29 Jul 2020 - 9:27 p. m.

Exfiscal Fabio Espitia se posesionó como nuevo director de la Justicia Militar

Fabio Espitia Garzón llega a este organismo luego de haber sido fiscal encargado tras la renuncia del exfiscal general Néstor Humberto Martínez. Entre los retos que deberá asumir en esta jurisdicción se encuentra el caso de Dilan Cruz y la modernización en este organismo.

Esta mañana se posesionó el nuevo directivo ejecutivo de la Justicia Penal Militar. Se trata de Fabio Espitia Garzón, un nombre que, a pesar de no ser muy conocido, no es nuevo en este terreno. Espitia pasó sin hacer mucho ruido por la Fiscalía y por la Corte Suprema de Justicia donde fue fiscal y conjuez. Uno de los asuntos más delicados que tendrá en su administración es el caso de Dilan Cruz.

(En contexto: La comisión de reforma a la justicia penal militar)

Espitia llegará a reemplazar a Alejandro Ramírez Londoño, quien a principios de este año advirtió sobre los riesgos que evitan poner en marcha las reformas que están en el limbo en este organismo. La Justicia Penal Militar estaba expectante luego de que en mayo el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo declarara a Ramírez insubsistente.

Según los pronunciamientos del exdirector a la Revista Semana su salida de este organismo estaría relacionada con unas investigaciones que involucran a altos mandos militares en hechos de corrupción. Espitia entra entonces mientras se halla la forma de avanzar con la creación de un fiscal general y un cuerpo técnico de investigación requerido para la Justicia Militar que, además, se ajuste a un presupuesto modesto.

Los proyectos para la nueva Justicia Penal Militar empezaron hace diez años cuando el congreso le dio el visto bueno al Código Penal Militar. La implementación tardó cinco años y solo se aplicaría en Bogotá para luego ponerse en marcha de manera gradual en el resto del país. Sin embargo, debido a la falta de recursos se puso un ultimátum para que este año empezara a regir.

(Le puede interesar: Tatequieto a la justicia penal militar)

Espitia, por su parte, se caracteriza por ser un hombre reservado en su gestión. En su paso como fiscal encargado nunca dio entrevistas, ni realizó muchas ruedas de prensa como sí lo hacía su antecesor, Néstor Humberto Martínez. La terminación abrupta del periodo de Martínez dejó cabos que Espita tuvo que atar, como el caso de Odebrecht. También fue durante su administración que un agente del Esmad disparó contra el joven Dilan Cruz en una protesta en Bogotá, segándole la vida. La Fiscalía inició la investigación pertinente, pero desde entonces está en puja por quién lleva el proceso con la Justicia Militar, que ahora llega a dirigir Espitia.

Comparte: