11 Aug 2020 - 9:31 p. m.

Coronel investigado por asesinato de Dimar Torres quedó inhabilitado por 20 años

Por orden de la Procuraduría, esa será la sanción para el teniente coronel (r) Jorge Armando Pérez, acusado de ser el determinador del crimen de Torres- El cabo Daniel Eduardo Gómez, el único condenado hasta ahora por la justicia penal, fue sancionado disciplinariamente por 14 años y tres soldados profesionales, por 12 años.

La Procuraduría acaba de confirmar la destitución e inhabilidad del coronel (r) Jorge Armando Pérez, el cabo segundo Daniel Eduardo Gómez y los tres soldados profesionales Cristian Casilimas, Yorman Buriticá Duarte y William Castrillón. Gómez ya está condenado y el resto son investigados en el asesinato del excombatiente de las Farc, Dimar Torres y, de acuerdo con el Ministerio Público, las pruebas recolectadas en contra de los cinco militares demuestran que incurrieron en faltas disciplinarias.

(En contexto: Detalles sobre el juicio disciplinario por el caso de Dimar Torres)

Por orden del procurador delegado para la Fuerza Pública, Hernan Rincón Cuellar, el coronel (r) Jorge Armando Pérez será destituido del Ejército e inhabilitado por 20 años para ocupar cargos públicos, pues concluye que fue el determinador del crimen. Asimismo, el autor material de la muerte de Dimar Torres, el cabo Daniel Eduardo Gómez, fue sancionado con una inhabilidad de 14 años para trabajar con el Estado. Gómez, además, purga una pena de 20 años de prisión.

Para el organismo de control, las pruebas indicaron que los tres soldados profesionales, Cristian Casilimas, Yorman Buriticá Duarte y William Castrillón ayudaron en el ocultamiento y alteración de la escena del crimen, lo cual ellos negaron hasta la saciedad. Por su actuación en el crimen, la Procuraduría los destituyó y los inhabilitó por 12 años.

El 22 de abril de 2019, el excombatiente Dimar Torres fue asesinado en el municipio de Convención (Norte de Santander). Las primeras versiones otorgadas por el entonces ministro de Defensa, Guillermo Botero, indicaban que el hecho se había presentado por un forcejeo entre el excombatiente y el cabo segundo del Ejército, Daniel Eduardo Gómez. No obstante, la versión cambió a medida que se esclarecía lo sucedido, pues la comunidad denunció que se trataba de un homicidio.

(Le puede interesar: Por asesinato del excombatiente Dimar Torres, un coronel y tres soldados del Ejército irán a juicio)

La noche del asesinato, la comunidad encontró muerto a Torres. Le habían disparado y su cuerpo presentaba señales de tortura y mutilación. En la escena del crimen se encontraba el cabo Daniel Eduardo Gómez y los tres soldados profesionales Cristian Casilimas, Yorman Buriticá Duarte y William Castrillón quienes aparentemente ya habían cavado una fosa para ocultar el cadáver De acuerdo con el abogado defensor de los tres militares, Jairo Andrés Santos, el hoyo habría sido cavado para atrincherarse, ya que en la zona había combates con el ELN.

Fue con este grupo guerrillero con el cual el coronel (r) Jorge Armando Pérez habría asociado a Dimar Torres. De acuerdo con el coronel, el excobatiente había reincidido y era un miembro activo del ELN, en el cual se desempeñaba como explosivista. Estos señalamientos comenzaron luego de que uno de los soldados adscrito al batallón batallón de operaciones terrestres N°11 del Ejército, que este comandaba, muriera a causa de un artefacto explosivo, reveló la revista Semana.

El hecho habría motivado al coronel (r) Pérez y otros hombres del batallón de operaciones terrestres N°11 del Ejército, a seguir cualquier movimiento del excombatiente. Así quedó evidenciado cuando la Fiscalía mostró la existencia de un chat de WhatsApp donde Pérez había comunicado su intención de “vengar” la muerte de su soldado asesinando a Dimar Torres.

(Lea también: Después un año de la muerte de Dimar Torres, solo hay un condenado por el crimen)

Según la Procuraduría, con su conducta, los cinco militares ”incumplieron sus deberes y atentaron de manera directamente e inequívoca la imagen del ejercito y la administración Pública”. Asimismo, catalogaron la actuación de los cinco hombres como una falta gravísima a titulo de dolo.

La decisión tomada en el juicio disciplinario contra los militares, la Procuraduría tuvo en cuenta la calidad de Dimar Torres como civil, que “no participaba en las hostilidades presentadas en la zona del Catatumbo (Norte de Santander) y que no era parte activa del conflicto”. Asimismo, recalcó que Torres estaba protegido por las normas que rigen el Derecho Internacional Humanitario por lo tanto, se dispuso a sancionar a los militares con la severidad que su falta vulneró este marco jurídico internacional.

En la audiencia del 31 de julio, la defensa del coronel Jorge Armando Pérez y el cabo Daniel Eduardo Gómez. pidieron no catalogar a Dimar Torres como persona protegida debido a que presuntamente, además de ser miembro del ELN, el excombatiente sembraba coca y cobraba extorsiones. Inconformes por la decisión de primera instancia, la defensa de los cinco militares anunció que presentaría un recurso de apelación que deberá ser radicado dentro de las próximas 48 horas.

Comparte: