24 Jul 2019 - 1:44 p. m.

Camilo Gómez, excomisionado de Paz, quiere ser testigo en la JEP

El hoy director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado le mandó una carta a la presidenta de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) explicándole que, por su trabajo en el gobierno Pastrana, puede darle nuevos e importantes elementos a sus investigaciones.

Redacción Judicial

Gómez fue comisionado de paz entre 2000 y 2002 en el gobierno de Andrés Pastrana. También participó en los diálogos de paz con las Farc entre 1998 y 2000. / Archivo
Gómez fue comisionado de paz entre 2000 y 2002 en el gobierno de Andrés Pastrana. También participó en los diálogos de paz con las Farc entre 1998 y 2000. / Archivo

En una carta de tres páginas, Camilo Gómez, el excomisionado de Paz del gobierno de Andrés Pastrana, le expresó a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) su interés de ser testigo en un caso clave que allí se desarrolla. El hoy director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado señaló que considera que por lo vivido durante su paso por el gobierno entre el año 2000 y 2002, su historia vale la pena escucharla

El mensaje fue remitido a la presidenta de la JEP, Patricia Linares y, como se lee ahí, en una conversación informal que sostuvo ella con Gómez, este último le habló sobre su interés de contarle su versión de lo que pasó en la época. En especial, el excomisionado quiere relatarles a los magistrados lo relativo al secuestro de policías y soldados, una circunstancia que, según él, ha sido una de “más difíciles que tuve que enfrentar”. 

(En contexto: Jefes de Farc comparecerán ante la JEP por 6.162 casos de secuestro y desapariciones)

“Acompañé a las familias, mujeres y niños -víctimas inocentes de esta barbarie- y sentí su inmenso dolor por los tratos inhumanos y la tortura a la que fueron sometidos, solo por cumplir con su deber de defender nuestra Constitución y las instituciones. Las informaciones que llegaron a la oficina del Alto Comisionado para la Paz acerca del estado general de salud de los secuestrados fueron muy preocupantes: los soldados y policías fueron sometidos a infames e inhumanos vejámenes para quebrar su voluntad”, se lee en la carta de Gómez. 

Gómez, antes de ser alto comisionado, hizo parte del equipo negociador del Gobierno en el proceso de paz con las Farc que duró entre 1998 y 2002. Fue en este periodo que se dio el famoso episodio de la silla vacía, el 7 de enero de 1999, cuando el presidente Pastrana y todo su equipo se quedó esperando a las Farc en San Vicente del Caguán. 

El hoy director de la Agencia, recordó que, junto a la exvicefiscal María Paulina Riveros, y al abogado Augusto Ibáñez, lideró la delegación del gobierno que, por esa época, se reunió con altos mandos de las Farc para discutir la situación a la que estaban expuestos los miembros de la fuerza pública en cautiverio. Los diálogos, que tardaron más de dos años y medio, resultaron en la liberación de más de 350 uniformados.

(Le puede interesar: Militares secuestrados en Miraflores fueron reconocidos como víctimas ante la JEP)

“Sin embargo, muchos otros que no fueron incluidos por esa guerrilla en el acuerdo humanitario, quedaron a merced de la crueldad y la ignominia por varios años más. El solo acto de liberación de los secuestrados, constituye de por sí, un reconocimiento temprano de la responsabilidad de las Farc en este delito de lesa humanidad”, resaltó Gómez en su carta,  en donde además recordó las últimas cifras que se conocen sobre las víctimas del delito de secuestro.

Según el Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica, un total de 31.021 personas fueron secuestradas en los últimos 50 años y de ellos, 1.214 fueron militares y policías. “Solicito se me conceda una audiencia para ampliar la narración que inicio en estas cortas páginas, pues se trata de hechos que fueron cometidos por las Farc antes del 1 de diciembre de 2016 y que se cometieron con ocasión del conflicto armado, hechos que viví directamente”, pide Gómez. 

(Lea también: Martín Sombra, el carcelero de las Farc, cuenta su verdad a la JEP)

El director de la Agencia considera de “suma importancia” que la JEP escuche su testimonio “ para que pueda ser contrastado con las versiones voluntarias de los pocos guerrilleros comparecientes. Estoy seguro de que, para cumplir con sus objetivos, es fundamental para la JEP incluir dentro de su análisis las implicaciones que tuvo el secuestro masivo de policías y soldados y el efecto que esta política delictiva sistemática tuvo en la búsqueda de la paz, junto con el enorme daño causado a los secuestrados y a sus familias”. 

Por el caso de secuestro, conocido como el 001 dentro de la jurisdicción especial, la JEP mandó a llamar a versión libre a por lo menos 31 exjefes guerrilleros. Según los magistrados que llevan el expediente, estos exguerrilleros habrían ordenado al menos 6.162 casos relacionados con retenciones ilegales, entre los cuales se encuentran secuestros extorsivos, desapariciones e incluso homicidios.

Varios exjefes guerrilleros de las Farc han rendido sus versiones voluntarias ante la JEP. Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, Pablo Catatumbo, Pastor Alape, Jesús Santrich, entre otros, han cumplido su cita con los magistrados de la Sala de Reconocimiento para contar su versión sobre estos casos. Las versiones son cerradas al público. 

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.