Publicidad
3 Oct 2020 - 7:50 p. m.

“El Estado es responsable por la desaparición forzada de Pedro Julio Movilla”: CIDH

La CIDH envío a la Corte Interamericana el caso por la desaparición forzada de Pedro Julio Movilla, miembro del Partido Comunista de Colombia, de quien no se sabe nada desde el 13 de mayo de 1993. La Comisión le recomendó al Estado “disponer las medidas de atención en salud física y mental necesarias para la familia de Movilla”, entre otras indicaciones.
Intervención artística en honor a Pedro Julio Movilla, líder político del Partido Comunista, desaparecido desde 1993. Cortesía: Dexpierte Colectivo.
Intervención artística en honor a Pedro Julio Movilla, líder político del Partido Comunista, desaparecido desde 1993. Cortesía: Dexpierte Colectivo.
Foto: Dexpierte Colectivo

El Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo -CAJAR- cuenta que el 13 de mayo de 1993, el líder del Partido Comunista, Pedro Julio Movilla, llevó a su hija al colegio Jhon F. Kennedy, en Bogotá, y desde entonces nadie da razón de su paradero. Por tanto, ante la presunta responsabilidad de funcionarios de inteligencia, la misma organización pidió a la Corte Interamericana de DD.HH. su intervención en el caso. Por los hechos que parecen quedar en el olvido, la CIDH determinó preliminarmente que “el Estado es responsable internacionalmente por la desaparición forzada de Pedro Julio Movilla”.

El 24 de julio de 2014, tras 21 años sin noticias por el presunto crimen de Estado, el CAJAR elevó una petición ante la Comisión Interamericana, indicando que la Nación había violado una serie de normas a las que Colombia está suscrita internacionalmente en su Constitución Política. Por la desaparición de Pedro Julio Movilla, el Estado fue acusado por no garantizar los derechos a la vida, libertad personal, garantías judiciales, protección judicial y reconocimiento de la personalidad jurídica.

Le puede interesar: ¿Solo quien vive la desaparición forzada es quien la sufre?

“Existió un contexto de persecución específico contra las personas con su perfil político y social. En particular, la CIDH consideró que confluían al menos tres contextos relevantes a efectos del caso: el contexto relativo a la identificación de sindicalistas dentro de la noción de enemigo interno en los manuales estatales de inteligencia y contraguerrilla; la violencia política en Colombia, que derivó en alarmantes cifras de ejecuciones y desapariciones de personas vinculadas con ciertos partidos políticos como el PCC-ML; y la alta incidencia de desapariciones forzadas en el marco del conflicto armado en Colombia”, determinó la Comisión Interamericana en su informe.

El organismo habría corroborado una presunta persecución sufrida por Movilla y su familia. De acuerdo con el informe, lo habrían seguido clandestinamente, le habrían estacionado vehículos fuera de la casa y lo habrían advertido a través de emisarios cuando caminaba en la calle. “Sumado a ello, la Comisión tomó en consideración la existencia de actividades de inteligencia por parte de cuerpos de seguridad del Estado respecto del señor Movilla, las cuales lo identificaban con detalles tanto de su labor sindical como de su militancia política”, estableció la CIDH.

En sus indagaciones, la Comisión Interamericana también se encontró que la presunta desaparición forzada de Pedro Julio Movilla respondió a una supuesta vinculación con una organización subversiva, por hacer parte del Partido Comunista de Colombia. Por tanto, el Estado habría vulnerado el derecho a la libertad de asociación, establecido en el articulo 15 de la misma Convención Americana de Derechos Humanos.

“Durante la investigación las diligencias se realizaron de forma tardía, y el Estado no desplegó sus máximos esfuerzos para identificar el carácter selectivo de la desaparición y su relación tanto con las actividades sindicales y políticas de Movilla”, agregó la CIDH. Además, de acuerdo con sus investigaciones, la Fiscalía y la Procuraduría habrían estudiado el caso, pero no se comunicaron de una manera efectiva para resolver el expediente. Las instituciones presuntamente repitieron procesos de indagación, lo que desembocó en la dilación del expediente.

Las recomendaciones de la Comisión Interamericana de DD.HH.

El organismo internacional recomendó al Estado reparar integralmente las violaciones de derechos denunciadas por el Colectivo de Abogados CAJAR, teniendo en cuenta los aspectos materiales e inmateriales, así como medidas de compensación económica. Además, precisó disponer medidas de atención en salud física y mental para la rehabilitación de los familiares de Pedro Julio Movilla, si es que estos lo solicitan. Por otro lado, el Estado debería investigar a fondo el paradero del líder político quien va a cumplir tres décadas como desaparecido.

Le puede interesar: Comisión de la Verdad advierte que se le ha negado información de inteligencia.

“Concluir la investigación penal de manera diligente, efectiva y dentro de un plazo razonable con el objeto de esclarecer los hechos en forma completa, identificar todas las posibles responsabilidades e imponer las sanciones que correspondan respecto de las violaciones de derechos humanos declaradas en el Informe de Fondo”, fue otra de las peticiones de la Comisión Interamericana, que se pronunció seis años después de la petición del CAJAR.

Por último, la CIDH recomendó al Estado disponer un compilado de mecanismos de no repetición. Entre estos se encuentran la derogación de los reglamentos y manuales militares indicados en el informe de fondo, la instrucción explicita de los altos mandos de la fuerza pública para no volver a aplicar manuales en contravía de la Convención Americana y rechazar toda directriz sobre la presunta noción de “enemigo interno”, que presuntamente la Policía y el Ejército tiene como política de funcionamiento.

El recuerdo de un hombre cuya familia busca verdad

En julio de 2012, a puertas de cumplirse dos décadas de la desaparición de Pedro Julio Movilla, el Colectivo Dexpierte, en asociación con el movimiento HIJOS Colombia, realizaron una intervención artística en la carrera 7° con Calle 45, en Bogotá, en compañía de sus familiares. Como un acto de memoria histórica, plasmaron la imagen del líder del Partido Comunista y leyeron poemas en honor a un padre que nunca regresó a casa. Este fue el poema que Jeny Movilla, su hija, leyó en la reunión:

Read more!

"Escribir estas líneas no es tarea fácil…

pues a pesar de que el tiempo se ha encargado de cerrar de alguna manera aquellas heridas causadas…

aun la cicatriz duele y duele demasiado…

siempre que se aproxima esta fatídica fecha los recuerdos afloran

y con esos recuerdos también aflora el resentimiento,

la rabia,

la impotencia,

las ganas de justicia (Que No Llega),

las ganas de saber que le hicieron a mi padre,

un ser único maravilloso y que hace 19 años fue víctima de desaparición forzada

y a partir de allí… solo queda el imaginario de a cada uno de nosotrxs la cantidad de tejemanejes que habrá tenido que sufrir antes de que le provocaran la muerte…

lo digo con dolor… con rabia… e impotencia ¡QUIERO SABER QUÉ LE PASÓ A MI PADRE!"

Jeny Movilla.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.