5 Aug 2020 - 10:37 p. m.

Decisión contra Álvaro Uribe pide investigar a Diego Cadena y a Vicky Jaramillo

El documento de 1.554 páginas además pide investigar a Carlos Cruz Moreno quien, siendo juez activo asesoraba al abogado Cadena y a Enrique Pardo Hasche, quien era compañero de prisión del testigo Juan Guillermo Monsalve.
Diego Cadena-Gustavo Torrijos
Diego Cadena-Gustavo Torrijos

La decisión de la Corte Suprema de Justicia de ordenar la detención preventiva del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez por presunto fraude procesal en relación con una supuesta intención de manipular testigos, tiene ya varios coletazos judiciales. La Sala de Instrucción del alto tribunal compulsó copias a la Fiscalía General para que investigue a varias personas que pudieron haber incurrido en hechos delictivos relacionados con este mismo caso que tiene paralizado al país. Los primeros dos nombres que aparecen son el del abogado Diego Cadena, su socio Juan José Salazar, la asesora política Vicky Jaramillo, al detenido Enrique Pardo Hasche y Carlos López, alias Caliche.

En concreto, la decisión pide a la Fiscalía que investigue al abogado Cadena por la presunta comisión de los delitos de falso testimonio, fraude procesal y alteración de evidencias. Esta compulsa agravaría la situación jurídica del abogado Cadena a quien el ente investigador ya le imputó los cargos de fraude procesal y soborno en actuación penal por dos episodios relacionados con este caso. Por un lado, haber buscado al paramilitar Carlos Enrique Vélez, alias Víctor, y ofrecerle $200 millones de pesos a cambio de firmar documentos en los que asegurara falsamente que el senador Iván Cepeda le había pedido declarar en contra del expresidente Uribe.

(Le puede interesar:Diez datos claves para entender el proceso contra el senador Álvaro Uribe)

Según la imputación, Cadena y su socio Juan José Salazar, entregaron efectivamente $48 millones de pesos a familiares del paramilitar entre el 18 de junio de 2017 y agosto de 2018. Además, la Fiscalía le imputó cargos por haber ofrecido al paramilitar Juan Guillermo Monsalve servicios jurídicos, a cambio de que enviara a la Corte Suprema una declaración cambiando el testimonio que ha dado en el pasado en el sentido de que Álvaro Uribe Vélez tendría nexos con paramilitares. El futuro de Cadena y Salazar se conocería este jueves en audiencia pública, cuando se espera que un juzgado defina si le dicta medida de aseguramiento o no. Cadena y Salazar no aceptaron cargos y han insistido en que los pagos se hicieron como ayudas humanitarias y pagos de viáticos.

La decisión de la Sala de Instrucción, cuyo ponente fue el magistrado César Reyes, también pide investigar presuntos delitos que habría cometido el abogado Salazar. Y pide investigar pero disciplinariamente a Carlos Cruz Moreno, un exjuez, que estando activo habría servido de asesor para el abogado Cadena. En octubre de 2019, El Tiempo publicó un audio entre López y el abogado Cadena, quien se refiere al primero como Cachelito y como una persona cercana, amiga, que fue profesor suyo. En la conversación, ambos hablan de la oferta jurídica que le hizo Cadena a Monsalve de inteponer una acción de revisión a la condena que tiene el exparamilitar.

(Le puede interesar: Las fechas del proceso contra Álvaro Uribe Vélez)

El juez, en esa conversación, asegura que no se trata de “ofrecer” un beneficio, sino de hablar de un recurso de revisión. “El compromiso debe ser muy medido en las palabras”, le dice Cruz Moreno a Cadena, insitiéndole en que esa petición no puede quedar ni entenderse como un compromiso a cambio de la retractación, porque eso tendría efectos judiciales. Además, le explica que no le puede “asegurar nada” porque eso se podría tomar como una manipulación del testigo. E insiste en que Cadena podría decirle al testigo que podría mirar si es posible que en su caso procedía o no una acción de revisión, entre otros.

De otro lado, la Sala de Instrucción le solicitó a la Fiscalía investigar por presunto falso testimonio a Vicky Jaramillo, una asesora política, experta en marketing político, que ha acompañado las campañas presidenciales de Álvaro Uribe y de Juan Manuel Santos, según ella misma explica en su página web, y quien se denomina militante del Centro Democrático. Jaramillo fue la primera persona en ser llamada por la Corte el 24 de julio de 2018 cuando la Corte Suprema llamó originalmente a indagatoria al expresidente y al representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada.

(Le puede interesar: Caso Uribe: ¿por qué está citada a declarar Vicky Jaramillo?)

Según Álvaro Uribe, Jaramillo lo abordó en el Congreso para decirle que el testigo Juan Guillermo Monsalve quería retractarse de las declaraciones que ha hecho a la justicia en su contra. En una rueda de prensa del 31 de julio de 2018 y en varias entrevistas a medios, Uribe dijo que su respuesta a Jaramillo fue que hablara “con los abogados”. La asesora dijo que quien la contactó a comienzos de 2018 fue Ricardo Williamson, cuñado de Enrique Pardo Hasche, recluido en la misma prisión que Monsalve. “Yo le mando la información a Diego Cadena, sí”, dijo Jaramillo a Noticias Caracol el 26 de julio de 2018.

Jaramillo dice que sólo hizo el contacto con la defensa del expresidente y que no conocía ni a Pardo ni al testigo Monsalve. De otro lado, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema también compulsó copias en contra de Enrique Pardo Hasche por la presunta comisión de los delitos de falso testimonio y soborno. Este testigo está condenado por el secuestro del empresario Eduardo Puyana, suegro del expresidente Andrés Pastrana y compartió celda con Monsalve tanto en la prisión de Cómbita como en La Picota. Según el expediente, Hasche fue la persona que medió para que Monsalve aceptara recibir al abogado Cadena el 22 de febrero de 2018 en un encuentro que quedó grabado mediante un reloj que tenía Monsalve.

(Le puede interesar: La reunión completa entre Enrique Pardo Hasche y Juan Guillermo Monsalve)

El 4 de agosto de 2018, El Espectador reveló la conversación completa entre Pardo Hasche y Monsalve. El primero le insiste al paramilitar que lo mejor es que se ponga del lado de Uribe y que, si se retractaba, lo podían ayudar los abogados más poderosos del país. “Nadie lo va a matar ni qué putas. Pero sí le va a ir mucho mejor porque está con el presidente”, dice Pardo quien luego descalifica a Iván Cepeda. Monsalve responde: “¿Pero qué podemos hacer ahí o qué?” y Pardo Hasche le dice: “Si quiere bajamos los dos”, y después le habla del abogado. Al final, Monsalve se reúne con Cadena.

En este caso, Enrique Pardo Hasche le envió una carta a la Corte Suprema en abril de 2018 asegurando que supuestamente Monsalve culpaba al expresidente Uribe de que no hubiera sido postulado a los beneficios de la ley de Justicia y Paz. Además, relató en su misiva cómo supuestamente Monsalve comenzó los acercamientos para entrevistarse con el congresista Iván Cepeda, quien estaba recopilando declaraciones de exparamilitares. Me comentó que había decidido contactarlo (a Cepeda) para convertirse en testigo. Esto debido a que tendría que permanecer cerca de 25 años en la cárcel (…) Me comentó que suministró unas pruebas y unos testimonios falsos y a cambio le dieron una lujosa celda”, dijo Pardo a la Corte.

(Le puede interesar: Los mensajes de voz de “Caliche” al testigo Juan Guillermo Monsalve en caso Uribe)

Ahora la justicia deberá establecer la veracidad de los dichos que Pardo hizo a la justicia. Lo mismo deberá hacer en el caso de Carlos López, alias Caliche, otra persona que contactó a Monsalve para que hiciera un video retractándose de sus dichos a la justicia al parecer, por pedido del representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada, hecho que el congresista del Centro Democrático ha negado rotundamente en múltiples ocasiones. Ese contacto se dio por WhatsApp y a través de varios mensajes de voz entre el 21 y 22 de febrero de 2018 que El Espectador reveló en octubre de 2018.

“Lo que pasa es que el viejo tiene que presentar unas vainas allá el viernes en unas pruebas que tiene que mandar el viernes, entonces sería muy bueno que usted diera la declaración así fuera por este medio mío, diciendo de que el hombre ese le ofreció prebendas que nunca le cumplió a cambio de enredarlo a él. Eso es lo que están diciendo aquí, mano”, dice uno de esos audios. Este episodio estaría vinculado al plazo que tenía la defensa del expresidente para interponer un recurso en contra de la decisión del 16 de febrero de 2018 en que la Corte Suprema le archivó una indagación a Iván Cepeda y en cambio compulsó copias contra el exmandatario por presunta manipulación de testigos.

(Le puede interesar: Los chats con los que el congresista Álvaro Prada busca probar su inocencia en caso Uribe)

Luego de ser llamado a indagatoria por la Corte Suprema, el excongresista del Huila hizo públicos, el 30 de julio de 2018, unos pantallazos de la conversación vía Whatsapp que tuvo con Carlos López, que según su versión, probarían que fue Caliche quien lo contactó. El primero es del 21 de febrero de 2018, a las 6:22 de la mañana. López le dice a Prada que hable con el presidente, que le diga que tiene un emisario de Juan Guillermo Monsalve y que va a declarar. Al día siguiente, Caliche dice que Monsalve le va a pasar el video, pero que a cambio le permitan ingresar a la Jurisdicción Especial para la Paz.

El 22 de febrero, según los pantallazos que dio a conocer Prada, a las 9:58 de la noche, Caliche dice que ya tiene el encargo. Prada le contesta al otro día por la mañana, diciéndole dónde va a estar. Pero López no aparece. El día 24, Prada lo cuestiona. “Cada vez q (sic) hablamos usted me cambia la versión”, escribió a las 12:42 de la noche. “Es pura paja, Excúseme la franqueza, pero es lo q (sic) veo”, dice en otro mensaje. La defensa cuenta con una serie de chats en los que mostrarían que Prada nunca quiso recibir a López, ya que en varias ocasiones le pidió visitas.

Recibe alertas desde Google News