Publicidad
4 Sep 2020 - 4:46 p. m.

Denuncian acoso sexual y laboral en la cárcel de Popayán

Según los funcionarios, el director del penal, Darío Antonio Ballén, anda por el establecimiento con su arma de fuego personal y hostiga a los empleados. Dos mujeres que trabajan en la cárcel han acudido a atención psiquiátrica.
Los funcionarios protestaron en la mañana de este viernes con pancartas, pitos y arengas, pidiendo la salida del director de la cárcel.
Los funcionarios protestaron en la mañana de este viernes con pancartas, pitos y arengas, pidiendo la salida del director de la cárcel.
Foto: Archivo particular

En la cárcel de San Isidro, en Popayán (Cauca), los funcionarios denuncian malos tratos y acoso sexual y laboral del director del establecimiento, el teniente coronel Darío Antonio Ballén. Esta mañana protestaron con carteles, pitos y arengas, al tiempo que enviaron un derecho de petición de 43 páginas al director del Instituto Nacional Penitenciario (Inpec), el general Norberto Mujica, en el que documentan que el comportamiento de Ballén no sería reciente, le piden sacarlo de la dirección del penal y alertan que, a quienes se atreven a denunciarlo, les han llegado retaliaciones laborales.

(Lea también: Los efectos del coronavirus en las cárceles de Latinoamérica)

Sandra Blandón, presidenta de Aseinpec, un sindicato que reúne a funcionarios de la cárcel, le explicó a El Espectador por qué le están pidiendo al máximo jefe de la entidad que remueva a Ballén del cargo: “Hay un temor generalizado, el clima laboral es tal que por el estrés que les ha generado esta situación ya hay compañeros que están recibiendo atención psiquiátrica. No tenemos confianza para trabajar con él porque, en medio de sus hostigamientos, vivimos con el temor de que nos va a denunciar o nos va a trasladar”.

Y es que, según cuentan en el derecho de petición, Ballén se vanagloria de que “por sus venas corre sangre militar” y, por ejemplo, resolvió permanecer portando su arma de fuego personal cuando está en horas laborales en el establecimiento, algo que según la vocera sindical va en contra de sus reglamentos. “Las armas de dotación del Inpec solo están adentro de la cárcel y son para usos propios de la función”, explicó. Además, a quienes se han atrevido a denunciar sus malos tratos ante la Procuraduría o ante el comité de convivencia de la cárcel, continúa el documento, Ballén les ha respondido con denuncias penales.

(Vea: Inpec expide protocolo para recibir reclusos de Uris y estaciones de Policía)

En total son siete denuncias las que ha interpuesto Ballén ante la Fiscalía a través de la policía judicial del Inpec y todas, dice el documento, son contra funcionarios que han acudido a las instancias de la entidad para denunciarlo a él por acoso sexual o laboral. “Existen varias quejas ante el comité de convivencia laboral por abuso de autoridad, atropellos, acoso y maltrato laboral en especial en contra del personal femenino por parte del director, incluso algunas de esas quejas ya se encuentran ante la Procuraduría Regional del Cauca”, continúa el derecho de petición que Aseinpec le envió a Mujica.

Una de las mujeres que lo denunció por acoso fue la propia exsecretaria del director Ballén. “El señor empezó a tener unas conductas atrevidas respecto de ella, a lo que la funcionaria pidió cambio de puesto y la pusieron en una compañía (es decir, de guardia) a hacer turnos de 24 horas. A pesar de que ella ya estaba lejos de él, siguió la persecución contra ella: que dónde estaba, que por qué hacía una cosa u otra”, aseguró Blandón. Asimismo, dice el derecho de petición, otros dos funcionarios que lo han denunciado a través de medios de comunicación o por canales institucionales resultaron siendo trasladados a otras cárceles sin mayor explicación.

Los funcionarios le piden, entonces, al director del Inpec, “intervenir, apersonarse y tomar decisiones contundentes y de fondo frente a las anomalías laborales que se vienen presentando en la cárcel de Popayán con el actual director toda vez que queda demostrado la contundente violación de los derechos fundamentales como es el derecho al trabajo digno en condiciones justas con respeto de la dignidad humana”. La situación es de tal gravedad que ya el director de la Regional Occidente de la entidad ordenó una visita y levantó un informe con todas las denuncias de los funcionarios.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.