Publicidad
11 Feb 2021 - 7:04 p. m.

Casa por cárcel para Otto Bula, ficha clave del engranaje corrupto de Odebrecht

El excongresista Otto Nicolás Bula, sentenciado a cinco años de prisión por colaborar con Odebrecht, ahora redimirá su condena en casa tras pagar una caución. El “ventilador”, como le dicen a Bula, ya declaró este año en el juicio contra Luis Fernando Andrade, expresidente de la ANI.
Otto Nicolás Bula Bula. Admitió su responsabilidad como colaborador de Odebrecht en Colombia, por lo cual paga una condena de cinco años y cinco meses /Archivo El Espectador.
Otto Nicolás Bula Bula. Admitió su responsabilidad como colaborador de Odebrecht en Colombia, por lo cual paga una condena de cinco años y cinco meses /Archivo El Espectador.

$31′798.410 pesos. Esa es la cifra por la cual el excongresista Otto Nicolás Bula, sentenciado por su colaboración con Odebrecht, pudo sustituir el lugar donde pasará los próximos cuatro años y cinco meses privado de su libertad. Desde el pasado 9 de febrero, Bula dejó las rejas de La Picota, en Bogotá, y tras consignar una millonaria caución pagará su condena en casa. El 5 de febrero de 2020, un juez de Bogotá lo encontró responsable por ayudar a una multinacional que se adjudicó contratos de infraestructura en Colombia, sobornando a congresistas y altos funcionarios del Gobierno.

En contexto: Caso Odebrecht: luz verde a preacuerdo de Otto Bula, antiguo lobista de la constructora.

De acuerdo con los registros de la Rama Judicial, el excongresista Otto Bula recurrió a un juez de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad para que verificara “el lugar y las condiciones en las que deba cumplir su condena”, como se establece en el artículo 38 de nuevo Código Penal. “El ventilador”, como se le ha conocido por su colaboración con la justicia en el expediente Odebrecht, ya ha buscado maniobras para atenuar el tiempo que pasará privado de su libertad, sin embargo, el pasado 21 de octubre el Tribunal Superior de Bogotá ratificó su sentencia condenatoria.

La estrategia de Nicolás Bula es clara: colaboración. Desde finales de 2019, el excongresista dejó listo un acuerdo con la Fiscalía, a cambio de salpicar altos funcionarios y realizar un mapeo de los episodios fundamentales del engranaje de corrupción. De hecho, esa es la razón por la que su condena se estableció en 5 años y 5 meses, el 5 de febrero de 2020, por los delitos de cohecho -soborno- y enriquecimiento ilícito. De acuerdo con el testimonio de Bula, la multinacional brasilera Odebrecht repartió un total de $65.000 millones en Colombia.

Lea también: Tribunal Superior de Bogotá confirmó la condena de cinco años y cinco meses contra Otto Bula.

Bula le ha dicho a la Fiscalía que, como un “simple mensajero”, fue clave en el movimiento de US$4,6 millones de Odebrecht, en 2011, para que se le adjudicara fraudulentamente la licitación del tramo Ocaña-Gamarra (Norte de Santander), dentro del esperado proyecto Ruta del Sol II, que conectará el centro del país con la Costa Caribe. Incluso, según la Fiscalía, el excongresista Otto Bula ha sido clave en lograr la condena del exsenador del Partido de la U, Bernardo Ñoño Elías, quien desde 2018 aceptó cargos por cohecho propio y tráfico de influencias, como articulador de reuniones entre representantes de Odebrecht en Colombia y altos funcionarios del Gobierno.

Hace unos días, el pasado 27 de enero, Otto Nicolás Bula apareció desde La Picota en el juicio contra Luis Fernando Andrade, expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, quien enfrenta un juicio penal por los delitos de interés indebido y contrato sin cumplimiento de requisitos legales, pues, según la Fiscalía, bajo su dirigencia en la ANI permitió que Odebrecht se quedara irregularmente con la adición Ocaña-Gamarra de la Ruta del Sol II. Andrade, por su parte, se ha declarado inocente en todas las fases procesales y, además, el mismo ente investigador le cerró un expediente por Ruta del Sol III.

Le puede interesar: “En el proceso de Odebrecht hemos caído los bobos”: Ñoño Elías.

En el juicio contra Andrade, Otto Bula dijo que Odebrecht necesitaba un “mensaje costoso, pero necesario para la compañía”. Según sus declaraciones, constantemente se habría citado con el expresidente de la ANI, para solucionar problemas en los procesos de soborno y adjudicación a dedo. Indicó que cuando la situación era delicada y de carácter confidencial, altos funcionarios se reunían en el apartamento de Eleuberto Martorelli, representante de la multinacional brasilera en Colombia, donde Ñoño Elías, Luis Fernando Andrade y Juan Sebastián Correa, mano derecha de Andrade en la ANI, según su versión, respondían ante las circunstancias.

“Siempre se supo con anterioridad cuál era la necesidad, para qué era la reunión tan importante que se hacía, clandestina y fuera de las instalaciones de la ANI y siempre llevaban la solución o encontraban la solución en esa reunión (…) y puedo decirlo porque tengo respaldos documentales, tengo chats en los celulares que le entregué a la Fiscalía donde muchas veces el señor Andrade preguntaba cuál era el tema de la reunión y se le explicaba”, respondió Otto Bula en interrogatorio.

::Entre a este enlace para conocer más sobre el caso de Luis Fernando Andrade por Ruta del Sol II::

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.