Publicidad
25 Mar 2022 - 11:13 p. m.

Reactivan condena contra alias “Huevoepisca” por caso Jineth Bedoya

La Corte Suprema señaló que el exparamilitar Jesús Emiro Pereira Rivera, alias Huevoepisca, mantendrá su condena de 40 años de prisión dictada por la justicia ordinaria y no recibirá beneficios de la Ley de Justicia y Paz. El criminal nunca aceptó su probada participación en los hechos y fue condenado por los delitos de acceso carnal violento agravado, secuestro simple agravado y tortura.
Reactivan condena contra alias “Huevoepisca” por caso Jineth Bedoya

La Corte Suprema de Justicia ordenó revocar la suspensión de la pena de 40 años de prisión contra Jesús Emiro Pereira Rivera, alias Huevoepisca. El exintegrante de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc) fue condenado por la justicia ordinaria en 2019 por acceso carnal violento agravado, secuestro y tortura, acciones de las que fue víctima la periodista Jineth Bedoya.

Lea: Colombia es responsable del secuestro y tortura de Jineth Bedoya: Corte IDH

La Sala de Casación Penal del alto tribunal determinó que Pereira no ha reconocido su probada participación como coautor en los delitos perpetrados contra la comunicadora, hecho que le costaría no tener acceso a los beneficios de la Ley de Justicia y Paz, entre ellos, tener una pena accesoria no mayor a ocho años de prisión.

En contexto: Jineth Bedoya: “Sé que mi vida está en riesgo, pero no es razón para callarme”

Además, para la corte la posición del exparamilitar desconoce la sentencia ratificada en dos instancias por la justicia ordinaria, en la cual se concluye que “los deplorables, crueles y dolorosos actos fueron cometidos por la organización paramilitar de la que Pereira Rivera hacía parte como comandante financiero y enlace de los grupos que operaban en Bogotá y los Llanos Orientales”.

Pereira Rivera ha admitido en Justicia y Paz conocer los hechos, pero niega haber sido uno de sus perpetradores o tenido incidencia en la orden para su ejecución. La Corte señaló que “esta situación evidencia una contradicción que Pereira pretenda beneficiarse frente a la sanción que le impuso la justicia ordinaria al declarar probada su participación y, al mismo tiempo, deseche su contenido en Justicia y Paz alegando que no es cierto”.

En octubre de 2021, La Corte IDH condenó al Estado colombiano por los hechos que sufrió Bedoya mientras fue reportera de El Espectador en mayo del 2000 y narraba la guerra y corrupción que se vivía al interior de la cárcel La Modelo en Bogotá. “Después del secuestro, agresiones y actos de violencia sexual contra Jineth Bedoya, ella siguió recibiendo amenazas y enfrentando hasta el presente un riesgo especial por el ejercicio de su profesión”, concluyó la Corte IDH.

La Corte Interamericana recomendó a Colombia “una investigación completa, imparcial, efectiva y dentro de un plazo razonable que permita esclarecer todas las circunstancias de todos los crímenes cometidos contra la periodista Jineth Bedoya Lima, incluida las amenazas y violencia sexual, y determinar todas las responsabilidades correspondientes incluida la posible participación de agentes del Estado”.

Bedoya adelantó investigaciones para El Espectador sobre la guerra que libraba el paramilitarismo y la guerrilla en esa cárcel. A ese penal fue citada el 25 de mayo de 2000 por un emisario del paramilitarismo para recopilar información para su trabajo, cuando a la entrada de la cárcel fue secuestrada. Previamente, Bedoya escribió 34 textos, entre febrero de 1999 y mayo de 2000, entre ellos: “Caciques mandan en La Modelo”, “Pescas milagrosas en la cárcel”.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

En sus artículos, Bedoya contó como los patios 3, 4 y 5 del ala sur del penal fueron controlados por el paramilitarismo y los 1 y 2 del ala norte se hicieron territorio de la guerrilla. Los demás presos se acomodaron a los bandos para sobrevivir. Insurgentes y autodefensas guardaban en sus caletas subametralladoras, revólveres, pistolas, granadas, armas blancas, escopetas. Más de 100 personas murieron en cuatro años, algunas desaparecidas.

Noticia en desarrollo...

Síguenos en Google Noticias