16 Dec 2020 - 2:01 a. m.

Corte Suprema ratifica detención del senador Eduardo Pulgar

Medicina Legal dictaminó que las afecciones de salud que enfrenta el congresista del Partido de la U pueden ser atendidas en establecimiento carcelario.

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia negó la posibilidad de sustituir la medida de aseguramiento que fue ordenada en contra del senador Eduardo Pulgar, quien enfrenta un proceso judicial por presunto tráfico de influencias y quien está detenido en la cárcel La Picota de Bogotá desde el pasado 1º de diciembre. La defensa del senador había elevado la solicitud alegando que se encontraba enfermo, razón por la cual se había solicitado un concepto a Medicina Legal.

Ese documento, conoció este diario, asegura que el senador Pulgar “no está en condición de grave enfermedad”. Medicina Legal señaló que, en efecto, el congresista tiene afecciones de salud pero que pueden ser manejadas en establecimiento carcelario. Por esa razón, se negó la petición y el senador Pulgar seguirá enfrentando su proceso penal estando detenido.

(Le puede interesar: Corte Suprema pide a Medicina Legal dictamen sobre la salud del senador Pulgar)

El senador Eduardo Pulgar fue capturado por orden de la Sala de Instrucción como medida preventiva, al estimar que este realizó una gestión ilegal, ante la Presidencia, el Ministerio de Educación y un juez de la República que intentó sobornar, en aras de conseguir un beneficio propio de índole electoral. Para la Corte, Pulgar actuó “con abuso de la función y del cargo” que ostenta como congresista para favorecer a Luis Fernando Acosta Osío, en medio de una disputa entre primos por el control de la Universidad Metropolitana de Barranquilla.

Pulgar le propuso al juez Andrés Rodríguez Caez que le ayudara, que había “un negocio” por $200 millones en una reunión. Ante su negativa, en una nueva reunión hecha en la oficina de David Name Terán, Luis Fernando Acosta Osío le habló al servidor judicial de la mediación de Pulgar ante las autoridades nacionales en el asunto. Ambas reuniones quedaron grabadas y fueron dadas a conocer por el periodista Daniel Coronell: “Quiero apelar a la buena relación que ustedes tienen (el juez y el exalcalde de Usiacurí, Ronald Padilla, quien los presentó) pa’ ver si me pueden ayudar, hermano. Esa universidad me pone unos votos muy importantes y adicionalmente… Aquí hay un negocio… Ustedes me dicen… y yo voy y digo: pa’ esta jugada vale tanto y vamos pa’ lante. Así de sencillo”, se escucha en los audios revelados por el periodista.

(Le puede interesar: La gestión indebida del senador Pulgar, según la Corte Suprema)

Pulgar le habló de “200 palos”, que vendrían a ser $200 millones de “recompensa” para el juez si accedía a su petición, cosa que no sucedió. En otra grabación, correspondiente a la conversación con el juez, quedaron consignados los intereses del congresista. “Los manes están preocupados y yo te digo la verdad, a mi lo que más me preocupa es la vaina política que ya está a nueve meses, es mi elección y esa vaina es un hueco, esos manes me ayudan ahí con becas, me dan puestecitos. Yo te hablo la verdad y cuando inicia la campaña me tiran un billetico”. Y además, en la conversación, insiste en exponer su rol político y las posibles influencias que en un futuro se podrían mover en caso de “ayudarse” mutuamente: “Yo ya conocí a un juez y tu conociste a un senador, ahí vamos en la vida”, le dijo.

(Le puede interesar: El ilegal reparto de una tutela que no tocó a los favorecidos).

Este martes, la Sala de Consulta y Servicio Civil del Consejo de Estado determinó que el proceso disciplinario que se adelanta en su contra, es de competencia de la Procuraduría General y no de la Comisión de Ética del Senado como lo solicitaba la defensa del congresista. Al solucionar un conflicto de competencias, la Sala señaló que el caso en efecto debe ser estudiado por la Procuraduría porque el hecho que se le endilga, en principio, “no corresponde a una función congresional, sino a un posible acto de corrupción”.

“La Procuraduría General de la Nación tiene competencia disciplinaria sobre los servidores públicos de elección popular, especialmente, cuando la conducta corresponde a una actuación corrupta”. La decisión señala que la reciente decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de Gustavo Petro, que señala que una persona elegida por voto popular no puede ser destituida, no impide que la entidad asuma el caso. La decisión fue reseñada por la Procuraduría General que en este momento está liderada por Fernando Carrillo Flórez y que en enero será encabezada por la electa Margarita Cabello Blanco, cuya amistad con el senador Pulgar es conocida.

Comparte: