8 Oct 2021 - 2:00 a. m.

Bombardeo en Chocó en el que murieron cuatro menores “fue legítimo”: Gobierno

En la operación militar ocurrida en septiembre pasado contra el jefe del Eln, alias “Fabián”, fallecieron cuatro menores de edad. El Gobierno dice que fue una operación legítima y que se debería criticar a los grupos armados que reclutan a niños y niñas para actividades criminales.
La acción militar se desarrolló durante varios días de septiembre pasado en Chocó.  / Ministerio de Defensa
La acción militar se desarrolló durante varios días de septiembre pasado en Chocó. / Ministerio de Defensa
Foto: Mindefensa

Cuatro adolescentes entre 13 y 17 años murieron en un bombardeo militar en Chocó, en el que el objetivo era alias Fabián, jefe del frente Occidental del Eln. “Aquí se desarrolló una operación legítima en contra de una estructura que buscaba crear el frente Central para expandirse. La crítica debe ser a quienes reclutan a menores de edad para utilizarlos en actividades criminales”, señaló el ministro de Defensa, Diego Molano, luego de que el senador Iván Cepeda denunciara las edades de las víctimas del operativo, pues a pesar de que el Gobierno presentó la muerte del jefe guerrillero como “un duro golpe” contra su estructura, no explicó que en el hecho murieron menores de 18 años.

(En contexto: Vuelve y juega: en bombardeo al Eln en Chocó murieron cuatro menores de edad)

Ya en marzo de este año, Molano tuvo que salir a dar explicaciones por un bombardeo en Guaviare al campamento del jefe disidente de las extintas Farc Gentil Duarte, en el que también murieron niños. En su momento, explicó que los niños y niñas reclutados por grupos armados terminaban convertidos en “máquinas de guerra”, y lo sucedido le valió una moción de censura que, semanas después, se hundió en el Congreso. El caso recuerda la situación que llevó a la renuncia del primer ministro de Defensa del gobierno Duque, Guillermo Botero: el bombardeo en agosto de 2019 al campamento del disidente de las Farc Gildardo Cucho, en el que murieron ocho menores de edad.

En este nuevo episodio, el bombardeo ocurrió en el municipio chocoano de Litoral de San Juan, donde, desde el pasado 16 de septiembre, la Fuerza Pública comenzó la Operación Samuel. Sobre ella, el ministro del Interior, Daniel Palacios, dijo que se trató de una “operación quirúrgica”, en la que fallecieron ocho personas en el lugar y que 10 días más tarde fue encontrado cerca del lugar y malherido el mayor objetivo: Fabián. Lo condujeron a un centro médico en Cali, donde falleció. A esta misma ciudad llegaron los demás cuerpos para que Medicina Legal realizara las necropsias. El senador Cepeda le preguntó a la entidad por la edad y sexo de las víctimas mortales y fue entonces que recibió la confirmación de que murieron menores de edad.

(Le puede interesar: La verdad de la Operación Berlín ¿se cometieron crímenes de guerra?)

Un adolescente de 13 años y tres de 17, entre los que hay una mujer, fallecieron. “La operación contra el terrorista alias Fabián, cabecilla del frente de guerra Occidental del Eln y su estructura armada, responsable de homicidios, rebelión, concierto para delinquir con fines terroristas, desplazamiento forzado, reclutamiento ilícito y homicidio agravado, fue comunicada a la opinión pública de manera amplia, suficiente y oportuna por medios de comunicación, al considerarse de interés público”, dijo el Comando General de las Fuerzas Militares. Además, dijo que la operación les ha traído represalias, pero que continúan combatiendo al Eln en la región.

“Cuando se desarrollan este tipo de operaciones es altamente probable que haya menores de edad, porque, precisamente, estos grupos armados ilegales reclutan a menores de edad para sus actividades ilegales”, dijo el ministro Molano, defendiendo el actuar de la Fuerza Pública. Y es precisamente ese conocimiento que habrían tenido las Fuerzas Militares de la presencia de niños y niñas en el campamento lo que reprocha el senador Iván Cepeda en una carta que envió al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. A su juicio, Colombia está incumpliendo sus obligaciones de proteger a los menores de edad involucrados en el conflicto.

(Le puede interesar: ¿Es legítimo bombardear donde hay menores de 18 años?: hablan expertos)

“Es una constante de las Fuerzas Militares realizar el método de mayor impacto y daño a la vida sin distinción: los bombardeos. No hay nada más excesivo que matar a niños y niñas reclutados en un contexto de vulnerabilidad y abandono estatal para conseguir una ventaja militar que se podía obtener por otros medios”, escribió Cepeda, que también envió al representante de la ONU sobre los niños en conflictos armados. En la carta pidió que el sistema multilateral visite Colombia para que revise la situación de reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, así como el tratamiento que les da la Fuerza Pública.

El senador del Polo ya anunció que citará al ministro Molano a un debate de control político en el Congreso. Sin embargo, como en marzo, el jefe de la cartera ministerial volvió a defender la acción militar. “Aquí se hizo una operación legítima contra un campamento en el que se estaban planeando actividades terroristas en contra de los colombianos” , concluyó el alto funcionario. Una fuente le contó a este diario que los cuerpos de los cuatro niños llegaron destrozados a Cali y fueron entregados a sus familias en bolsas que no pudieron abrir. Hasta el momento ningún ente de control ha anunciado una investigación para esclarecer estos hechos.

Recibe alertas desde Google News