Publicidad

Condena a la Iglesia por caso de pederastia es una ofensa: Monseñor Castro

Dice que la sanción debe ser impuesta al sacerdote que cometió el delito más no a la institución.

Redacción Judicial
09 de octubre de 2015 - 12:01 p. m.
Archivo El Espectador / Archivo El Espectador
Archivo El Espectador / Archivo El Espectador

Luego de que se conociera la millonaria sanción impuesta por la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia a la Iglesia Católica por el caso de dos menores que fueron abusados por el sacerdote Luis Enrique Duque en el Tolima, el presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Luis Augusto Castro, rechazó dicha condena.

De acuerdo con declaraciones entregadas por monseñor Castro a RCN Radio, la condena por pederastia es una ofensa para la institución. "Qué sentido tiene una condena a la Iglesia católica y a los católicos de Colombia, qué culpabilidad puede haber por parte de la Iglesia como tal frente a una cosa privada de un individuo y que no está de ninguna manera dentro de lo que la Iglesia pide a sus sacerdotes", aclaró.

Comparó este caso con los abusos sexuales de menores por parte de maestros y que no han resultado con sanciones de este tipo al Ministerio de Educación debido a que son hechos aislados a la función misma. (Lea: Escándalo de pederastia en Tolima)

"Cómo por un acto individual, personal, totalmente contrario a lo que pide y enseña la Iglesia, se condena, no sé si haya casos parecidos con otras instituciones, por ejemplo, en el campo de la educación, cuántos profesores no pudieron estar implicados en esto, y jamás se ha dicho que queda castigado el Ministerio de Educación o el Gobierno porque son actos individuales", agregó en la entrevista radial.

El presidente de la Conferencia Episcopal expresó su rechazo a este tipo de abusos contra los menores y aseguró que aún no han sido notificados oficialmente de esa sentencia.

En el histórico fallo, el alto tribunal determinó que existe una responsabilidad patrimonial por parte de la Iglesia por los abusos cometidos en contra de estos dos niños, desplazados junto a su familia por la violencia.

"Por haber desconocido el clérigo la misión pastoral que estaba llamado a ejercer de acuerdo con los principios inculcados por la Iglesia, la Diócesis está llamada a reparar el agravio que dicha Institución –por medio de uno de sus agentes- infligió a los demandantes, a quienes hasta el último momento ha negado el derecho al resarcimiento de su dignidad e integridad personal y moral, muy a pesar de la contundencia y gravedad del perjuicio ocasionado”, señaló la Corte.

El sacerdote Luis Enrique Duque fue condenado desde agosto de 2008 a 18 años y 4 meses de prisión por acceso carnal abusivo en menor de edad.

Por Redacción Judicial

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar