15 Jun 2021 - 3:28 p. m.

Defensoría emite alerta por expansión de grupos armados en el nordeste antioqueño

La Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana para los municipios de Angostura, Campamento, San Andrés, Toledo y Yarumal. Desplazamiento forzado, homicidio y amenazas son los principales factores de riesgo en la zona.

La Defensoría del Pueblo emitió la alerta temprana Nº 011-21 en la que se expone que cinco municipios del norte de Antioquia presentan un alto riesgo de vulneración a los derechos fundamentales de la población civil. Los municipios de Angostura, Campamento, San Andrés, Toledo y Yarumal son los afectados por presencia de grupos armados como el Eln, las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc), también conocidas como Clan del Golfo, disidencias de las Farc y los Pachelly. El interés de los grupos en la zona radica en que es un punto estratégico que conecta Medellín con la costa atlántica, permite el cultivo ilícito y tiene poca presencia institucional.

De acuerdo con lo reportado en la alerta temprana, la explotación de recursos minerales en los cinco municipios ha permitido que los grupos armados se financien a través de la extorsión a empresas y mineros particulares. Los grupos a su vez están interesados en esta área por el negocio de la minería ilegal, pues aparte del cobro de extorsiones a mineros legalizados, en la zona se practica la extracción ilegal de oro y otros minerales.

Podría interesarle: Defensoría pide “plan de acción” para enfrentar grupos armados en Cundinamarca y Bogotá

Por otra parte, la Defensoría advirtió que los grupos armados de la zona buscan expandirse, principalmente las Agc y las disidencias de las Farc, causando que haya constantes enfrentamientos tanto en las zonas rurales, como en las limítrofes. Las Agc, por ejemplo, han venido adelantando un proceso de expansión hacia la costa atlántica y el Pacífico, mediante una estrategia militar, según la Defensoría, conocida como la Operación mil.

La Operación Mil, consistía en ocupar toda la región del norte de Antioquia con su presencia paramilitar. Para garantizar el control de las zonas rurales y urbanas, el grupo planeaba rodear el municipio de Ituango con 1.000 hombres armados. El plan tendría la participación de militantes de las Agc que se desplazarían desde Chocó y otro grupo desde Urabá. Con esto, dice la Defensoría, han logrado un control desde los municipios de Sabanalarga (Atlántico) hasta Angostura (Antioquia).

Podría interesarle: Defensoría del Pueblo alerta sobre presencia de grupos armados ilegales en Bogotá

Dentro del informe, la Defensoría expuso que las acciones de estos grupos podrían ser infracciones al Derecho Internacional Humanitario, por los atentados contra la vida, la libertad y la integridad física de la población civil, así como la violación de sus derechos fundamentales. También dijo que durante el 2020, el Eln tuvo un cese unilateral al fuego por la pandemia, siendo un “gesto humanitario del Eln con el pueblo colombiano”.

Ante el alto riesgo para la población civil del norte de Antioquia, la Defensoría pidió a instituciones civiles y fuerza pública que ayuden y hagan presencia en los municipios afectados. Así mismo, pidió a la Secretaría Técnica de la Comisión Intersectorial para la Respuesta Rápida a las Alertas Tempranas (CIPRAT), que coordine a las autoridades competentes y gestione el trabajo conjunto para salvaguardar la vida y los derechos en los cinco municipios afectados.

Comparte: