1 Jul 2021 - 3:02 p. m.

Aguas residuales revelan que consumo de cocaína en Pereira supera otras ciudades

Un estudio del Ministerio de Justicia midió el consumo de sustancias psicoactivas en el Eje Cafetero a partir de las aguas residuales de Manizales, Armenia y Pereira; esta última registró el mayor consumo de las tres ciudades por número de habitantes. Los resultados son incluso mayores a los de cálculos previos en Bogotá y Medellín.

Un estudio del Ministerio de Justicia y la Universidad de Caldas midió el consumo de drogas en Manizales, Pereira y Armenia a partir de muestras de las aguas residuales. El informe concluyó que, entre las tres, Pereira es la ciudad con mayor consumo de cocaína por número de habitantes. El único antecedente en Colombia de este tipo de estudios data del 2016, cuando se realizaron mediciones en Bogotá y Medellín, cuyos resultados fueron inferiores a los de la capital de Risaralda.

El estudio del Ministerio, realizado en 2020, consistía en la medición de sustancias legales e ilegales encontradas en las aguas residuales de las tres ciudades. El análisis de los residuos de las drogas en las aguas residuales urbanas puede proporcionar información acerca del consumo de sustancias en una población y puede servir como una herramienta complementaria a otros indicadores epidemiológicos.

Podría interesarle: El covid-19 elevó la demanda para la cocaína: Embajador de Estados Unidos

El estudio realizado buscaba identificar y cuantificar la presencia y concentración de cuatro tipos de drogas: cocaína, cannabis, metanfetaminas y heroína, en afluentes de Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) en las ciudades de Manizales, Armenia y Pereira. Los resultados se consiguieron debido a que es posible estimar la cantidad de drogas ilícitas usadas en una comunidad teniendo en cuenta que estas y sus metabolitos son excretados a través de las heces que se depositan en las aguas residuales.

Los resultados arrojaron: “La ciudad de Armenia ha mostrado las mayores concentraciones de cocaína (1200 ng L-1) y benzoilecgonina (6300 ng L-1) respecto de las otras dos ciudades, y por su parte, Pereira mostró las mayores concentraciones de THC (1600 ng L-1) y THC-A (500 ngL-1) en comparación con Armenia y Manizales. Adicionalmente en la ciudad de Armenia se detectó por GC-MS la mayor diversidad de sustancias psicoactivas legales e ilegales”.

No obstante, si bien en Armenia se encontró la mayor cantidad de trazas de cocaína, al calcular la media por número de habitantes la cifra cambia. “La estimación de consumo de cocaína a partir de la carga másica normalizada de su principal metabolito, la benzoilecgonina, es mayor en Pereira con 4857 mg/día/1000hab que Armenia con 2988 mg/día/1000hab y además en esta última ciudad la diversidad de moléculas empleadas es más amplía y en general las causas sociales, judiciales, económicas sobre el Eje Cafetero, la presión del ecoturismo extranjero en esta zona puede ser una razón de este comportamiento”, concluye el informe.

Es decir, que, en el caso de la cocaína, el consumo en Pereira es de 4857 mg/día por cada 1.000 habitantes, mientras que en Armenia es de 2988 mg/día por cada 1.000 habitantes. En comparación con los estudios previos en otras ciudades, los resultados son mucho más altos, ya que, en 2016, cuando se hizo la misma medición en las capitales del país y de Antioquia, los resultados fueron de 3022 mg/día por cada 1000 habitantes en Medellín y de 742 mg/día por cada 1000 habitantes en Bogotá.

Podría interesarle: “No solo es problema de Colombia, hay oferta porque hay demanda”: UNODC

Otro de los puntos que se resaltaron en el estudio fue el aumento del consumo en esas ciudades en fechas especiales. Según el documento, Pereira y Armenia habrían presentado un incremento inusitado en el consumo de cocaína en fechas como el 8 y el 25 de diciembre. A pesar de esto, las trazas de drogas halladas en estas fechas no se incluyeron en el promedio.

Ante los resultados, el Ministerio tomó la decisión de hacer nuevos estudios en Bogotá, con el objetivo de actualizar los datos que ya se tenían. Por ahora, se adelantan los preparativos. Igualmente, el estudió concluyó que el alto consumo de drogas en el Eje Cafetero puede estar relacionado con factores sociales, judiciales, económicas y la presión del ecoturismo extranjero.

Comparte: