Publicidad
6 Jan 2022 - 8:09 p. m.

CIDH exige proteger a líder de misión médica de Cali y a su hermano desaparecido

La Comisión Interamericana decretó medidas cautelares para John Fernando Marín, coordinador de una misión médica en el paro nacional de 2021, y su hermano, Fredemyr Alberto Marín, quien se encuentra desaparecido. Mientras sus vidas corren riesgo, las investigaciones por las agresiones que han recibido no avanzan.
Jornada de manifestaciones y protestas en la ciudad de Cali por el Paro Nacional del 11 de mayo (imagen de referencia).
Jornada de manifestaciones y protestas en la ciudad de Cali por el Paro Nacional del 11 de mayo (imagen de referencia).
Foto: Jorge Londoño - José Vargas

Desde que John Fernando Marín comenzó a liderar misiones médicas en las manifestaciones del paro nacional en Cali, su vida se ha tornado en una pesadilla. Llamadas amenazantes, envío de coronas fúnebres y otras amenazas a su hogar, insultos mientras ejerce su labor, entre otros hostigamientos han sido el pan de cada día. El hecho más grave es la desaparición de su hermano, cuyo paradero se desconoce desde noviembre de 2021. Ante el escaso avance de las investigaciones sobre el infierno que atraviesan los Marín, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), le exigió a Colombia que adopte medidas para protegerlos.

(Lea también: Los expedientes del paro nacional que avanzaron en la justicia en 2021)

“Sabemos dónde estás, te tenemos ubicado, estas en el parque del ancla al lado de una muchacha que tiene uniforme azul”. Así fue la llamada que recibió el 13 de mayo de 2021 John Fernando Marín mientras coordinaba una misión médica de voluntarios en Cali en medio de jornadas de protesta. De inmediato se movió de lugar, pero a los minutos recibió otra llamada: “pensás que es un juego, te estábamos siguiendo, estás en el puente de los mil días”. Llamadas de ese calibre se repitieron una y otra vez, por lo menos, hasta el 24 de mayo.

Ese mismo día, cuando iba a atender a un agente del Esmad que estaba herido en el suelo, el uniformado, al parecer, le dijo: “¿Usted esta con ellos o con nosotros?”. Cuando Marín le contestó que la misión médica era neutral, recuerda que el hombre le contestó: “están para morirse”. Esa misma semana, un conductor que transportaba por Cali a la misión médica fue retenido por varias horas y sus secuestradores exigían un trueque, la libertad de John Fernando Marín. “Es sencillo él nos entrega al coordinador de la Misión Médica y hacemos el cambio”, les habrían dicho por teléfono. En agosto, Marín recibió una corona fúnebre en su casa que llevaba su nombre escrito con marcador.

(Lea también: Policía usó violencia sexual para castigar y humillar en el paro nacional: ONU DH)

Todos estos hechos están descritos en la resolución mediante la cual la CIDH le otorgó medidas cautelares a Marín y a su hermano, Fredemy Alberto Marín, quien hoy se encuentra desaparecido. “Resulta preocupante la falta de protección a John Fernando, pese al conocimiento de situaciones que pueden implicar un riesgo para él. De igual manera, de la información recibida por parte del Estado no se da cuenta de ninguna acción que represente avance en las investigaciones, lo que permita la identificación de las personas responsables de los hechos alegados, y evitar su repetición”, señaló la corporación internacional en el documento de 13 páginas.

Para la CIDH, es indudable que los hechos tienen una relación con la labor de Marín en la misión médica. “La Comisión destaca el papel de liderazgo desempeñado por John Fernando en una labor que ha sido objeto de ataques, amenazas y hostigamientos en el contexto de las protestas. Lo anterior, aunado a la situación especial que permea en contra de líderes en una zona de riesgo como lo es el (Valle del) Cauca, donde el joven propuesto beneficiario realizaba sus labores. Así, la Comisión advierte que el propuesto beneficiario se encuentra sujeto, con el motivo de sus labores de liderazgo en el (Valle del) Cauca, en el marco del Paro Nacional, expuesto a una situación de riesgo que es susceptible de agravar su condición particular”, escribió la corporación.

(Lea también: CIDH reconoce uso excesivo de la fuerza pública en Paro Nacional)

Y añadió: “la Comisión destaca que el hecho de que los incidentes se han mantenido constantes desde su participación en las protestas, así como con posterioridad a las mismas, permite visibilizar al propuesto beneficiario como un objetivo especifico por su rol como coordinador de las misiones médicas, lo que se desprende a su vez de las persistentes referencias a dicha labor en los numerosos eventos de riesgo reportados. En ese tenor, es de notarse que su teléfono y su domicilio han sido conocidos y ha recibido amenazas y hostigamientos en ellos, pese a moverse de ubicación, incluso ubicándose en un hotel”.

La desaparición de Fredemyr Alberto Marín

Si bien desde junio de 2021 John Fernando Marín denunció los hostigamientos que atravesaba, no hay avance en las investigaciones y las amenazas solo fueron agravándose. En noviembre, la situación escaló aún más. El 10 de ese mes su hermano, Fredemy Alberto Marín, quien trabajaba prestando servicio de transporte informal, salió de su casa para no regresar. Una tercera hermana Marín recibió tres días después una llamada en la que le dijeron: “a su hermano lo tenemos por culpa de su hermanito”. La desaparición fue denunciada y hay un mecanismo de búsqueda en marcha, sin mayores resultados a la vista.

(Lea también: CIDH recomendó reformar decreto de “asistencia militar” en paro nacional 2021)

Si bien la defensa de los Marín relacionó la desaparición de Fredemyr con la situación de seguridad de John Fernando, la CIDH no se pronunció sobre el tema. Sin embargo, sí notó que Colombia no informó que alguna investigación estuviera andando. “En este sentido, la Comisión advierte imperante que el Estado ponga en funcionamiento de inmediato sus instituciones competentes en materia de investigación y búsqueda de personas desaparecidas, teniendo en cuenta la importancia de las primeras actuaciones en casos de desaparición, lo cual repercute directamente en la protección de sus derechos a la vida e integridad personal”, escribió la Comisión.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar