Publicidad
28 May 2021 - 6:17 p. m.

Eva Carrascal, otra vez imputada por presunta corrupción en el sistema de salud

Eva Carrascal, antigua delegada para la supervisión institucional de la SuperSalud, será investigada por presuntamente recibir $300 millones para aprobar el plan de restructuración de Asmet Salud EPS. Carrascal está presa y en juicio por el denominado “cartel de la salud”.
Eva Carrascal, durante diligencia de imputación. La Fiscalía asegura que la exfuncionaria de la Superintendencia de Salud se habría apropiado, en los últimos años, de casi $1.000 millones en sobornos.
Eva Carrascal, durante diligencia de imputación. La Fiscalía asegura que la exfuncionaria de la Superintendencia de Salud se habría apropiado, en los últimos años, de casi $1.000 millones en sobornos.
Foto: Fiscalía

La justicia nuevamente enfocó a la exfuncionaria Eva Carrascal, antigua delegada para la supervisión institucional de la Superintendencia de Salud, por presunta corrupción dentro del sistema de salud. Carrascal, detenida y en juicio penal, fue imputada por presuntamente recibir un soborno de $300 millones por parte de Gustavo Adolfo Aguilar, exrepresentante legal de Asmet Salud EPS, para ayudarlo en un trámite ante la superintendencia.

En contexto: Eva Carrascal y Guillermo Grosso irán a juicio por presunta corrupción en sistema de salud

¿Cuál habría sido el favor de Carrascal? De acuerdo con la Fiscalía, la cual adelantó la nueva imputación este 28 de mayo, la exdelegada presuntamente ayudó a aprobar irregularmente el plan de reestructuración de Asmet Salud EPS, una entidad con presencia en 13 departamentos y, además, con 44 puntos solo en el Cauca. La mujer será investigada por el delito de cohecho -soborno- impropio.

“En el año 2017, la señora Carrascal se habría reunido con el exrepresentante de Asmet Salud EPS, el señor Gustavo Adolfo Aguilar (también capturado), y supuestamente se comprometió para ayudarle a que fuera aprobado el modelo de mejoramiento financiero y administrativo de la EPS, a cambio de la suma de $300 millones”, explicó Eduard Alirio Calderón, director especializado contra la Corrupción en la Fiscalía.

De acuerdo con la investigación, en diciembre de 2017, Eva Carrascal habría recibido $50 millones por el favor ante la superintendencia y, luego, a principios de 2018, supuestamente recibió los siguientes $250 millones. En enero de ese año, como lo explicó la Fiscalía en audiencia virtual, la SuperSalud emitió la resolución de aprobación de reorganización que permitió a la EPS de Aguilar seguir en funcionamiento.

Antecedentes: A juicio disciplinario exsuperintendente de salud que habría recibido sobornos de IPS

“Eva Carrascal expuso a Aguilar Vivas la manera como ella podía ayudarle en el trámite que se adelantaba en la Superintendencia y que en contraprestación vería como le podía colaborar, acordando la entrega de las siguientes sumas dinerarias: $50 millones en efectivo que entregó Aguilar Vivas a Carrascal Cantillo, en presencia de Jhon Alexander Colmenares, a bordo de un vehículo automotor, en vía pública a la altura de la calle 100 con av. Suba de Bogotá. Posteriormente, $250 millones directamente en cumplimiento de lo acordado”, dijo la Fiscalía.

Gustavo Adolfo Aguilar, por su parte, fue capturado el pasado 1 de febrero en una sede de Asmet Salud en Popayán (Cauca). Según lo informó la Fiscalía, entre 2008 y 2010, el exrepresentante de la EPS se habría apropiado de $21.000 millones del Sistema General de Salud y, además, habría registrado información falsa en los estados financieros de la entidad para no revelar el verdadero estrado económico. En la primera hipótesis del ente investigador se creía que Aguilar engañó a la SuperSalud, sin embargo, con la imputación de Carrascal podría tratarse de una alianza entre los exfuncionarios.

Nota relacionada: Capturan a representante de EPS Asmet por supuesta apropiación de $21 mil millones

Eva Carrascal es una de las personas mencionada en el denominado “cartel de la salud”, junto al antiguo presidente de Cafesalud e interventor del Grupo Saludcoop, Guillermo Grosso, quien también está en juicio por presunta corrupción en el sistema. De acuerdo con la Fiscalía, en julio de 2019 ella habría hecho de su oficina delegada para la supervisión institucional un centro de servicios para terceros, “a fin de incrementar su patrimonio y a costa de los recursos destinados a los servicios de salud”. Así lo explicó el ente investigador en la acusación.

Según el llamado a juicio, Guillermo Grosso y Eva Carrascal, en compañía de Jhon Colmenares (mencionado en la reciente imputación) y Javier Peña, se asociaron para obtener beneficios de las arcas del estado. Eva Carrascal habría recibido $445 millones para comprar un apartamento en el norte de Bogotá, a cambio de intervenir en la agilización de unas deudas de Cafesalud a Medical Corporation. Ese dinero habría salido de los bolsillos de Asesorías en Salud S.A.S, con apoyo de la cuenta bancaria de la madre de Jhon Colmenares Russi. Entre Grosso, Carrascal, Colmenares y Ramírez habrían sacado del camino, revocando permisos de funcionamiento, a varias EPS que terminaron perdiendo afiliados.

Lea también: Recapturan a Guillermo Grosso, expresidente de Cafesalud, por presunta corrupción

Tanto Grosso como Carrascal se han declarado inocentes desde el principio. El apoderado de la exfuncionaria, el abogado David Albarracín, rechazó la investigación de la Fiscalía. “La doctora Eva Carrascal no puso la función pública al servicio de los particulares. La doctora Eva denunció el cartel de la hemofilia en Córdoba y afectaciones al sector salud en Vichada. Los dos casos con investigaciones penales están andando, incluso personas judicializadas”, explicó el abogado David Albarracín, una vez se conoció el escrito de acusación contra la funcionaria.

Read more!
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.