Publicidad
23 Oct 2020 - 3:11 p. m.

Desarticulan banda socia del Clan del Golfo y la mafia italiana, según la Fiscalía

El organismo investigativo capturó a seis presuntos integrantes de una banda internacional de narcotráfico que distribuía cocaína al por mayor en Cartagena. Uno de ellos, Luis Antonio Mesa Obando, jefe de la organización, está pedido en extradición por Estados Unidos. Y otro, Joan Mauricio Valencia Ríos, fue sicario junto con Popeye, afirma la Fiscalía.
Las capturas se ejecutaron en operación Cali, Barranquilla y Cartagena, con el apoyo de la Policía, la DEA y autoridades italianas. / Cortesía Fiscalía
Las capturas se ejecutaron en operación Cali, Barranquilla y Cartagena, con el apoyo de la Policía, la DEA y autoridades italianas. / Cortesía Fiscalía
Foto: Fiscalía

Ante un juez de control de garantías de Cartagena, un fiscal de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico presentó a seis personas vinculadas a un grupo que se encargaría, con ayuda de la mafia italiana, de distribuir cocaína al por mayor en la Ciudad Amurallada y en diferentes países de Europa. Luis Antonio Mesa Obando, presunto capo de la organización criminal en el país, es pedido en extradición por Estados Unidos.

Lea también: Quibdó: en vilo por amenazas de grupos ilegales.

“La Fiscalía formuló cargos contra los indiciados por los delitos de tráfico, porte y fabricación de estupefacientes y concierto para delinquir agravado. Por su parte, el despacho judicial avaló el procedimiento de captura (…) y aplazó la definición de medida de aseguramiento para el próximo lunes 26 de octubre”, aseguró el ente acusador. La operación se ejecutó simultáneamente en Cali, Barranquilla y Cartagena, con el apoyo de la Policía, la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA) e información de autoridades italianas.

La investigación determinó que la banda prestaba sus “servicios de logística y transporte” para que el Clan del Golfo pudiese llevar a cabo actividades de narcotráfico. Incluso, la Fiscalía determinó que los mismos capturados se encargarían de llevar la droga a Europa, por medio de sus conexiones con la mafia italiana.

“Material probatorio recaudado dejaría ver que la droga producida ilegalmente en laboratorios, en zonas selváticas en los departamentos de Norte de Santander, Sur de Bolívar y Madalena, era transportada en camiones y buses hasta zonas costeras de la Guajira (Maicao y Uribia) y a los puertos de Barranquilla, Santa Marta y Buenaventura, desde donde sería embarcada rumbo a Europa en contenedores de barcos, veleros deportivos y lanchas rápidas”, agregó la Fiscalía.

Los capturados, según las autoridades, comercializaban grandes cantidades de cocaína en Cartagena y, además, abastecerían a grupos de narco menudeo en zonas turísticas. Los funcionarios de policía judicial habrían trabajado de manera encubierta durante meses, lo que permitió la individualización de los seis procesados. La Fiscalía asegura que se trata de un fuerte golpe contra las organizaciones de narcotráfico que, al mismo tiempo, apoyan a la estructura armada ilegal más grande de Colombia: el Clan del Golfo.

Luis Antonio Mesa Obando, señalado jefe de esta banda, fue puesto a disposición de la Oficina de Asuntos Internacionales de la Fiscalía para coordinar, junto con la Cancillería Colombiana y la Embajada de EE.UU. en Bogotá, los tramites que resulten en su extradición. Mesa Obando ya ha enfrentado la justicia antes, pues fue detenido en 2011 y, así mismo, fue extraditado a Países Bajos por el mismo delito.

Le puede interesar: Los tentáculos de la Oficina para el narcotráfico en Colombia y el mundo.

Eduardo René Martínez, otro de los capturados y denominado como alias El Mono, se encargaría de las finanzas del Clan del Golfo en Cartagena. Rodrigo Valera Argotti, alias Rocky, sería el coordinador logístico y determinador de las rutas utilizadas para el envío de la droga. Gustavo de Jesús Bru, alias el Negro, estaría encargado de la distribución en la capital de Bolívar. Rubén Darío Murillo, alias Primo, tendría como trabajo escoltar el transporte de los cargamentos de coca. Y Joan Mauricio Valencia, alias Bam Bam, sería el determinador de homicidios y además, habría sido jefe de sicarios de Jhon Jairo Velásquez, alias Popeye, quien murió en febrero de este año por un cáncer de estómago mientras estaba detenido en la cárcel Tramacúa de Valledupar.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.