Publicidad
26 Jan 2022 - 11:38 p. m.

Fiscalía pide cerrar proceso contra el general (r) Palomino por abuso de autoridad

Luego de que la Sala Penal de la Corte Suprema reviviera en 2020 un proceso contra el exdirector de la Policía, la Fiscalía pidió este jueves que la investigación se cierre. Detrás hay una trama de peleas por los ascensos en la institución.
General (r) Rodolfo Palomino, exdirector de la Policía Nacional. / Archivo El Espectador
General (r) Rodolfo Palomino, exdirector de la Policía Nacional. / Archivo El Espectador

Una pelotera entre oficiales de la Policía que llegó ante la justicia podría recibir una estocada final en la Corte Suprema de Justicia. El expediente es uno de los pendientes que tiene hoy el exdirector de la institución, el general (r) Rodolfo Palomino, e involucra a los también generales en retiro Carlos Ramiro Mena y Edgar Sánchez Morales, investigados todos por los delitos de constreñimiento ilegal y abuso de autoridad. Sin embargo, los hechos ocurrieron en 2012 y, la Fiscalía le aseguró a la Sala de Primera Instancia en audiencia de este miércoles que ya habría prescripción.

(Lea también: Proceso contra general (r) Rodolfo Palomino está vivo, advierte Corte Suprema)

El caso nació por denuncia del coronel (r) de la Policía Marco Aurelio Pedroza, quien para 2012 no fue llamado a curso para ser general, luego de que en una junta el entonces subdirector de la institución, el general retirado Palomino lo descalificara. Pedroza, que llevaba 28 años en la institución y estaba como agregado policial en Francia, envió derechos de petición, buscó la ayuda del entonces Ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, pero sus recursos no funcionaron. En cambio, según su denuncia, comenzó una campaña de hostigamientos que culminó con su salida de la entidad.

La denuncia de Pedroza asegura que Palomino lo citó a su oficina a una reunión l 3 de octubre de 2012, a pesar de estar en vacaciones. Al encuentro citaron también a su esposa y a sus hijos, ambos policías: una bajo el mando del general Mena y el otro en formación en la Escuela de Cadetes General Santander, dirigida entonces por el general Sánchez. El hijo no llegó, pero el motivo de la reunión, supuestamente, era convencer a Pedroza de que se abstuviera de salir a medios de comunicación a hablar de la “rosca” que había en el proceso de llamamiento a curso de generales.

(Lea también: Procuraduría revisará inhabilidad de 13 años al general Palomino)

El exdirector de la Policía, general (r) Palomino le confirmó a la Fiscalía que la reunión existió, pero ha dicho que fue un asunto de “camaradería”. Para Pedroza, en contraste, fue el inicio de una seguidilla de presiones para que dejara su pelea, según cuenta en su denuncia. Por ejemplo, semanas después, el general Sánchez Morales citó al hijo de Pedroza en su oficina, para convencerlo de levantar las reclamaciones en contra de la Policía. Incluso, le dio días de permiso para que le ayudara a su padre a “pensar mejor las cosas”, relató la fiscal del caso.

El coronel (r) Pedroza fue llamado a calificar servicios en diciembre de 2012. Cuando su hijo se graduó de cadete, fue trasladado al Amazonas. Todos estos hechos, y otros tantos más, fueron vistos por él y su familia como represalias por haber alzado la voz cuando sus superiores lo descartaron del proceso de ascenso. De allí que denunciara un supuesto abuso de autoridad por parte de Palomino, Mena y Sánchez.

(Le puede interesar: Procuraduría no investigará al general (r) Palomino por comunidad del anillo)

La Fiscalía pidió que se precluyera el proceso, pues según sus cálculos ya la investigación precluyó. Es decir, así los generales Palomino, Mena y Sánchez fueran declarados responsables, no podrían ser sentenciados, pues pasó un tiempo mayor al que tiene la Fiscalía para investigar. En concreto, según la fiscal, el 7 de abril de 2020 se venció el plazo para emitir una sentencia, teniendo en cuenta que, para los delitos por los que eran investigados los altos oficiales, el ente investigador tenía un plazo de siete años y seis meses desde la comisión de los hechos para realizar todas las pesquisas.

Ahora bien, no siempre la Fiscalía pensó que hubiera delitos. En 2019, la Fiscalía le pidió a la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema cerrar la investigación contra los tres generales y así sucedió en febrero de ese año. Sin embargo, en segunda instancia, la Sala Penal reversó la decisión y ordenó, en marzo de 2020, mantener abierto el proceso. La Fiscalía en ese punto tenía un mes para continuar la investigación y decidir si imputaba, pero el ente investigador se pronunció nuevamente casi un año más tarde, en marzo de 2020.

El abogado de la familia Pedroza le pidió a la Corte que no cierre el proceso, pues considera que las cuentas de la Fiscalía están mal. La Procuraduría señaló que, si en efecto hay prescripción, la investigación se debe cerrar. La decisión de si se archiva este expediente, que es uno de los pocos que resta en contra del general (r) Palomino, está en manos de la Sala de Primera Instancia.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.