Publicidad
28 Sep 2021 - 11:52 p. m.

Cartel de la toga: exabogado de Musa Besaile pidió que se anule su proceso

Se trata de Luis Ignacio Lyons España, quien según la Fiscalía, habría sido un intermediario en el engranaje de corrupción en la Corte Suprema de Justicia. Durante la audiencia en la que iba ser llamado a juicio, el abogado señaló que sus declaraciones sirvieron para destapar el escándalo judicial del cartel de la toga.
Luis Ignacio Lyons España durante la audiencia de este 28 de septiembre de 2021.
Luis Ignacio Lyons España durante la audiencia de este 28 de septiembre de 2021.
Foto: Archivo EE.

En lo que iba ser la audiencia en la que la Fiscalía leyera el escrito de acusación contra el abogado Luis Ignacio Lyons España por su presunta participación en el escándalo del cartel de la toga, el antiguo defensor de exsenador Musa Besaile solicitó ante la jueza del caso que su proceso sea declarado como nulo ya que, según él, no le fue respetado el derecho al debido proceso. Durante más de una hora Lyons España fundamentó su nulidad señalando que sus declaraciones sirvieron para conocer la red de magistrados, políticos de alto perfil y abogados que torcían expedientes judiciales en la Corte Suprema.

Y agregó que la Fiscalía uso sus declaraciones pero nunca le garantizó un principio de oportunidad, que le permitiera acceder a beneficios judiciales luego de entregar información, que según él, sirvió en otros procesos judiciales sobre el cartel de la toga. Fuentes cercanas al proceso le comentaron a este diario que la nulidad presentada por Lyons España se trata de una “maniobra dilatoria para que el proceso no avance”. Desde febrero de 2021, la Fiscalía presentó el escrito de acusación y desde entonces el caso no se había movido. La jueza suspendió esta tarde la audiencia tras escuchar el abogado Lyons y ordenó que se reanudara el próximo 7 de octubre a las 8 a.m.

Le podría interesar: La pelea de Malo para, aún condenado, probar su inocencia en el cartel de la toga

Lyons España indicó ante la jueza que desde agosto de 2018 ha venido entregando declaraciones ante la Fiscalía y otras instancias sobre el cartel de la toga: “ Con esas premisas de mis declaraciones se inicia esta investigación, que fueron reconocidas inmediatamente”, dijo el abogado, quien señaló que a raíz de sus denuncias, el testigo estrella de este caso, el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno, buscó negociar con la Fiscalía. En pocas, palabras Lyons España dice que sus declaraciones generaron que Moreno declarara en contra de los exmagistrados de la Corte Suprema Francisco Ricaurte, Leonidas Bustos, Gustavo Malo, entre otras personas condenadas e investigadas.

“Esta vulneración es trascendente pues se genera un daño a la estructura arreglada del proceso penal como el desconocimiento de un principio rector de su ordenamiento, que es el artículo 8 literal D, que afecta las garantías profundas constitucionales estipuladas en el artículo 29 de la Constitución Nacional, que no se pueden convalidar porque se rompe la forma consagrada en la ley contenida en el derecho fundamental inalienable del ser humano, inherente a su dignidad y que él mismo reclama”, detalló Lyons España, quien ha declarado en los juicios de Francisco Ricaurte y Gustavo Malo.

¿De qué lo acusa la Fiscalía?

En febrero pasado, este diario público la teoría del caso que tiene la Fiscalía contra el abogado Lyons España. De acuerdo con la Fiscalía, el abogado Luis Ignacio Lyons habría sido vital para que manos oscuras en la Corte Suprema de Justicia intentaran trabar el proceso de Musa Besaile entre finales de 2014 y principios de 2015. Se trataría de toda una red de corrupción, cuya mochila de billetes habría sido repartida para el exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno y cuyo destino serían los exmagistrados Gustavo Malo y Francisco Ricaurte, quienes actualmente son procesados por estos hechos e insisten en que son inocentes.

Durante 2014 el proceso por supuestos vínculos con paramilitares de Besaile estaba en el escritorio del magistrado Gustavo Malo, quien desde 2017 está recluido en la cárcel La Picota (Bogotá) mientras su propia investigación avanza. Al parecer, como lo asegura la Fiscalía, el exmagistrado Francisco Ricaurte habría advertido al exfiscal anticorrupción Luis Gustavo Moreno que la Corte Suprema estaba alistando una orden de captura contra Besaile. Moreno, a su vez, la pasó el telegrama al abogado Leonardo Pinilla -condenado el año pasado-, quien le dio la noticia al defensor Luis Ignacio Lyons. Entre Moreno, Pinilla y Lyons existía una gran amistad, cuenta la Fiscalía.

El mismo abogado Leonardo Pinilla, quien obtuvo una rebaja de pena por su colaboración a la justicia, habría coordinado una reunión en la Pescadería Jaramillo de la 93, en Bogotá, para revelar la información conocida por el exmagistrado Francisco Ricaurte, “amigo persona de Gustavo Malo”, dice la Fiscalía. “Al recibir esa información, Lyons España le preguntó a Luis Gustavo Moreno cómo se podía evitar dicha captura, obteniendo como respuesta que eso se podía lograr por una suma de $3.000 millones”, agrega el ente investigador.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias