20 Nov 2022 - 4:25 p. m.

Carlos Mattos le gana pulso a periodista Guillén por derecho al buen nombre

El condenado empresario Carlos Mattos radicó una tutela contra Guillén y La Nueva Prensa, por una serie de publicaciones en las que dice haber sido tratado como un “asesino, pederasta, abusador, lavador de activos y determinador de masacres”.  Un tribunal le va dando la razón.
Carlos Mattos (izquierda), condenado por sobornar jueces. Gonzalo Guillén (derecha), director de La Nueva Prensa.
Carlos Mattos (izquierda), condenado por sobornar jueces. Gonzalo Guillén (derecha), director de La Nueva Prensa.
Foto: Archivo El Espectador

Al Tribunal Superior de Barranquilla llegó la más reciente pelea judicial entre el condenado empresario Carlos Mattos y el periodista Gonzalo Guillén, director de La Nueva Prensa. Aunque la tutela sigue bajo estudio, el despacho tomó su primera decisión: prohibir al comunicador hacer publicaciones contra Mattos que puedan atentar contra su derecho a la intimidad y buen nombre.

En contexto: Caso Hyundai: Segunda condena contra Mattos lo envia a prisión por más de 9 años

Mattos, en el último mes, recibió dos condenas por haber utilizado entre 2015 y 2016 la justicia a su favor en el denominado caso Hyundai. Poniendo plata por debajo de la mesa, logró que jueces lo favorecieran para seguir teniendo el monopolio de autos de esa marca en Colombia, a pesar de que la casa automotriz coreana quería entregar ese negocio al grupo ecuatoriano Eljuri.

En medio del proceso judicial, Guillén y La Nueva Prensa han seguido el caso y publicado con respecto al empresario. Una vez Mattos fue recluido en la cárcel de Cómbita, Boyacá, tras haber sido descubierto por Noticias Caracol paseando por Bogotá, a Guillén le llegó una información que, a priori, sería delicada y que ha mostrado en su medio de comunicación.

Lea también: Caso Hyundai: Empresario Carlos Mattos fue condenado a 5 años por corrupción

Por ejemplo, el pasado 1 de septiembre, La Nueva Prensa aseguró que “presos en Cómbita denuncian haber sido abusados sexualmente por Carlos Mattos y silenciados por el director de la cárcel. Guardianes de ese presidio también lo han señalado de corrupción”. Guillén publicó un supuesto correo en el que una fuente anónima le decía que reclusos que no accedían a sus pretensiones sexuales los hacía trasladar.

“Su único objetivo desde que llego a este patio ha sido molestar y acosarme sexualmente, desde que tiene oportunidad de tocar la puerta de mi celda y empujarla para entrar. Escucho que este señor es una persona con manejo de relaciones y poder de manera que me he sentido preocupado por mi seguridad (sic)”, transcribió La Nueva Prensa en otra de las publicaciones.

Lea aquí: Empresario Carlos Mattos no tuvo incremento ilícito en su patrimonio: Fiscalía

Asimismo, Guillén ha sido reiterativo en mencionar que Mattos estaría investigado por una masacre y confirma la doble investigación que tiene en contra por el caso Hyundai. El empresario, por su parte, interpuso una tutela para intentar proteger sus derechos a la honra, buen nombre, imagen, intimidad personal y prohibición de discriminación. Asegura que lo han tratado como un “asesino, pederasta, abusador, lavador de activos y determinado de masacres”.

Por ahora, el Tribunal define qué hacer con la tutela de Mattos. Explicó que mientras se llega al debate de fondo, las publicaciones seguirán en pie, pero Guillén tiene prohibido publicar cualquier nota que pueda afectar el buen nombre del empresario. Agregó que ello no puede mirarse como una limitación a la libertad de prensa, pues se pretende evitar la circulación de noticias sin fuentes que acrediten la veracidad de afirmaciones.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Entre tanto, Mattos fue condenado durante noviembre a cinco y nueve años de prisión en dos expedientes paralelos por el caso Hyundai. No solo manipuló a jueces de la República, también ofreció sobornos a funcionarios de la Rama Judicial para que sus procesos cayeran en las manos correctas para su propósito. Desde Cómbita asegura tener graves problemas de salud. Guillén, por su parte, asegura exponer denuncias que darían pie a una nueva investigación.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.