Publicidad
8 Dec 2021 - 2:00 a. m.

¿Cómo quedaría la disidencia de la Segunda Marquetalia sin “el Paisa” y “Romaña”?

De confirmarse que los dos líderes criminales murieron en medio de emboscadas en territorio venezolano, el organigrama de la disidencia indica que Wálter Mendoza y “el Zarco Aldínever” ocuparían los vacíos de poder en la estructura ilegal.
Henry Castellanos, alias “Romaña”, fue uno de los primeros jefes guerrilleros en rearmarse, tras la firma del Acuerdo de Paz.
Henry Castellanos, alias “Romaña”, fue uno de los primeros jefes guerrilleros en rearmarse, tras la firma del Acuerdo de Paz.
Foto: Mauricio DueÒas CastaÒeda

Recientes informaciones de inteligencia indican que alias Iván Márquez, jefe de la disidencia de la Segunda Marquetalia, se quedó sin dos grandes de sus aliados en el grupo criminal: Hernán Darío Velázquez, alias el Paisa, y Henry Castellanos Garzón, alias Romaña. Se trata de dos hombres que fueron parte de la extinta guerrilla de las Farc y a quienes se les atribuyen secuestros, homicidios y decenas de actos terroristas entre los años 90 y la década de 2000. Además, en agosto de 2019, ambos fueron de los principales jefes del grupo criminal que acompañaron a Márquez durante su anuncio de retomar las armas e incumplir con lo firmado en el Acuerdo de Paz.

“Romaña”: ¿qué hacía en las Farc y por cuáles crímenes se le acusa?

Aunque con el tiempo crecen los rumores de sus muertes, ninguna autoridad del Estado colombiano ha salido a pronunciarse oficialmente para confirmar o desmentir las versiones que trascendieron en las últimas horas. El único que se ha pronunciado fue el director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, quien señaló que según fuentes de información policial, al Paisa lo habrían matado por “disputas delincuenciales en el interior. Sabemos que había unas caletas con cientos de miles de dólares”. Sin embargo, hasta el momento las versiones que se conocen en algunos puntos son contradictorias y no dejan entrever qué pasa en el interior del grupo criminal.

De acuerdo con los organigramas de las Fuerzas Militares y la Policía, los llamados a ocupar estos vacíos son alias el Zarco Aldínever y Wálter Mendoza. En abril de 2021, el primero fue noticia al emitírsele una orden de captura en su contra porque estaría involucrado en la muerte y desaparición de James Silva Duque, quien durante el principio de milenio se desempeñaba como funcionario de la Fiscalía en Villavicencio. La víctima fue interceptada en zona rural de Medina (Cundinamarca) y, al parecer, trasladada a un campamento del entonces frente 53 de las Farc, en San Juanito (Meta). Allí habría sido asesinado en cautiverio y aún no se sabe nada del cuerpo.

El Zarco Aldínever, quien alcanzó a heredar el poder de alias Mono Jojoy (muerto en operaciones militares en septiembre de 2010), ingresó a la guerrilla en diciembre de 1990 -con 14 años-. Según han podido establecer las autoridades, grupos paramilitares asesinaron a su abuelo y dos tíos en Restrepo (Meta). Desde ahí tuvo un ascenso dentro de las filas de las Farc, logrando ser comandante de compañía, de columna y, finalmente, de frente, su último cargo como jefe del Estado Mayor del bloque Oriental de las Farc. Aunque el Zarco se comprometió con el Acuerdo de Paz, retomó las armas en agosto de 2019 y fue expulsado de la JEP.

“El Paisa”, encargado de extorsionar en minas venezolanas de oro y coltán

El otro llamado a ocupar la primera plana de la Segunda Marquetalia, Wálter Mendoza, uno de los hombres que durante el Acuerdo de Paz fue de los más reacios a entregar las armas y darle fin al conflicto. José Vicente Lesmes, como realmente se llama, formó parte de las Farc desde los años 70, es decir, es uno de los líderes de la vieja guardia fariana. Se le conoce por ser uno de los fundadores del Comando Conjunto Central y el creador de las columnas móviles, las cuales se convirtieron en tropas de élite de la desaparecida guerrilla. Su historia criminal inició en el bloque Occidental, operando en Cauca, Valle del Cauca y Chocó, y fue jefe de la columna móvil Libardo García en Buenaventura.

A Mendoza se le atribuye, junto con Diego Ardila Merchán, alias Leonel Paz, de ser uno de los determinadores de una moto bomba en el municipio de Pradera, Valle del Cauca, en 2014, que dejó una persona y otras 56 resultaron heridas. Iniciado el proceso de paz, posterior a la firma de los acuerdos en noviembre de 2016, se supo que Wálter Mendoza encabezó un proyecto productivo para exportar café y que quería convertirse en el técnico de fútbol de los equipos de las Farc. Sin embargo, en agosto de 2018 fue capturado por el delito de fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego y munición; posteriormente, fue dejado en libertad por irregularidades en el caso.

Fuentes policiales indican que Iván Márquez quedó en un escenario similar al que vivió el recientemente capturado líder del Clan del Golfo, alias Otoniel. “Cuando fueron capturados o muertos en combate varios de los hombres de confianza de Otoniel, este se fue quedando sin grandes perfiles criminales y que fueran respetados en el interior del grupo criminal”, dice la fuente de la Policía. Este escenario se suma a la captura de alias la Frita, en julio de 2020, quien según la Fuerza Pública formó parte de la Segunda Marquetalia. Además, en mayo de 2021, se reportó el asesinato de Jesús Santrich, también en territorio venezolano.

Desde el año pasado se vienen presentando capturas de hombres importantes para el Paisa. El más reciente fue el de alias Colacho, capturado a finales de octubre de 2021 en un hotel en el sur de Bogotá, mientras huía de las autoridades, que lo buscaban por ser el líder de la disidencia de la Segunda Marquetalia en el sur del departamento de Bolívar. En julio de 2020 fue capturado alias Hermes, antiguo jefe de la columna móvil Teófilo Forero, quien estaría involucrado en hechos criminales con excombatientes de reincorporación en Huila y en amenazas que recibieron varias poblaciones en el sur del departamento, entre otros delitos.

El director de la Policía explicó que a 160 km de Arauca capital, a 100 km de la frontera oriental, estaba el campamento del Paisa desde hace dos años. “Hay un campamento de entrenamiento donde estaban instruyendo a delincuentes de varios países”, aseguró el general Vargas. Además, se conoció que en estos campamentos habría guerrilleros colombianos, venezolanos y ecuatorianos. Aunque las autoridades colombianas no se han pronunciado oficialmente para desmentir o confirmar las muertes del Paisa como de Romaña, lo que se sabe es que el escenario de guerra que se vive entre las disidencias de las Farc en territorio venezolano viene en aumento.

Síguenos en Google Noticias