6 Jun 2022 - 10:32 p. m.

Cierran una de las investigaciones por violencia sexual contra Fabián Sanabria

Juez concluyó que el caso prescribió. El abogado de la víctima apeló la decisión. El profesor de la Universidad Nacional tiene todavía pendiente un juicio, en un caso separado, por el delito de acceso carnal violento agravado.
Fabián Sanabria fue candidato a rector de la Universidad Nacional. / Cristian Garavito
Fabián Sanabria fue candidato a rector de la Universidad Nacional. / Cristian Garavito
Foto: CRISTIAN GARAVITO - Cristian Garavito/ El espectador

El profesor de la Universidad Nacional Fabián Sanabria no será investigado penalmente por un caso de abuso sexual. Un juez de Bogotá ordenó precluir el proceso contra el reconocido sociólogo, pues consideró que el delito ya estaba prescrito. Según dijo el funcionario judicial en audiencia, “incluso para antes de cuando se interpuso la denuncia ya había prescrito la acción penal”. Sin embargo, Sanabria todavía tiene pendiente un juicio, en el que lo señala otra víctima, por presunto acceso carnal violento agravado.

(Lea también: El caso contra Fabián Sanabria en la Procuraduría: hay dos víctimas más)

“Se accede a la petición de preclusión respecto del delito de abuso sexual”, aseguró el juez. La solicitud la presentó la Fiscalía desde finales de mayo pasado, luego de concluir que ya había pasado el tiempo que se tenía para investigar al profesor Fabián Sanabria. En concreto, porque el delito por el que se le denunció es abuso sexual, sobre hechos que ocurrieron en octubre de 2012. El tiempo que tenía el ente investigador para llevar ante un juez a Sanabria era siete años, que es la pena máxima prevista para esa conducta, pero al momento de la audiencia ya habían pasado nueve. Es decir, prescribió.

Al parecer, mientras Joan Sebastián González trabajaba en el Instituto de Antropología e Historia (ICANH), conoció a Sanabria en un trabajo de campo. Allí, supuestamente, el profesor inició a hacerle comentarios como “¿Por qué no pruebas estar con hombres?”, que iban acompañados de gestos morbosos. Hasta 2020, en la Universidad Nacional comenzaron a surgir denuncias de estudiantes y otros jóvenes contra profesores de Antropología. Entre los acusados, estaba Sanabria. Y solo entonces fue que la Fiscalía comenzó a investigarlo.

(Le puede interesar: Fabián Sanabria, profesor de la U. Nacional, va a juicio por violencia sexual)

“Aquí nos quedaron debiendo investigación. La Fiscalía no hizo la investigación que debió haber realizado”, aseguró la defensa de la presunta víctima Joan Sebastián González. Según explicó el abogado Mauricio Urquijo considera que la Fiscalía presentó esta solicitud “sin haber hecho un análisis de los hechos, habiendo garantizado previamente los derechos de la víctima a participar”. Por un lado, según aseguró, porque la Fiscalía nunca le dio a conocer a su defendido los derechos que tenía como víctima y, por otro lado, porque no lo escuchó para ampliar su denuncia. Por otro lado, porque habría más delitos, que no habrían prescrito.

“La Fiscalía está hablando únicamente de la conducta típica de acoso sexual y basta hacer un simple análisis para concluir que es posible extraer de los hechos un concurso de conductas punibles que podrían ser incluso más graves que el acoso sexual. De una vez lo señalo: la concusión”, explicó el abogado Urquijo. Su hipótesis es que, los hechos se dieron mientras Sanabria era funcionario público y, al parecer, luego del acoso sufrido por González, el joven perdió su trabajo en el ICANH.

“La víctima atribuye haber perdido una vinculación laboral que tenía en el ICANH, entidad pública. Señala él que su desvinculación se debe a su negativa de involucrarse en actividades sexuales con quien las solicitaba (Fabián Sanabria), que podría edificarse en una concusión, prevaricato o tráfico de influencias”, añadió el abogado Mauricio Urquijo. El defensor de Sanabria salió al paso a la afirmación.

(Le puede interesar: Validan publicación de informes que denuncian a docente de la Universidad Nacional)

El juez le salió paso a esta afirmación: “La finalidad de la conducta no es otra que un asedio con fines sexuales, que no son consentidos por parte de y por eso no se puede edificar una conducta distinta a la de abuso sexual”. Además, aunque la defensa de la víctima había pedido que se investigara disciplinariamente al fiscal por no haber investigado a tiempo al profesor Fabián Sanabria, el juez dejó claro que, para el momento en que González acudió a la justicia, ya la conducta había prescrito y el Estado no tenía facultades para investigar.

El abogado Omar David Restrepo, que representa al profesor de la Universidad Nacional, dijo: “No puede venir a adecuarse una conducta delictiva, cuando ni siquiera se estaba al tanto de las actividades investigativas que se desarrollaron”. A juicio del defensor de Sanabria, es claro que la conducta denunciada sí se trataba de abuso sexual, no otro delito, que si en efecto ocurrió ya prescribió, la Fiscalía no puede investigar a su cliente y, en cambio, el profesor ha atendido a todos los requerimientos de la justicia. Incluso en la audiencia de este 6 de junio estuvo presente, con la cámara apagada.

El fiscal del caso aclaró en la audiencia que el joven que ha denunciado al profesor Sanabria sí fue escuchado por la Fiscalía. En 2020, González rindió una entrevista judicial que forma parte del expediente y que, según el funcionario fue tenida en cuenta para pedir la preclusión. Sin embargo, el representante del ente investigador no se refirió a la afirmación según la cual el profesor de la Universidad Nacional habría otros delitos.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.