalto, el rojo cadmio y el verde esmeralda. Y el blanco y el negro. Punto. No más. Y todo sale de ahí”.

Para destacar: “Un ingrediente tiene el poder de transformar vidas en cada mordida”: Débora Fadul

“Canasta de frutas” (1973)

Frutas que exponen diferentes tonalidades y que hacen juego con grandes tamaños con el objetivo de captar la atención del espectador. Una muestra de abundancia que viaja por distintos sabores donde las uvas y los bananos, en su mayoría, despiertan los sentidos.

Si te gusta la cocina y eres de los que crea recetas en busca de nuevos sabores, escríbenos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com) para conocer tu propuesta gastronómica. 😊🥦🥩🥧

Por Redacción Gastronomía y recetas

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar