Publicidad
31 Aug 2021 - 11:00 a. m.

Alias “5-7”: el recién fugado expara que participó en la masacre de El Salado

Edgar Ariel Córdoba, alias 5-7, participante en la masacre de El Salado en el 2000, se fugó hace unos días durante una cita médica en Montería. En El Espectador le contamos cuál fue el papel de Córdoba en la masacre y el historial judicial que tiene en sus espaldas.
"Alias 5-7". Una investigación del periodista Germán Corcho habla de decenas de crímenes cometido por el paramilitar que permanecen en la impunidad. El medio digital El Indicio asegura que las autoridades nunca lograron que se sometiera a Justicia y Paz.
"Alias 5-7". Una investigación del periodista Germán Corcho habla de decenas de crímenes cometido por el paramilitar que permanecen en la impunidad. El medio digital El Indicio asegura que las autoridades nunca lograron que se sometiera a Justicia y Paz.
Foto: Germán Corcho - El Indicio

El pasado 28 de agosto, el paramilitar Edgar Ariel Córdoba, alias 5-7, se fugó durante una cita médica que tenía en la Clínica La Esperanza de Montería. Según manifestaron las autoridades, Córdoba contó con la ayuda de seis hombres armados. Alias 5-7 estaba pagando una condena por homicidio, secuestro y tortura. También fue uno de los principales perpetradores de la masacre de El Salado y había sido condenado por este y otros hechos violentos.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

La Masacre de El Salado, hecho en el que del 16 al 21 de enero del 2000 un grupo 450 paramilitares asesinaron a 60 personas de ese corregimiento de El Carmen de Bolívar, tuvo la participación del recientemente fugado Edgar Ariel Córdoba, alias 5-7, quien lideraba el grupo que cercó el municipio en los cerros. Según relatos de sobrevivientes y del Centro Nacional de Memoria, 5-7 comandaba un grupo que ingresó por la vía que conecta a Zambrano con El Salado.

Lea también: Masacre de El Salado: alias “Cinco siete” no logró rebajar su condena

Córdoba había sido condenado a 26 años y dos meses de prisión, pena impuesta por el Tribunal Superior de Cartagena como autor de los delitos de homicidio agravado, desplazamiento forzado, desaparición forzada, tortura y acceso carnal violento. Todo esto, debido a que durante la masacre varias mujeres fueron violadas en vía pública, mientras que campesinos fueron amenazados y debieron desplazarse inmediatamente del lugar tras la cruenta masacre.

Córdoba trató de reducir su pena por este hecho pidiendo a la Corte Suprema que revisara su caso. Sin embargo, el alto tribunal, en marzo de este año, no admitió la demanda de casación con la cual pretendía revisar la sentencia en su contra y, por tanto, mantuvo intacta la pena. Igualmente, la defensa de alias 5-7, quien fue parte de los bloques Norte y Tayrona de las Autodefensas, alegó que se le habían vulnerado sus derechos, ya que el paramilitar había aceptado los cargos.

Podría interesarle: Se fugó en plena cita médica “Alias 5-7”, exparamilitar de la Casa Castaño

Otro de los hechos por los que se condenó a Córdoba fue por el asesinato del funcionario de la DIAN, Rubén Darío Guerrero, en agosto del 2000, meses después de que el paramilitar participara en la masacre de El Salado. Por este hecho, en abril del 2011, el Juzgado 11 del Circuito Especializado de descongestión lo condenó a 17 años de prisión.

Por otra parte, contra alias 5-7 hay otra sentencia en firme ordenada por el Juzgado 10° Penal de Bogotá, el 13 de marzo de 2020. Dicha sentencia es por el homicidio de Mauricio Tapis y Camilo Suarez, agremiados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria Seccional Ciénaga Magdalena (Sintrainagro). Los sindicalistas fueron fusilados en julio de 1997 en Ciénaga (Magdalena).

Lea también: Unidad de Búsqueda localizó 19 fosas clandestinas en los Montes de María

El Inpec aseguró, el pasado fin de semana, que las autoridades de Montería estaban articulando esfuerzos para encontrar a alias 5-7 lo más pronto posible, sin embargo, hasta ahora no se tiene noticia de su ubicación. Todavía quedan muchas preguntas en el aire ¿Cuál era la seguridad que tenía el exparamilitar? ¿Cómo logró elaborar todo un plan de escape desde la cárcel de Montería, donde estaba desde 2015? Ahora, en libertad, ¿Cuál será el destino de uno de los perpetradores de la considerada peor masacre de la historia de Colombia?

Recibe alertas desde Google News