Publicidad
15 Mar 2021 - 6:58 p. m.

Critican declaraciones del presidente de la Corte Suprema sobre el caso Uribe

Un grupo de expertos que trabajan en el “monitoreo de garantías judiciales en el caso del expresidente Álvaro Uribe Vélez”, formado por abogados cercanos la defensa del exmandatario, señaló que las recientes declaraciones del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Luis Antonio Hernández, podrían interpretarse como una “coacción” a los jueces que actualmente llevan el caso.
Magistrado Luis Antonio Hernández Barbosa, presidente de la Corte Suprema de Justicia, corporación donde nació la investigación por presunto fraude y soborno contra el expresidente Álvaro Uribe. / Foto: Archivo.
Magistrado Luis Antonio Hernández Barbosa, presidente de la Corte Suprema de Justicia, corporación donde nació la investigación por presunto fraude y soborno contra el expresidente Álvaro Uribe. / Foto: Archivo.

Las recientes declaraciones del magistrado Luis Antonio Hernández, presidente de la Corte Suprema de Justicia, donde nació la investigación por presunto soborno y fraude procesal contra el expresidente Álvaro Uribe, no cayeron bien en el equipo de expertos que se dedicó al “monitoreo de las garantías judiciales” del caso y que está conformado por reconocidos abogados cercanos a la defensa del exmandatario. (Lea también: El País de España le pide a Álvaro Uribe responder por falsos positivos)

A través de un comunicado, los juristas señalaron su total “rechazo” a las palabras emitidas por el togado en una entrevista que este le concedió a Noticias Caracol y que fue publicada el pasado domingo 14 de marzo. En ese medio, Hernández dijo que la jueza que lleva el caso (y que deberá definir si acepta la preclusión del proceso que pidió la Fiscalía), deberá evaluar todo el expediente completo, incluyendo la investigación que adelantada por el alto tribunal cuando el caso estaba en esa Corporación.

El magistrado, además, manifestó que lo único que encontraba “cuestionable” respecto a la actuación que de la Fiscalía en el proceso, es que “haya hecho como equipo con la defensa en la audiencia pública ante la juez 30 penal de garantías, intentando persuadir a la juez de que lo actuado por la Corte era inválido”. Hernández reiteró que le pareció “innecesario” que el ente investigador compartiera la pretensión de la defensa, en ese sentido.

Y, aunque se negó a opinar sobre las actuaciones de la defensa del expresidente dentro de los estrados judiciales, sí expresó que los abogados se han referido “en términos irrespetuosos a la Corte, han agredido personalmente a los magistrados y me parece que son su conducta han agredido la dignidad de la justicia y de algunos de sus magistrados, con el riesgo personal que ello implica para ellos”, dijo en Noticias Caracol. (Le puede interesar: Álvaro Uribe: declaran improcedente tutela que buscaba volver su proceso a ceros)

En contraste, el equipo de abogados cercanos a la defensa del exmandatario indicó que las declaraciones del presidente del máximo órgano judicial en Colombia, “son especialmente preocupantes”. Para los abogados, las palabras de Hernández son contrarias al principio de independencia judicial, con el agravante de que el magistrado, “sin tener competencia” estuvo al frente de la investigación contra expresidente antes de que esta pasara a la Fiscalía.

Agregaron que Hernández no tiene una posición imparcial frente al proceso y que sus declaraciones podrían interpretarse como una coacción a los jueces y fiscales que actualmente adelantan el caso. “Confiamos en que las declaraciones del magistrado Luis Antonio Hernández no se hicieron en representación de la Honorable Corte Suprema de Justicia, y hacemos un llamado para que los operadores judiciales del caso no se vean afectados en su imparcialidad por la entrevista dada por el magistrado”, señalaron.

Además, aprovecharon la coyuntura para insistir en las irregularidades, que según los abogados, se cometieron en contra del expresidente, mientras el caso estuvo en la Corte. “Durante dicha investigación se presentaron múltiples violaciones a los derechos y garantías judiciales del expresidente, pues se trató de un proceso que se mantuvo oculto durante cinco meses, en el que se recaudaron pruebas de cargo sin oportunidad para su contradicción, y en el que se interceptaron ilegalmente las comunicaciones del expresidente con sus abogados defensores”.

Sobre estos asuntos fue interrogado el magistrado Hernández durante la entrevista. Sobre la interceptación a las comunicaciones de Uribe reconoció que fue un error que el alto tribunal reconoció. “Lo explicamos y dijimos en su momento que la legalidad de esas interceptaciones debería ser evaluada por el juez al que le correspondiera resolver el caso, que no éramos nosotros porque en ese momento cuando dimos esas declaraciones ya las nuevas salas al interior de la Corte habían sido implementadas”, dijo. (Noticia relacionada: Los millones que habría entregado a testigos Diego Cadena, el exabogado de Álvaro Uribe)

Y respecto a la supuesta irregularidad que ha manifestado la defensa del expresidente en muchas oportunidades sobre que el alto tribunal no le permitió contrainterrogar al principal testigo del caso Juan Guillermo Monsalve, el magistrado indicó que “desconocía” que eso hubiera sucedido, pero que así no actúa la Corte. “Me resisto a creer que la Corte haya transgredido derechos del procesado en el caso. Muchas cosas se han dicho públicamente, muchas cosas que no son ciertas, me parece que eso hace parte de la estrategia de la defensa, ese es un proceso con una enorme propaganda”, concluyó.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar