Publicidad
27 Jan 2022 - 5:08 p. m.

Exsenador Julio Manzur se defiende de acusaciones de Benito Molina en la JEP

El abogado de político conservador afirmó que presentará una denuncia por falso testimonio en contra de Benito Molina, señalado como el mayor despojador de tierras en Córdoba y Urabá. La acción legal se interpondrá por las declaraciones que habría entregado en la justicia transicional en contra de Manzur.
Exsenador de la República, en audiencia por vínculos con los paramilitares (AUC).
Exsenador de la República, en audiencia por vínculos con los paramilitares (AUC).
Foto: Mauricio Alvarado

Como afirmaciones falsas catalogó el abogado Andrés Garzón, quien defiende los intereses del exsenador Julio Manzur, los señalamientos que hizo Benito Molina Velarde, señalado como uno de los mayores despojadores de tierra en Urabá y Córdoba. El hombre que recobró su libertad en mayo del año pasado por orden de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) entregó una declaración que vincula al político con un “macroproyecto” paramilitar que le permitía a los grupos ilegales apoderarse de varios predios.

“Las afirmaciones del señor Molina Velarde en contra de Julio Manzur Abdala son total y abiertamente falsas, por ello, es el derecho de mi poderdante de conocerlas en su integridad y desmentirlas totalmente, no solo ante la justicia ordinaria en donde se presentarán la respectiva denuncia penal por el punible de falso testimonio, sino ante la misma JEP en donde Manzur Abdala se ha postulado y ha presentado el compromiso, claro, concreto y programado de aporte a la verdad”, resalta el abogado en su documento de dos páginas.

Lea también: Por reconocer pactos con paras, JEP deja en libertad al exgobernador Benito Osorio

Garzón le pidió a la justicia transicional conocer en su totalidad el aparte de la versión de aporte temprano a la verdad que hizo Molina Velarde con el fin de demostrar la inocencia del exsenador. “Solicitamos se nos entregue dicha copia con el fin de demostrarle al señor magistrado y a la Sala, que lo dicho no es más que un engaño y debe darse inicio al incidente de incumplimiento del régimen de condicionalidad, y así no se burle el sistema por quienes quieren obtener beneficios de la justicia transicional mintiendo”, explicó el abogado.

Aunque Garzón reconoció que las versiones tienen carácter reservado, explicó que la finalidad de la reserva ya no cumple su cometido en la medida que las declaraciones han sido filtradas a varios medios de comunicación. “En una ponderación de derechos fundamentales debe privilegiarse el derecho a la honra, buen nombre y derecho de defensa de mi poderdante, sobre los principios procesales de reserva de la actuación, máxime cuando ellos ya no tienen efecto alguno”, dijo el defensor.

Le puede interesar: JEP concede libertad condicionada a Benito Molina, expresidente del Fondo Ganadero de Córdoba

Molina Velarde aterrizó en la JEP luego de que en la justicia ordinaria fue condenado por su relación con grupos paramilitares. En mayo de 2021, por directriz de la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas recobró su libertad al considerar que la información aportada “supera inicialmente los hechos por los cuales fue investigado y condenado por la jurisdicción ordinaria, aporta relato acerca del contexto de conflicto, y los intereses de la Autodefensas Unidas de Colombia no solo en la cooptación del Fondo Ganadero de Córdoba sino en las grandes inversiones estratégicas”.

Para la JEP, las declaraciones rendidas entre el 7 y 9 de diciembre de 2020, y el 20 de enero y primero de febrero de 2021, “describen preliminarmente las redes de apoyo político local y regional del grupo armado ilegal para la concreción del plan criminal y el fortalecimiento del proyecto paramilitar”.

Lea aquí: Tulapas, el reino del despojo ‘para’

Benito Molina que fue condenado a 16 años y 8 meses de prisión fue señalado de tener nexos con el grupo paramilitar mientras fue el presidente del Fondo Ganadero de Córdoba entre 1997 y 2007. Según reposa en su expediente, entre 1994 y 1998, Vicente y Carlos Castaño Gil, exjefes máximos de las Autodefensas Unidas de Colombia junto con el Fondo Ganadero de Córdoba despojaron y sacaron de sus tierras a 130 familias campesinas de más de 105 predios de la región de Tulapas, zona rural entre los municipios de Turbo, Necoclí y San Pedro de Urabá.

Pese a conceder la libertad a Molina, éste se comprometió a profundizar sus aportes a la verdad plena sobre las finanzas y el proyecto de inversiones del grupo paramilitar en conjunto con el Fondo Ganadero de Córdoba. Esta información quedará consignada en el caso 04 de la JEP, que trata de la ‘Situación territorial de Urabá’.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.