Gastronomía y recetas
Publicidad

Receta para preparar unos esponjosos masmelos

Una receta divertida para hacer en casa. Ideales para acompañar chocolate caliente en las fiestas venideras.

Viridiana Navarrete, chef / @viricookss
29 de noviembre de 2023 - 10:00 a. m.
Una golosina americana imperdible para el paladar.
Una golosina americana imperdible para el paladar.
Foto: Getty Images/iStockphoto - Julia Klueva

Un poco de la historia de los masmelos

También conocidos como nubes, malvaviscos y esponjita, este dulce tradicional tiene como característica principal una textura suave y muy esponjosa. Cuenta la historia que esta golosina apareció por primera vez en la escena gastronómica gracias a los antiguos egipcios en los años 2.000 a. C. y que quienes la consumían eran los dioses y la realeza.

La receta tradicional tenía como ingrediente principal el “extracto de la raía de una planta herbácea” conocida como Althaea Officinalis. Su comercialización comenzó a finales del siglo XX y su forma característica es un cilindro donde la maizena y el azúcar glas se fusionan para conquistar paladares. Son ideales para consumir con un buen chocolate caliente, y algunos comensales apelan a la creatividad asándolos en fogatas para disfrutar su textura.

Puede interesarte: “El Chato” se posiciona como el segundo mejor restaurante de Latinoamérica

Gastronomía: Americana .

La vainilla será el toque de sabor de esta golosina

  • Tiempo de preparación: 15 minutos.
  • Tiempo de cocción: 240 minutos.
  • Porciones: 10.

Ingredientes

  • 15 gramos de gelatina sin sabor
  • 1/2 taza de agua tibia
  • 1 1/2 taza de azúcar
  • 1 taza de jarabe de maíz
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1/2 taza de agua
  • 1 cucharada de vainilla
  • Azúcar glass

No dejes de leer: Julia María Vivas, un lazo en la cocina colombiana para saborear el Pacífico

Preparación

Hidrata en el tazón de la batidora la gelatina sin sabor.

Mientras tanto vierte en una olla azúcar, jarabe, sal y agua. Lleva al fuego y usa un termómetro.

Mezcla constantemente hasta que haya llegado a una de temperatura de 240 °F.

Empieza a batir la gelatina sin sabor y poco a poco agrega la mezcla del jarabe que hiciste en el paso anterior. Asegúrate de hacerlo pegado al tazón para no hacer un desastre. Lentamente incorpóralo hasta que se haya terminado sin dejar de batir.

Sigue mezclando y fíjate como la mezcla irá cambiando de color y textura. Hazlo por 15 minutos aproximadamente.

En un recipiente engrasado vierte la mezcla, puedes alisarla con una espátula y un poco de agua. Déjala reposar por 3 o 4 horas.

Desmolda y cubre con azúcar glass. Sirve y disfruta.

¡Trucos de la abuela!

Si te gusta la cocina y eres de los que crea recetas en busca de nuevos sabores, escríbenos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com) para conocer tu propuesta gastronómica. 😊🥦🥩🥧

Por Viridiana Navarrete, chef / @viricookss

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar