9 Mar 2021 - 10:20 p. m.

A la cárcel fotógrafo Alex Cruz, a quien Diana Quirós denunció por abuso sexual

La fotógrafa Diana Quirós denunció pública y penalmente a su colega Daniel Alexander Buitrago Cruz, quien la habría abusado sexualmente, luego de suministrarle una sustancia psicoactiva conocida como “polvo de ángel”. Cruz no aceptó los cargos, sin embargo, deberá defenderse bajo privación de la libertad, por orden de un juez de control de garantías.

El juzgado 20 de Control de Garantías dictó medida de aseguramiento preventiva en contra de Daniel Alexander Buitrago Cruz, más conocido como Alex Cruz, quien fue imputado como el presunto autor de acceso carnal violento en contra de la fotógrafa Diana Quirós. El despacho consideró que existen elementos para inferir que este hombre habría suministrado a su compañera una sustancia química para dejarla en estado de indefensión y, posteriormente abusar sexualmente de ella, en hechos ocurridos entre el 26 y 27 de febrero de 2021. Durante la jornada de este martes, también se realizó la imputación de cargos contra el reconocido fotógrafo.

Antes de leer la imputación de cargos, la fiscal Isabel Cristina León le advirtió a Daniel Alexander Buitrago Cruz que la Fiscalía contaba con un amplio acervo probatorio entre los cuales reposan el dictamen médico de la Clínica Palermo al que se sometió Diana Quirós, la valoración sexológica, la respuesta por parte de toxicología respecto a una sustancia encontrada en cuerpo de Quirós, mensajes vía WhatsApp, entre otros. La diligencia virtual inició después de las 3:00 de la tarde y contó con la asistencia del presunto agresor, quien fue capturado en la mañana de ayer, lunes 8 de marzo. (Lea también: Capturan a Alex Cruz, a quien fotógrafa Diana Quirós denunció por abuso sexual)

Daniel Alexander Buitrago Cruz, más conocido como Alex Cruz, fue denunciado por la fotógrafa de bodas, Diana Quirós, quien asegura que su colega le suministró una sustancia que la dejó inconsciente por algunas y la violó, en un apartamento de Bogotá. De acuerdo con Diana Quirós, quien habló con El Espectador el pasado 5 de marzo, los hechos ocurrieron el 26 de febrero, cuando se encontró con el fotógrafo Buitrago en Bogotá, luego de acordar un contrato para registrar un matrimonio en Villa de Leyva. Ambos artistas gráficos se habían conocido desde hace tres años e, inclusive, habían trabajado juntos en una boda celebrada en Medellín.

Una noche antes del matrimonio, Diana Quirós y Alex Cruz pactaron hospedarse en el apartamento de la “hermana del fotógrafo” en Bogotá y, en la madrugada del 27 de febrero, partir rumbo a Villa de Leyva. Sin embargo, cuando ambos llegaron al edificio, la fotógrafa asegura que en el apartamento se encontraba un hombre, quien se identificó como el hermano del capturado y luego se fue de lugar. En ese momento, empezó lo que sería una noche de horror para la fotógrafa. Lo que ocurrió después fue narrado con detalle por la fiscal del caso.

“Cuando previamente se encontraban compartiendo después de la recogida de ella en el aeropuerto, estaban compartiendo cerveza, usted (Alex Vargas) procede a fumar marihuana y ella no recuerda nada más hasta las 2:00 a.m., cuando ella se despierta pero porque se siente asfixiada y ella está acostada, desnuda, usted también desnudo. Se encuentra en la cama de la habitación principal. Usted está encima de ella, la está como asfixiando, la estaba penetrando vía vaginal”, describió la fiscal. Posteriormente, en su relato, la funcionaria señaló que Diana Quirós logró salir de la habitación y refugiarse en la habitación contigua donde encontró su ropa y se vistió. (Le puede interesar: “No quiero que esto le pase a alguien más”: fotógrafa denuncia violencia sexual)

Luego, dice la fiscal, Quirós logró establecer comunicación con una amiga que reside en Australia quien le ayudó a pedir un Uber para, finalmente, salir del apartamento. “Para este caso estamos afirmando que esta persona fue puesta en incapacidad de resistir. Ante el resultado del examen practicado en el Instituto de Medicina Legal dio resultado positivo para fenciclidina, una sustancia conocida también como ‘polvo de ángel’ (...) una droga psicoactiva clasificada como anestésico disociativo, que fue utilizado como inductor anestésico y retirada del mercado posteriormente debido a los efectos adversos”, señaló la funcionaria.

La fiscal León añadió que esta sustancia tiene un efecto de entre 30 y 90 minutos, y que mezclarla con otras sustancias como alcohol puede llevar a importantes estados de inconciencia que podrían generar el coma o la muerte. Ante esto, la representante del ente investigador indicó que el acceso carnal presuntamente cometido por el Alex Cruz tiene el agravante de que se cometió en una persona que estaba en incapacidad de resistir. Pero no es el único aspecto que agudizaría la situación judicial del fotógrafo. Otro punto que resaltó la fiscal tiene que ver con que Diana Quirós confiaba en él, lo consideraba un amigo y colega con quien se sentía tranquila.

Para la representante de la Fiscalía, Cruz actuó con dolo, es decir, con voluntad e intención de violentar a su compañera. El ente investigador, además, informó que el fotógrafo no tiene antecedentes judiciales y que haciendo una estimación, Alex Cruz se podría enfrentar a una posible condena de entre 16 y 30 años de prisión por el delito de acceso carnal violento en contra de Diana Quirós. Aunque la Fiscalía le puso de presente al procesado que, de aceptar cargos, podría obtener un descuento del 50% de la pena, Cruz no se allanó a los cargos.

Fiscalía pide medida de aseguramiento en cárcel

Luego de que Alex Cruz quedara formalmente imputado, la fiscal Isabel Cristina León pidió la medida de aseguramiento en establecimiento carcelario contra el fotógrafo. La funcionaria empezó contando más detalles de los hechos para confirmar que Diana Quirós en sus declaraciones ante diferentes autoridades ha sido “muy clara”. Explicó que la fotógrafa llegó desde Medellín a Bogotá a eso de las 6:00 de la tarde del 26 de febrero de 2021 y en el aeropuerto la estaba esperando su amigo Alex Cruz con quien había acordado realizar un trabajo de fotografía al día siguiente en Villa de Leyva.

El 25 de febrero, Quirós había realizado una reserva en un hotel ubicado en Palermo para quedarse durante esa noche pues al día siguiente viajaría con su colega a realizar el trabajo. La Fiscalía dice tener las pruebas que constatan dicha reserva y la cancelación de la misma, que se produjo luego de que Alex Cruz le ofreciera a su compañera quedarse a dormir en el apartamento de su hermana. Él, según el relato de Diana, reiterado por la fiscal, le dijo que ella se quedaría a dormir en la habitación del hijo de su hermana, a lo cual ella aceptó. En efecto, narra la fiscal, Cruz recogió a Quirós en el aeropuerto y ambos se trasladaron a un conjunto residencial ubicado en Castilla, Bogotá.

Al llegar, narra la funcionaria, Cruz le pidió a su compañera que lo esperara en el lobby mientras él subía las maletas y así ocurrió. Luego, ambos salieron a buscar algo de comer, pero no encontraron nada abierto, así que entraron a un supermercado y compraron comida para preparar y un six pack de cerveza. Cuando regresaron al apartamento y Diana Quirós se encontró con que había un hombre en el lugar que se presentó como hermano de Alex Cruz y, poco despues, se retiró del sitio. Ella se quedó sola con su compañero. La fiscal continuó su relato señalando que Quirós estaba tomando cerveza y estuvo mirando unas fotos con el fotógrafo sobre Villa de Leyva, lugar donde irían a realizar el trabajo.

Sin embargo, cuando eran más de las 12:00 de la medianoche, según lo dicho por la fiscal citando a Diana Quirós, Alex Cruz salió un momento del apartamento y a su regreso tomó un vaso de vidrio donde despositó el resto de cerveza que ella estaba bebiendo desde la botella. Esto le pareció raro a Quirós pues venía tomando cervezas desde la botella y solo hasta ese momento, él le sirvió en un vaso. Mientras Cruz cocinaba, hablaron de trabajo y ella se retiró para llevar sus cosas a la habitación que su compañero le indicó. Cuando regresó, él estaba consumiendo marihuana, así que ella se quedó parada junto a la nevera. Cruz le dijo que fumaba marihuna porque sufría de depresión. Hasta ahí recuerda Quirós.

“Me desperté. Alex estaba desnudo encima de mí, sentí que me estaba hogando, me estaba penetrando vaginalmente, lo empujé y salí corriendo. Me metí en la habitación de al lado y la ropa que yo vestía en estaba en esa habitación, entonces me vestí. Llamé a una amiga en Australia y me pidió un servicio de Uber. Salí de la habitación y Alex estaba fuera, estaba sin camisa, no recuerdo si tenía ropa de la cintura para abajo. Me dijo que lo disculpara. Le dije que me iba a ir y me dijo que necesitaba huella para salir, que se iba a vestir y me acompañaba. Se fue para la habitación y aproveché para salir del apartamento, bajé corriendo los seis pisos y salí del conjunto”, explicó Diana Quirós en su declaración, leída textualmente por la fiscal.

Ya en el vehículo, la fotógrafa pidió que la llevaran a un hotel. Ya en un lugar seguro, se comunicó con un amigo a quien le contó lo que había ocurrido. Este la comunicó con su novia, quien es psicóloga, y ella le explicó que debía llamar a informar a las autoridades sobre lo ocurrido. A las 6:00 de la mañana del 27 de febrero, llegó una ambulancia y una patrulla de Policías para conocer la situación. “Es un relato claro, coherente, directamente de la persona afectada. Además, es un relato que está respaldado por pruebas. Tenemos la corroboración a partir de los mensajes que cruzó con su amiga Carolina (quien reside en Australia), también los del día siguiente con Alex Cruz quien le dice no recordar y justifica que lo que pasó fue que él le quería dar un beso y ella se molestó”, dijo la fiscal.

Agregó que Diana Quirós dio la misma versión en el hospital Palermo a donde fue traslada para recibir atención inmediata y a los policías que la interrogaron sobre lo ocurrido. Explicó la representante del ente investigador que la fotógrafa fue sometida a varios exámenes que se encuentran en estudio para confirmar la presunta violación a la que fue sometida. Señaló también que ella no presenta lesiones o agresiones externas en su zona pélvica, pero que se encontró rastros de una sustancia conocida como “polvo de ángel” que puede causar somnolencia y alterar el estado de conciencia de forma severa.

La fiscal, además, señaló que luego de la denuncia pública que hizo Quirós a través de redes sociales, se conocieron los testimonios de dos mujeres más que narraron hechos relacionados con Alex Vargas. Uno es el de Rocío García Segura, quien manifiesta que le ocurrieron cosas similares, pero que no denunció porque no se quiere ver involucrada en ninguna situación. Señaló que realizó un trabajo con el fotógrafo en Tenjo (Cundinamarca) y que cuando volvieron a la ciudad era demasiado tarde y terminaron compartiendo en un hotel. Sin embargo, ella no se sentía segura y no se quedó dormida hasta asegurarse de que Cruz se hubiera dormido antes.

La segunda mujer, cuyo testimonio se conoció en la tarde noche de pasado lunes, 8 de marzo, día en el que fue capturado Alex Cruz, es Lady Mora Sánchez. Ella, quien sí instauró una denuncia, relata que fue novia del fotógrafo entre 2017 y 2018, y que sufrió maltrato físico y psicológico por parte de este hombre. Indicó que en un episodio, después de agredirla, Cruz se llevó elementos de su propiedad, por lo que la denuncia no es solamente fue interpuestta por el maltrato contra esta mujer, sino también por hurto. Para la representante del ente investigador estos relatos se tornan relevantes y no se pueden desconocer en la investigación.

Además, la fiscal señaló que la única forma de asegurar el correcto avance del proceso y la comparecencia del imputado, es con la medida de privación de la libertad en un centro carcelario. Argumentó que, gracias a las labores de inteligencia, se logró comprobar que el apartamento en el que ocurrieron los hechos no es de su propiedad, ni de propiedad de ninguno de sus familiares y que Cruz no reside en ese lugar. En ese sentido, afirmó, el ente investigador cuenta con tres direcciones relacionadas con el lugar de residencia del fotógrafo, sin que se pueda determinar con certeza cuál es el lugar en el que vive.

Asimismo, indicó la fiscal León indicó que Alex Cruz representa un riesgo para la comunidad toda vez que su conducta habría sido la de suministrar una sustancia química para dejar incosciente a su compañera y abusarla sexualmente, sin su consentimiento, aún cuando ella confiaba en él como su amigo y colega. Esta situación, según la funcionaria, evidencia que existe una necesidad de proteger a la comunidad de este tipo de situaciones en las que se presenta la vulneración del derecho a la libertad sexual de una mujer, quien tiene especial protección constitucional. Para la fiscal también es evidente que el fotógrafo actuó con dolo, esto es voluntad, pues desde el comienzo le hizo una oferta a su compañera para quedarse en un apartamento que no era de su hermana, como él prometía.

“En el momento de la captura, cuando se anuncia la autoridad, el imputado intenta cerrar y no permitir el ingreso de los agentes (...) necesitamos la presencia de Daniel Alexander Buitrago cuando tengamos los resultados de Medicina Legal para cotejos respectivos, si queda en libertad no va a comparecer, lo podemos ver por su actitud en el proceso de registro y allanamiento. Han aparecido nuevas personas que estan dando a conocer hechos y no sabemos qué va a pasar con ellas. La medida solicitada es la proporcional, la idónea para proteger a la comunidad frente a quien es catalogado como un amigo y resulta proporcionando una sustancia que collevó a un acceso y que después dice que ‘solo te molestaste cuando yo quería darte un beso’ (...) Tenemos bastante material probatorio”, concluyó León.

El representante del Ministerio Público, Edgar Mauricio Cancino, respaldó la petición de la Fiscalía y, a su consideración, “resulta un poco incoherente el hecho de que se estudie la posibilidad de imponer una medida no privativa frente a la comisión de un delito que ataca la libertad, integridad y formación sexual de una mujer”.

“No hay certeza de que Alex Cruz represente un peligo para la sociedad”: defensa

Pese a los argumentos referidos por la fiscal, para el defensor del imputado, Martín Patiño, no está acreditado que su cliente represente un peligro para la comunidad toda vez que la Fiscalía basó sus argumentos en probabilidades. Además, señaló que su cliente no era un desconocido para la víctima, sino que existía una relación cercanía entre ellos. Asimismo, refirió el defensor que si Diana Quirós se sentía incómoda en el apartamento, podía irse del lugar, pero que ella decidió quedarse.

Otro de los puntos que refirió el abogado Patiño es que su cliente no fue el único que consumió marihuana, sino que la presunta víctima también realizó esta conducta. De hecho, aseguró que, a pesar de que la Fiscalía lo desconozca, Diana Quirós también era una consumidora frecuente de marihuana. En ese sentido, señaló el defensor que la mujer pudo haber alucinado sobre las situaciones que dice que ocurrieron esa noche. “Ella omitió el aspecto en que ella también consumió marihuana. Se puede plantear que la noche de los hechos se pudo presentar alucinaciones por parte de la presunta víctima. Pero no se le limitó el acceso a la locomoción, a la comunidacion, tan es así que la recogieron”, señaló.

Patiño, señaló que Quirós no fue violentada y que no se pudo comprobar que su cliente tuviera antecedentes penales. También, criticó que la Fiscalía presentara la medida de aseguramiento como una necesidad urgente, pues los hechos ocurrieron el 27 de febrero y solo hasta ayer, lunes 8 de marzo, se materializó la captura de Alex Cruz. El abogado aseguró que su cliente no está huyendo y podrá acudir a los llamados de la justicia. Finalmente, el abogado le pidió al despacho que ordene la práctica de una prueba toxicológica, pues esta es fundamental para decidir sobre la medida de aseguramiento que solicitó la Fiscalía.

En ese sentido, al parecer, el abogado desconoce la prueba de toxicología emitida por Medicina Legal que fue presentada por la fiscal y que comprobaría que Cruz utilizó una sustancia química para dejar en indefensión a su compañera. Esto por cuanto el defensor asegura que han pasado 13 días desde la ocurrencia de los hechos y la prueba de toxicología no ha sido allegada. “Pregunta la defensa por qué no se trajeron esos elementos cuando han transcurrido más de 13 días en los cuales la prueba reina que era la toxicológica, que el defensor echa de menos. Porque es la que dice que se doblegó la voluntad de la víctima. Traen conversaciones de chat y audios que la defensa tampoco escuchó, pero esos elementos a la luz de los hechos, tampoco son indicadores de la existencia de la conducta criminal”, dijo.

En este punto hay que decir que los resultado de la prueba de toxicología referida por la Fiscalía fue leída textualmente por el juez de garantías que definió la medida de aseguramiento de Alex Cruz. En esta se da cuenta de que se encontró una sustancia en el cuerpo de Quirós que la pudo dejar bajo estado de indefensión. Sin embargo, se trata de una prueba rápida que debe ser constatada y confirmada, a través de un examen de toxicología, según lo advierte la misma Fiscalía. Por esa razón la defensa manifiesta a que no existe un examen de laboratorio que corrobore esta situación y que sin esta prueba no es posible endilgar ninguna conducta punible contra su defendido.

“Existen elementos para inferir la participación de Daniel Alexander Buitrago Cruz”: juez

Al final de la audiencia, el juez del caso concluyó que se pudo probar como inferencia razonable que el imputado le suministró una sustancia a Diana Quirós al punto en que a través de una prueba, aunque preliminar, se pudo conocer el tipo de sustancia y los posibles efectos de la misma que no eran más que poner a una persona en estado de incapacidad de resistirse. “Está la historia de la Clínica de Palermo que da cuenta que ella acudió, se le activó el código blanco y, aunque no se tienen resultados de los mismos, sí se encontró un fluido”.

El despacho agregó que también hay certeza en que Diana Quirós estuvo en el apartamento en la noche de los hechos. Por otro lado, el juez hizo un llamado al defensor de Cruz señalando que en nada cambia que ella fuera consumidora de marihuana o que ella hubiese aceptado quedarse en el lugar, pues si así lo determinó ella fue porque Alex Cruz le brindó esa oportunidad y le ofreció un apartamento para quedarse esa noche. “Ella decidió quedarse, pero esa decisión no hace que se despoje de esa libertad sexual y el poder de disposición sobre su sexualidad”, reiteró el juez.

Además, el togado también estuvo de acuerdo con que no se tiene claro cuál es la dirección de arraigo donde reside el imputado y que, aunque no se trata de establecer direcciones o acreditar la residencia de un inmueble, sí corresponde probar que hay un domicilio determinable donde se le pueda ubicar. Pero, en este caso, dijo el despacho, no hay certeza de cuál es la dirección de Buitrago Cruz. De hecho, el juez de garantías consideró que existe una voluntad de no indicar dónde es su domicilio.

Otro punto en el que se basó el despacho para tomar su decisión, es que a su consideración sí existe un posible riesgo futuro a la sociedad, así como un posible riesgo de que el procesado no comparezca ante la justicia. Esto porque, tal como lo explicó el juez, la Fiscalía tuvo que acudir a la medida de aseguramiento para garantizar la asistencia de Cruz en la diligencia de imputación de cargos. Además, dijo, fue una fuente no formal la que entregó la información sobre el lugar en el que se encontraba el fotógrafo quien, durante los 13 días que transcurrieron desde la ocurrencia de los hechos, nunca se presentó voluntariamente ante las autoridades.

El defensor de Alex Cruz apeló la decisión y pidió la libertad inmediata de su cliente. La batalla judicial apenas empieza.

Comparte: