Publicidad
18 Aug 2020 - 7:55 p. m.

Corte Suprema negó tutela de Soledad Tamayo para ocupar curul de Aida Merlano

El alto tribunal ratificó que en el caso de la condenada Aida Merlano se mantendrá la silla vacía. Además, señaló que con la decisión no se están violando los derechos de participación de la senadora Tamayo.
Senadora Soledad Tamayo / Archivo El Espectador.
Senadora Soledad Tamayo / Archivo El Espectador.
Foto: Tomada de Twitter @senadogovco

La Sala de Casación Civil de la Corte Suprema de Justicia estudió la tutela interpuesta por la senadora conservadora Soledad Tamayo buscando recuperar su puesto en la curul que dejó la condenada Aida Merlano en el Congreso y rechazó de tajó esa posibilidad. El alto tribunal ratificó que como Merlano fue investigada y condenada por actos de corrupción electoral, en su caso se debe aplicar la llamada “silla vacía”, razón por la cual la curul debe quedar vacía y no puede ser reemplazada.

(En contexto: Soledad Tamayo pierde su curul por silla vacía en contra de Aida Merlano)

“El fallo recriminado no alberga anomalía que imponga prima facie la salvaguarda suplicada, en tanto que, en lo atinente a la aplicación del instituto político que obliga a dejar vacante definitivamente la curul para la que aspiró la sentenciada Merlano Rebolledo, ello está sustentado en el artículo 134 de la Constitución Política; luego, al encontrarse edificada la citada decisión en una aplicación respetable del texto constitucional, no puede calificarse de transgresora de los derechos fundamentales de la accionante”, dice el fallo.

Soledad Tamayo fue llamada el 29 de mayo de 2019 por la Mesa Directiva del Senado para ocupar la curul dejada por Merlano Rebolledo, quien luego de ser capturada fue suspendida como congresista luego de ser con resoluciones del 6 y el 10 de julio de 2018 y condenada en primera instancia en octubre de 2019 por la Corte Suprema, en sentencia confirmada en mayo de 2020. Esa decisión ordenó al Congreso aplicar la “silla vacía” en la curul de Merlano y además compulsó copias para investigar la actuación de la Mesa Directiva que dispuso hacer el reemplazo de la curul.

Tamayo aseguraba que si ella fue llamada por el Senado a ocupar la curul de Merlano, la decisión judicial que la sacó de allí es una “vía de hecho”. En su criterio, la Sala Penal de la Corte Suprema no tenía competencia para resolver sobre la validez del llamamiento a ocupar curul ni sobre la aplicación de la figura de la “silla vacía”. “La Sala accionada actuó completamente al margen del procedimiento establecido, desconociendo las garantías judiciales de terceros frente a procesos en que no son parte, ni el Partido ni mi poderdante”, dijo Tamayo en la tutela.

(Le puede interesar: “La voz de mis electores queda en silencio”: Soledad Tamayo)

No obstante, la Sala Civil desestimó esos argumentos y destacó que en este caso no se puede ignorar la naturaleza de los delitos en que incurrió Merlano Rebolleda, “que atentaron contra los mecanismos de participación democrática, los cuales, aunque se presentaron cuando aquélla fungía como Representante a la Cámara, se cometieron con el propósito esencial de acceder al Senado de la República”.

“No se advierte configurada la vía de hecho a que se refiere la demanda, ya que las consideraciones expuestas por la Sala denunciada resultan razonadas, sin que devenga procedente, como ya se dijo, que por esta vía se realice un pronunciamiento alterno a esas posiciones”, agregó la Sala Civil. Luego de perder la curul el pasado 24 de julio, Tamayo aseguró que esta decisión era una desafortunada pérdida para la democracia”, advirtiendo que la voz de sus votantes “queda en silencio en el Congreso”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.