18 Mar 2019 - 11:42 p. m.

Delincuencia común estaría detrás de homicidio de psicóloga de la ARN y de líder social

Jesús Ignacio Gómez Ávila y Viviana Muñoz Marín que trabajaba en la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), fueron encontrados muertos en diciembre de 2018 en Caquetá. Hay cinco detenidos.

Redacción Judicial

 El crimen causó conmoción. El 19 de diciembre de 2018 fueron encontrados los cuerpos de la psicóloga de la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN) Viviana Muñoz Marín y del líder cívico Jesús Ignacio Gómez Ávila. Ocurrió en la vereda Minas Blancas de San Vicente del Caguán en Caquetá. Este lunes, las autoridades anunciaron los primeros resultados por las investigaciones.

La Fiscalía General reportó la captura de cinco personas, señaladas de integrar una organización delincuencial denominada “Los Astutos”, quiénes estarían detrás del homicidio. Se trata de Carlos Alberto Bermúdez Chates, alias Tin; Jaime Ospina Bolaños, alias Mono; César Augusto Pérez Ramírez, alias Cesar; Fernando Ospina Bolaños, alias Fercho y Luis Miguel Lemus Bolaños, alias, Miguel. Según la Fiscalía, con estas detenciones, se resolvería el 57 % de los casos de homcidios a líderes sociales.

— Fiscalía Colombia (@FiscaliaCol) 18 de marzo de 2019 La Fiscalía les imputará los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, homicidio agravado, porte de armas y secuestro. La hipótesis de la fiscalía es que detrás del crimen solo habría delincuencia común. En su momento, se reportó el hallazgo de los cuerpos con varios disparos.  La ARN había pedido a las autoridades investigar el caso y dar con los responsables del crimen. “Lamentamos profundamente su muerte”, señaló la entidad en su momento.

(Lea: Doble crimen: asesinato de líder cívico y psicóloga de la ARN en Caquetá)

En este caso, el líder cívico también asesinado ya había denunciado amenazas en su contra. Él había participado en paros ganaderos y lecheros en el Caquetá. El vicepresidente del Comité Permanente de DH en Caquetá, Octavio Collazos, se pronunció frente a las muertes en diciembre pasado. "Está situación nos pone en alerta sobre la real situación de las garantías de líderes sociales en Caquetá y el país", dijo.

El 20 de diciembre de 2018, un día después del hallazgo de los cuerpos, el esposo de la psicóloga, Mauricio Quiroga, relató los hechos alrededor del asesinato de Viviana Muñoz Marín en la emisora Blu Radio. Allí, señaló que el hermano de Muñoz Marín, con quien vivía en San Vicente del Caguán, le reportó a su familia que a las 9:00 p.m. ella aún no había llegado a su apartamento, cosa que era inusual. 

(Le puede interesar: El duro relato del esposo de la psicóloga asesinada en Caquetá)

“Fue una noche bastante larga. Uno nunca se imagina estar en una situación de esas. La sensación de tener una persona desaparecida es indescriptible porque cada minuto es una eternidad”, relató QuirogaLa noticia del asesinato de su esposa la conoció una vez se bajó del avión a su llegada a San Vicente del Caguán, pues él se encontraba en otra ciudad. 

Quiroga apuntó que Muñoz Marín no contaba con las suficientes garantías para realizar su trabajo y era la única representante de la ARN en San Vicente del Caguán, municipio al que calificó de inseguro. “Me decía que había unos participantes que eran terribles, que eran muy malos, que le daba miedo atenderlos, que le daba miedo estar allá sola”, manifestó. 

Comparte: