Publicidad
1 Nov 2022 - 1:36 p. m.

Caso Sanclemente: testigo estrella renuncia a colaborar y culpa a la Fiscalía

El mayordomo Laureano Martínez, capturado el día que la Policía descubrió la droga en la finca del exembajador, renunció al trato que tenía con la Fiscalía, asegurando que esta institución no ha cumplido sus compromisos.
Las autoridades incautaron siete toneladas de insumos químicos en el laboratorio y 10 kilos de cocaína.
Las autoridades incautaron siete toneladas de insumos químicos en el laboratorio y 10 kilos de cocaína.
Foto: Archivo El Espectador

La investigación contra el exembajador en Uruguay, Fernando Sanclemente, podría quedarse sin uno de los testimonios más valiosos. Se trata de el mayordomo Laureano Martínez, capturado en febrero de 2020, cuando la Policía, atendiendo un incendio, descubrió un narcolaboratorio de procesamiento de cocaína en una finca de Sanclemente, en Guasca (Cundinamarca).

Antecedentes: Fiscalía retira preacuerdo con el mayordomo de la finca del exembajador Sanclemente

La defensa de Martínez, representada por el abogado Víctor Muñoz, dio a conocer que el mayordomo renunció al principio de oportunidad que había firmado con la Fiscalía. Por tanto, se retira de colaborar con la justicia y entregar todos los detalles que conoce de la finca. Explica que preferirá aceptar cargos por la participación en la red criminal, sin entregar pruebas que serían cruciales en los procesos abiertos contra Sanclemente.

Según Muñoz, el mayordomo Martínez renunció dado que la Fiscalía “no le dio las garantías de salud y seguridad suficientes. La verdad está abandonado, enfermo y muriéndose en la cárcel La Modelo. Solo le dan pastillas. Se ha acudido a diferentes instituciones, pero nadie nos da respuesta porque a la gente le da miedo meterse en el proceso. Al principio estaba en las celdas de paso del DAS, misteriosamente duró cuatro meses ahí, pero desde mediados de 2020 permanece en La Modelo”.

Lea también: Testigos contra exembajador Sanclemente denuncian imprevisto cambio de reclusión

Laureano Martínez ha ventilado, en los últimos dos años, información relevante para el caso. En una matriz de colaboración inicial, señaló que el exembajador Sanclemente sí tendría conocimiento de las actividades ilícitas en la finca. En febrero de 2020, la Policía encontró toneladas de insumos químicos y más de nueve kilos de coca y pasta de coca. En principio, Martínez propuso ser testigo contra Sanclemente en procesos de extinción de dominio.

Por tanto, Martínez se negará a ser testigo en el único proceso que ha avanzado contra Sanclemente, por el delito de destrucción de material probatorio. La Fiscalía lo tiene en juicio desde julio de este año, pues tendría cómo probar que ordenó la quema de equipos electrónicos y enseres del mayordomo Martínez, los cuales, al parecer, hubiesen sido pistas para vincular a Sanclemente con la red de narcotráfico que operaba en su finca.

En contexto: Fernando Sanclemente, a juicio porque habría quemado pruebas del caso narcofinca

Estos fueron los equipos electrónicos quemados, en los que habría pruebas (según la Fiscalía):

  • Un computador portátil
  • Un computador de mesa
  • Un celular marca LG
  • Una Tablet Movistar
  • Un celular Huawei
  • Un celular marca Avvio
  • Tres memorias USB
  • Un disco duro

Además, habría sido quemada una caja con cuadernos usados, que según Laureano Martínez contendría información y datos de todo lo desarrollado en el cristalizadero de cocaína hallado en la finca. Según le dijo el mismo Martínez a la Fiscalía, todos estos componentes contienen “información útil” para probar la participación de personas que aún no han sido vinculadas al proceso. No obstante, desde esta semana se negó a hablar contra Sanclemente y culpó a la Fiscalía por incumplir acuerdos previos.

Entrevista: “No soy bandido, soy una víctima de estas circunstancias”: Fernando Sanclemente

Fernando Sanclemente, por su parte, le explicó a El Espectador en el pasado lo siguiente: “Aquí lo único reprochable es el daño que se nos ha hecho, en lo personal, en lo familiar, en lo societario. Aquí lo que estoy es eliminando una serie de elementos, inclusive previamente consultado ante la Fiscalía de unos delincuentes. Aquí no se me puede dar el tratamiento de bandido o mafioso cuando soy una víctima de estas circunstancias”.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.