Publicidad
7 Jun 2022 - 4:19 p. m.

Carlos Mattos es condenado a cinco años de prisión y espera otra sentencia

Un juez de Bogotá sentenció al reconocido empresario a cinco años de cárcel y a una multa de casi $130 millones, por sobornar a una jueza condenada, quien le dio la mano para seguir comercializando autos Hyundai en Colombia por un tiempo. Falta resolver el expediente relacionado con el juez Reinaldo Huertas.
Las primeras imágenes de Carlos Mattos detenido por policías colombianos.
Las primeras imágenes de Carlos Mattos detenido por policías colombianos.
Foto: Policía

Quedó lista la primera condena contra el reconocido empresario Carlos Mattos, quien durante 25 años fue el máximo representante de Hyundai Colombia. El juez 11 de Circuito de Bogotá lo sentenció a cinco años de prisión, por el delito de cohecho (soborno) por dar u ofrecer. Quedó demostrado, como él mismo lo confesó, que entregó alrededor de $100 millones en cajas de zapatos a la jueza Ligia del Carmen Hernández. Ella lo ayudó a que, por un tiempo, siguiera comercializando los autos de esa marca en Colombia, en 2016.

En contexto: Pena contra exjueza que admitió recibir coimas de Carlos Mattos se rebajó a la mitad

Desde la cárcel de Cómbita (Boyacá), donde permanece preso tras un escándalo por beneficios carcelarios en La Picota (Bogotá), Mattos escuchó el resultado de uno de los dos procesos que tiene en contra por soborno. Una vez regresó a Colombia en extradición y aceptó cargos en audiencia preparatoria, el reconocido empresario ha negociado preacuerdos con la justicia. En este expediente, aceptó haber utilizado su dinero a favor en procesos judiciales y cambió recibió una condena en prisión, una multa de casi $130 millones e inhabilidad para ejercer cargos públicos por nueve años.

Este expediente se concentra en la jueza Ligia del Carmen Acosta, quien en septiembre de 2019 fue condenada por aceptar su responsabilidad por soborno. Aseguró que recibió “nada más” $100 millones, por acomodarse a unas solicitudes procesales de la defensa judicial de Mattos. El caso Hyundai se remonta a 2015, cuando la casa matriz de esa empresa en Corea del Sur le quitó el monopolio de la distribución de esta marca a Mattos y se lo entregó al grupo ecuatoriano Eljuri, a través de su filial Neocorp. El empresario no se quedó quieto y demandó en Colombia, buscando que los carros Hyundai solo pudieran ser vendidos en el país a través de su compañía.

Antecedentes: Este es el preacuerdo de Mattos para ser condenado por sobornar una jueza

En abril de 2016, el entonces juez Sexto Civil del Circuito de Bogotá, Reinaldo Huertas (en juicio y sancionado por la Comisión Nacional de Disciplina), ordenó como medida cautelar que solo Mattos podía hacer negocios con la matriz en Corea mientras se definía la demanda contra la multinacional. Las cosas se habían quedado de ese tamaño hasta que, en enero de 2018, la Fiscalía hizo público que existió una manipulación en el sistema de reparto en el Centro de Servicios Judiciales de los juzgados civiles de Bogotá, para asegurarse de que la demanda le llegara al juez Huertas.

El nombre de la exjueza Hernández apareció en el expediente cuando uno de los abogados de confianza de Mattos, Luis David Durán, fue capturado. Dagoberto Rodríguez, exfuncionario de los juzgados civiles, aseguró que Durán lo llamaba constantemente para concretar reuniones en las que Mattos, al parecer, le entregó el dinero para que este se lo entregara a la exjueza Hernández. Al final, ese proceso quedó en manos de la Corte Suprema de Justicia, que rebajó la condena de Hernández a poco más de dos años.

Perfil: Quién es Carlos Mattos, el empresario extraditado y enjuiciado por el caso Hyundai

Según el expediente, en 2016, la jueza Hernández decretó las medidas cautelares que por meses imposibilitaron a toda empresa distinta a la de Mattos a comercializar carros Hyundai. Ante esa decisión, Mattos le allegó un “presente” de $50 millones. A pesar de ello, la jueza no denunció los hechos. Al contrario, siguió emitiendo decisiones procesales a favor de los intereses del reconocido empresario y su recompensa fue millones de pesos entregados en cajas de zapatos. Entonces, el Juzgado 16 Civil Municipal de Bogotá estuvo a las órdenes de quien hoy está encarcelado.

Se suponía que esta sería la segunda sentencia contra Mattos, luego de aceptar cargos y ofrecer una indemnización a la Rama Judicial por US$1 millón. Sin embargo, el pasado 3 de junio, el Tribunal Superior de Bogotá tumbó la primera condena, del 9 de mayo pasado, que contemplaba un total de nueve años de prisión por los mismos hechos, pero contando con la presunta participación del juez Reinaldo Huertas. El Tribunal anuló ese proceso, dado que la Fiscalía no escudriñó en las ganancias que Mattos pudo haber recibido tras resultar beneficiado en el caso Hyundai.

En contexto: Tribunal Superior de Bogotá tumbó condena contra Carlos Mattos

En su decisión, el Tribunal hizo un llamado de atención a la Fiscalía, la juez que emitió la condena en primera instancia y al representante de la Rama Judicial (víctima), al señalar que se condenó a Mattos sin aclarar las supuestas ganancias ilegales del empresario. “No basta que el delegado de la Fiscalía o la defensa del procesado manifiesten que no existe evidencia de un incremento patrimonial, sin que el órgano investigador haya realizado alguna investigación sobre esto”, señaló. Una vez superada esa investigación, el país conocerá el segundo resultado judicial contra quien fue el mandamás de Hyundai Colombia.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.