Publicidad
14 Jun 2022 - 1:50 a. m.

El terror que deja la muerte de alias “Mayimbú”

El gobierno de Iván Duque señala que la muerte de este líder de las disidencias de las Farc en el Cauca representa un triunfo para la seguridad. Sin embargo, existen por lo menos tres sucesores de una estructura de 1.800 hombres armados. “Nos esperamos lo peor”, dice la comunidad.
Alias "Mayimbú" era miembro del Resguardo Indígena Paez de Corinto.
Alias "Mayimbú" era miembro del Resguardo Indígena Paez de Corinto.
Foto: Policía Nacional

En la recta final del gobierno de Iván Duque, el propio presidente, el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Militares han ejecutado uno de los principales logros en materia de seguridad: la muerte de las cabezas de varias organizaciones criminales. Por ejemplo, en los últimos cinco días fueron reportados dos hechos en contra de las disidencias de las Farc de Gentil Duarte, quien murió hace un par de semanas en territorio venezolano, en medio de un enfrentamiento con las disidencias de alias Iván Márquez. Y este lunes 13 de junio, el primer mandatario informó que, en medio de un operativo militar, había muerto alias Mayimbú, líder de las disidencias que estaba a cargo de 1.800 en armas.

¿Quién era “Mayimbú”? Jefe de las disidencias de las Farc muerto en combate

Su principal eje de acción se concentraba en el suroccidente del país, aunque el Ejército ya tenía identificados varios de sus movimientos ilegales en Valle y Nariño. Allí, lejos de escuchar y sentir el tono de victoria que identificaron en la voz del presidente Duque y su ministro de Defensa, al anunciar este golpe a la estructura criminal, los habitantes tienen todavía más miedo por las represalias de los hombres de Mayimbú. No es para menos. A Noscué Bototo, su nombre de pila, lo reconocen en el Cauca por ser el terror de los líderes sociales y de los “hombres de paz”, que se dedican a evitar que menores sean reclutados y que las amenazas se mantengan alejadas de las comunidades campesinas.

El prontuario de “Mayimbú”

La vida en la ilegalidad de Mayimbú comenzó en las Farc hace 19 años. Desde sus primeros años como guerrillero, Bototo participó en hechos de violencia, como el asesinato de dos sargentos en el sitio conocido como La María, en el municipio de Toribío (Cauca). La justicia lo fichó en junio de 2016, cuando recibió su primera condena por el delito de secuestro extorsivo agravado. Un año después, un juzgado de Popayán lo sentenció a 18 años de prisión por el mismo delito. Sin embargo, en mayo de 2017, alias Mayimbú pidió pista en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). La inclusión en el órgano de justicia transicional le permitió acceder al beneficio de libertad condicional.

Pero estando libre siguió delinquiendo y se unió a las disidencias de Gentil Duarte, en donde en poco tiempo se convirtió en un alfil clave para sus andanzas criminales. Noscué Bototo era miembro del Resguardo Indígena Paez de Corinto (Cauca), sin embargo, la Autoridad Nacional Indígena lo reconocía como un hombre alzado en armas e intentó juzgarlo bajo su jurisdicción. El comandante de las Fuerzas Militares, el general Luis Fernando Navarro, reveló en las últimas horas que Mayiumbú estaba adelantando acciones para abrirse paso por los departamentos de Nariño y Valle del Cauca, en donde estaría en disputa con el Eln y las disidencias de la Segunda Marquetalia, respectivamente.

El director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, por su parte, insistió en que Mayimbú “era un narcotraficante y que estaba sindicado de reclutar a menores de edad, asesinar a líderes sociales, así como el homicidio de la candidata a la Alcaldía de Suárez Karina García, perpetrado hace un par de años. Era un criminal muy peligroso para Colombia”. La lista de crímenes que mencionó el general Vargas está todavía a rojo vivo en la región de Bototo. Este diario habló con varios líderes del Cauca para conocer su reacción ante la muerte de quien duró años aterrando a la comunidad. Sus primeras respuestas sirven para entender qué está pasando en esa región: “Yo quiero hablar, pero no diga mi nombre”.

El terror de los líderes sociales

En el Cauca, para muchos, Mayimbú era un personaje terrorífico, que iba armado con una pistola bañada en oro con sus iniciales y “no tenía pudor en usarla. Era el terror para los líderes sociales y para muchos de nosotros que dejamos esa lucha por la paz, por miedo a esos señores que volvieron con armas”, explicó uno de los líderes que accedió a hablar, bajo anonimato. El miedo de la comunidad, en gran parte, se explica con una mirada más profunda al prontuario de este líder de las disidencias. Uno de ellos, y quizás el que más tocó a la comunidad de Argelia, fue el asesinato de Richard Nilson Betancourt Rengifo, presidente de la junta de acción comunal del corregimiento de Santa Clara.

Los audios que prueban que Karina García alertó sobre su asesinato

Este hombre, que lideraba procesos de atención a familias desplazadas y fue uno de los fundadores de la Guardia Campesina, fue asesinado por orden de Mayimbú en marzo de este año. Otro de los crímenes que sigue provocando terror en el Cauca es el de la candidata a la Alcaldía de Suárez Karina García. Pese a que ella alertó de amenazas en su contra, el 2 de septiembre de 2019, un carro bomba acabó con su vida y la de cinco personas más, una de ellas su hermana y los líderes sociales Aída Trochez, Héctor González y Lavedis Ramos. “Si a ella que alertó a la Fiscalía y a la Policía y a todo el mundo le pasa lo que le pasó, qué podemos esperar nosotros”, agregó una lideresa de Suárez que también pidió anonimato.

Además, un documento reservado del Ejército señala que Bototo también es responsable del carro bomba que estalló en Santander de Quilichao, en noviembre de 2019, y que dejó tres policías muertos. También ordenó una masacre de seis personas en una gallera en Buenos Aires (Cauca), en septiembre de 2020, y del asesinato de un miembro del CTI, en marzo de 2021. Aunque el Gobierno asegura que la muerte de Mayimbú es un importante logro en materia de seguridad, lo que es cierto es que en el interior de las disidencias por lo menos hay tres posibles sucesores. Además, que Cauca y los departamentos aledaños son escenario de disputa por las rutas del narcotráfico que terminan para sacar alijos de cocaína por el Pacífico hacia Centro América y Estados Unidos.

Según fuentes del Ejército, con la muerte de este líder criminal se podría presentar una pugna interna por el poder de esa poderosa estructura ilegal entre tres poderosos criminales de esta zona del país: alias el Mocho, líder de la columna Carlos Patiño; alias Marlon, cabeza de la columna Franco Benavides, y alias Cholinga, líder de la columna Dagoberto Ramos. Sin embargo, aún no hay evidencias públicas de esa supuesta disputa. “Sabemos que se viene lo peor. Como cuando anunciaron la extradición del señor Otoniel sus hombres paralizaron al país durante una semana. Aquí seguimos en lo mismo y sea el alias que sea que coja el puesto de Mayimbú, nos esperamos lo peor”, concluyó un líder social de la zona.

Síguenos en Google Noticias