24 Mar 2021 - 9:15 p. m.

Alias “Diana” sobre abogado de Uribe: “No me ofrecieron plata ni ningún beneficio”

La exparamilitar Eurídice Cortés, alias “Diana”, reiteró ante la Fiscalía el pasado 10 de febrero que Diego Cadena, exabogado de Álvaro Uribe, no le ofreció prebendas a cambio de dar un testimonio que favoreciera al exmandatario.

El Espectador y Blu Radio*

El Espectador y Blu Radio siguen revelando detalles del proceso de la Fiscalía contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien es investigado por los delitos de soborno y fraude procesal. El próximo 6 de abril, el fiscal Gabriel Jaimes pedirá ante el Juzgado 28 de Conocimiento de Bogotá el aval para archivar este proceso y, entre las pruebas que decretó, está la declaración bajo juramento de Eurídice Cortes, alias Diana, condenada por su participación en el frente Cacique Pipintá de las AUC. Se trata de un testimonio clave para la defensa del exmandatario y de quien fungió como su abogado, Diego Cadena, llamado a juicio por presunta manipulación de testigos. (Caso Uribe: las versiones de tres exparamilitares, sus señalamientos e inconsistencias)

El pasado 10 de febrero, alias Diana declaró ante el fiscal 11 delegado ante la Corte Suprema de Justicia y dio su versión de los hechos. Su testimonio es fundamental para la defensa del expresidente Uribe, pues Diana desmiente a Carlos Enrique Vélez, alias Víctor, otro exparamilitar del frente Cacique Pipintá que le dijo tanto a la Corte Suprema como a la Fiscalía que el abogado Cadena le ofreció $200 millones por dar un testimonio que enlodara a Iván Cepeda y favoreciera a Uribe. Alias Víctor contactó a Diego Cadena con otros exparamilitares, entre ellos alias Diana. Esta es la versión de ella, completamente opuesta a la de alias Víctor.

En primer lugar, alias Diana dijo que un día alias Víctor la buscó y le preguntó si estaba interesada en hablar con unos abogados del expresidente Uribe sobre las declaraciones que estaba haciendo Pablo Hernán Sierra, alias Alberto Guerrero. Sierra, quien comandó el frente Cacique Pipintá, le ha dicho a la justicia que el expresidente Álvaro Uribe y su hermano Santiago Uribe participaron en la fundación del bloque Metro de las AUC. Para ese momento, a la defensa del exmandatario le interesaba dar con testimonios que pudieran hacerle contrapeso a Alberto Guerrero. Y en alias Diana se encontró a una de esas personas.

“Él (Víctor) me llama y me dice que si quiero hablar con unos abogados, que es para hablar sobre lo que Alberto ha dicho del senador Uribe”, indicó en su declaración alias Diana, quien asegura que Pablo Hernán Sierra o Alberto Guerrero no pudo haber sido parte del bloque Metro como él ha afirmado. “Cuando él empezó a hablar de que él era comandante del Bloque Metro, tuve la certeza de que no era cierto porque él no había pertenecido a la parte militar del bloque Metro. Llegó a ser comandante militar fue en el Cacique Pipintá, sabía que él siempre había estado encargado del robo de hidrocarburos, no había pertenecido a la parte militar”, narró alias Diana.

De acuerdo con la versión de alias Diana, cuando el abogado Diego Cadena y su socio Juan José Salazar la buscaron para que declarara en favor de Uribe, en el primer trimestre del 2019, ella fue quien les propuso ayudarles a buscar a comandantes militares “reales” del Bloque Metro, como alias Julián y alias Franco, que pudieran desmentir a alias Alberto Guerrero en el sentido de que Uribe no había sido fundador del bloque Metro y que Guerrero tampoco había sido parte del ala militar. El trabajo de Guerrero, según Diana, se había limitado al robo de hidrocarburos para la financiación de las AUC. Y entonces reiteró que Cadena y Salazar nunca le ofrecieron algo por sus declaraciones.

El fiscal le puso de presente los soportes de dos pagos aportados por alias Víctor, en los que se ven dos consignaciones a su nombre: una por $400.000, del 2 de mayo del 2018, y otra por $300.000, del 25 de abril del 2018. La respuesta de Diana fue señalar que ni Cadena ni su socio Salazar le ofrecieron dineros por su declaración ni por ayudar a ubicar más testigos, sino que fue ella la que pidió esos viáticos para viajar a Medellín y ubicar a los dos excomandantes paramilitares del bloque Metro. “Los contacté, pero Franco me dijo que eso era un chicharrón muy peligroso, que él no se metía en eso y Julián me dijo que sí se contactaba con ellos (Cadena y Salazar), pero a través de un abogado.

Alias Diana le manifestó al fiscal que ella no recibió dinero de alias Víctor (“a mí Vélez no me daba un peso”, dijo), sino de los abogados Cadena y Salazar directamente. “¿Por qué razón le daban dinero?”, cuestionó el fiscal a cargo de la diligencia. “Porque yo debía ir a Medellín para hablar con esos dos comandantes, porque no tenía dinero para hacer desplazamientos, entonces que si ellos me daban la plata yo iba”, contestó la exparamilitar Eurídice Cortés. “¿Quién le propuso eso?”, preguntó el fiscal. “Yo le propuse eso a Juan José (Salazar)”, respondió ella. “¿Cuándo se desplazó a Medellín?”. “Tres o cuatro días después de ellos haberme girado la plata”, puntualizó la testigo. (El plan de trabajo del fiscal Gabriel Jaimes para el caso Uribe)

Lo que esta exintegrante del bloque Cacique Pipintá no aportó en su declaración bajo juramento ante la Fiscalía fueron detalles de ese viaje. Por ejemplo, el fiscal le preguntó a alias Diana por los nombres del hotel y de la empresa en la que viajó a dicha ciudad para confirmar la información, pero Diana dijo que no recordaba esos detalles. “El emperador o El virrey, no sé, el taxi me llevó hasta ese hotel, le pedí al taxista que me recomendara un hotel y el me dijo que ahí eran buenos, baratos y seguros y Franco me dijo que esa era una buena zona de hoteles, porque era cerca de la plaza. Alias Diana tampoco recordó el nombre de la empresa de transporte en que viajó.

Cuando el fiscal quiso saber sobre sus antecedentes penales, alias Diana le contó que pagó una condena de seis años en prisión por el delito de concierto para delinquir, por su pertenencia a grupos paramilitares. Agregó que tenía un proceso abierto por por fraude procesal y falso testimonio en relación con el caso contra Juan Pablo Sánchez, un excongresista caldense condenado por parapolítica en 2011. Básicamente, la Corte consideró que Diana había mentido y pidió investigarla y, según dejó saber ella misma, aceptó cargos y está trabajando en un preacuerdo con la Fiscalía. Aunque luego dijo que aceptaba esos cargos solo por la seguridad de su familia, no porque fuera culpable.

“¿Qué iba a recibir usted a cambio de sus declaraciones?”, insitió el fiscal. “Nada, ellos a mi en ningún momento me ofrecieron plata, fueron dos conversaciones con el abogado Diego y con el abogado Juan José, fueron muy cortas, en una cafetería de aquí de Manizales. Ellos no me ofrecieron plata ni ningún beneficio jurídico porque yo no tenía ninguna situación jurídica, solamente me dijeron que querían saber la verdad”. Diana relató que ella siguió en contacto con Diego Cadena y Juan José Salazar incluso cuando Víctor lo perdió, según su versión, porque él se fijó el propósito no de ayudarles sino de sacarles plata. (Así llegó la defensa de Álvaro Uribe a Juan Carlos “el Tuso” Sierra)

Por otra parte, alias Diana, quien además fue guerrillera de las Farc hasta 1997, confirmó que el bloque Metro operaba en la zona donde está la hacienda Guacharacas, que fue de la familia Uribe hasta 1996, pero reiteró que alias Alberto Guerrero miente en lo que ha dicho al respecto porque ese exjefe “para”, dijo ella, nunca tuvo que ver con el bloque Metro. “Yo no conozco la finca Guacharacas […] Pero por lo que he escuchado en noticias es que pertenece al municipio de San Roque y por eso sé que pertenece al bloque Metro, pero no porque conozca la zona”, aclaró, al tiempo en que insistió: alias Alberto Guerrero nunca tuvo nada que ver con el bloque Metro.

Diana dijo, además, que había oído de por lo menos de un desmovilizado, conocido como Jonathan, que Pablo Hernán Sierra o Alberto Guerrero estaba dispuesto a ir hasta al final con su versión –mentirosa, según ella– contra el expresidente Uribe y que el exparamilitar andaba diciendo que ella se estaba llenando de plata con los abogados del exmandatario, por lo cual, según ella, él la quería “levantar” y ese término, en su mundo, significaba “matar”. Con llanto cerró su testimonio en la Fiscalía, anunciando que no iba a cambiar nada de lo que había dicho porque ella sabía que sus palabras eran ciertas, y que si se veía en riesgo, esperaba que la Fiscalía hiciera algo al respecto.

*Este informe especial sobre el caso Uribe lo trabajó la sección judicial de El Espectador, conformada por Diana Durán (editora judicial) y los reporteros Felipe Morales, David Escobar, Alejandra Bonilla, Kelly Rodríguez y Sebastian Cote; y Santiago Martínez, periodista de la Unidad Investigativa. De parte de Blu Radio están la periodista Silvia Charry y Ricardo Ospina (director de Servicios Informativos).

Comparte: