“Mi hija está enferma por inhalar carbón”: daño ambiental y social en Buenaventura

El Espectador estuvo en Buenaventura para documentar si es cierto o no el daño ambiental, que la Procuraduría catalogó de “inexistente” la semana pasada, cuando le abrió investigación disciplinaria a funcionarios del Gobierno. Los testimonios de pobladores que denuncian impactos a su salud abundan. Consultamos a un reconocido médico salubrista del país que explicó qué impactos tiene respirar aire con partículas de carbón.

27 de mayo de 2024 - 10:00 p. m.
Kiara Bedoya, de 13 años, tiene problemas respiratorios causados por el polvillo de carbón.
Kiara Bedoya, de 13 años, tiene problemas respiratorios causados por el polvillo de carbón.
Foto: Sebastián López Ramírez

Desde la terraza de su casa en el barrio Nayita, Wendy Matamba mira hacia la pila de carbón que tiene por vecina y luego mira a su hija Kiara, de 13 años. En sus manos lleva el inhalador y la máscara de oxígeno que carga siempre consigo para estar lista para responder a cualquier falla respiratoria, o incluso alguna de las convulsiones que sufre Kiara desde que tenía un año. “No nos lo estamos inventando, esa carbonera a cielo abierto nos ha causado muchos problemas. Mi hija no puede respirar bien por culpa del polvillo de carbón. Nos hemos quejado muchas veces, incluso hemos demandado, pero nadie hace nada”, dice Wendy con impotencia mientras los ojos se le llenan de lágrimas.

El Espectador estuvo en Buenaventura para documentar si es cierto o no el daño ambiental, que la Procuraduría catalogó de “inexistente” la semana pasada, cuando le abrió investigación disciplinaria a varios funcionarios del Gobierno Nacional, por detener la concesión de la prórroga del muelle 13 en esta ciudad. En la reportería, recogimos testimonios desgarradores de pobladores de los barrios Nayita y Mayolo del patio donde la empresa Inatlantic, parte de Grupo Portuario y Ventura Group, almacena el carbón a cielo abierto que luego embarca en el puerto.

Lea aquí la investigación completa: Ahogados por el carbón: los barrios de Buenaventura que demandaron a Ventura Group

“Aquí mismo en este país, en otros puertos, no se permite una cosa de esas. Si pusieran una carbonera a cielo abierto en el puerto de Santa Marta, todo el mundo pegaría el grito en el cielo. ¿Por qué en Buenaventura tenemos que aguantarnos esto? No lo entiendo”, agrega Wendy y empuña con más fuerza el inhalador de su hija.

En video: Vecinos del carbón: así se vive en los barrios Nayita y Mayolo de Buenaventura

Para entender qué impactos a la salud están documentados en la ciencia sobre la permanente exposición a un aire contaminado por partículas de carbón mineral, consultamos a Luis Jorge Hernández, médico epidemiólogo y salubrista, profesor de la Universidad de los Andes:

¿Qué produce la inhalación de partículas de carbón mineral en la salud?

Este polvo de carbón puede tener varios tamaños. Puede ir desde partículas en suspensión total, que es el que llaman hollín, que es el material grueso, y evidente, pero puede haber material más fino y menos visible, de 2.5 micras, que aunque no sea tan visible, también penetra las vías respiratorias. Esto puede producir inflamación del endotelio, o sea, de los vasos de las células que recubren el tracto respiratorio y puede permanecer a largo plazo en los pulmones.

¿Qué enfermedades están asociadas a respirar aire contaminado con partículas de carbón?

Esto afecta la salud de las personas, puede producir enfermedades crónicas como síntomas compatibles con asma, bronquitis y otras enfermedades graves como neumoconiosis, que es cuando el pulmón se pone negro, o la silicosis, producida por el polvo de sílice, asociado a la producción carbonífera, o inclusive cáncer de pulmón. También puede causar efectos leves como, por ejemplo, irritación en la piel, ojos, conjuntivas y garganta.

¿Qué impactos a la salud trae esta exposición en niños y adolescentes?

En edades tempranas, como en niños y adolescentes, esa exposición a inhalar un aire con partículas de carbón genera un crecimiento reducido de su función pulmonar en niños y adolescentes, que se manifiesta con síntomas compatibles con asma, como el silbido en el pecho, cierre de bronquios. Esto con el tiempo puede llevar a bronquitis crónica o a Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (Epoc), enfisema pulmonar o enfermedades respiratorias en general.

Entonces se trata de una generación de niños y adolescentes que van a ser enfermos respiratorios y cardiovasculares, por eso hay que prestarle atención al tema. Hay primero que evitar esas fuentes de emisión, segundo, mitigarlas al máximo, pero a veces no hay buenas prácticas en eso. No se mide tampoco su impacto y no se formulan correctivos.

¿Qué población es más vulnerable entonces a respirar esta contaminación por carbón mineral?

Hay tres grupos de población más sensibles que son los niños, sobre todo entre los 0 y 5 años, porque los niños de esa edad respiran más rápido. Un adulto puede respirar doce veces por minuto, un niño en esas edades, entre 15 a 20 veces por minuto, entonces tiene más recambio de aire contaminado. Este tipo de exposición de contaminación en el aire por carbón está asociado a bajo peso al nacer e incluso a aborto. Los adultos mayores de 65 años son vulnerables también, porque su sistema pulmonar ya puede tener enfermedades de base, entonces claro que afecta especialmente a esta población.

¿Qué políticas públicas pueden mejorar este entorno?

Lo primero es que hay que exigir que estos impactos se estén midiendo, porque suelen estar asociados a prácticas inadecuadas en el cargue de carbón. Ahora esta industria siempre va a generar contaminación, porque estas partículas viajan por el viento y las personas terminan inhalándolo.

En la demanda colectiva del barrio, que está en etapa de pruebas en el Tribunal Administrativo del Valle, están allegadas las epicrisis de dos personas que murieron por tuberculosis y que ellos relacionan con la industria carbonífera, ¿puede tener alguna relación?

Sí, total, porque a los contaminantes del aire, que en este caso es ese material particulado, se pegan los virus y bacterias. Ese material particulado sirve de vehículo transportador. Eso lo aprendimos con el covid-19, una forma de prevenir el contagio es mejorar la ventilación y la calidad del aire.

Consulta más temas de Investigación 🔍📓 de El Espectador aquí.

Si te interesan los temas de Investigación y quieres opinar sobre nuestro contenido y recibir o compartir más información, escríbenos al correo de Natalia Herrera Durán (nherrera@elespectador.com) o al InvestigacionEE@proton.me.

Por David Riaño Valencia

Periodista especializado en Derecho Internacional de los Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario. Ha investigado la guerra desde Rutas del Conflicto y la Comisión de la Verdad. Aprendió a analizar datos en el DANE y a rastrear corrupción en la Agencia Nacional de Contratación Pública. davidrianovdriano@elespectador.com

Por Natalia Herrera Durán

Subeditora de la sección Investigación de El Espectador. Fue hasta mayo de 2021 editora de Colombia+20. Le interesan los temas judiciales, políticos y de denuncia de violaciones a los Derechos Humanos.@Natal1aHnherrera@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar