Publicidad
28 Sep 2020 - 5:31 p. m.

Fiscalía radicó acusación contra Diego Cadena, antiguo abogado del expresidente Uribe

La Fiscalía llamará a juicio a Diego Cadena por los delitos de fraude procesal y soborno en actuación penal. El ente acusador radicó el escrito de acusación en el Complejo Judicial de Paloquemao, tras haberlo imputado a él y al también abogado Juan José Salazar, por los mismos delitos, el pasado 27 de julio.
Abogado Diego Cadena.
Abogado Diego Cadena.
Foto: Gustavo Torrijos

La Fiscalía radicó el escrito de acusación contra los abogados Diego Cadena y Juan José Salazar, exdefensor del expresidente Álvaro Uribe el primero y socio de Cadena el segundo, por su presunta participación en manipulación de testigos, en el caso que paralelamente se adelanta contra el expresidente. El documento fue consignado en el Complejo Judicial de Paloquemao, en Bogotá, y significa que el ente investigador llamará a juicio a los dos abogados.

De acuerdo con la Fiscalía, se acusará a ambos por, “ofrecer dinero y ayuda jurídica a dos ex paramilitares condenados a cambio de dar versión juramentada en un caso que adelantaba la Corte Suprema de Justicia”. El ente investigador formalizará, entonces, un llamado a juicio por los presuntos delitos de fraude procesal y soborno en actuación penal, está sustentado en las visitas de los defensores a las cárceles de Palmira y La Picota en Bogotá, donde habrían intentado torcer versiones en la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe para favorecer al exmandatario.

Le puede interesar: “Desde que hablé de la creación del Bloque Metro me echaron para atrás”: Monsalve.

El escrito fue entregado, por reparto, al Juzgado Tercero Penal de Conocimiento, que determinará la fecha de la audiencia de acusación. Mientras tanto, el abogado Diego Cadena se encuentra en prisión domiciliaria como medida preventiva, pero está en estudio una apelación presentada por el defensor de Cadena, Iván Cancino, que pide que su cliente sea dejado en libertad e insiste en su inocencia.

El pasado 6 de agosto, Diego Cadena fue enviado a prisión domiciliaria, a pedido de la Fiscalía y la Procuraduría, tras decisión en audiencia virtual de un juez de control de garantías de Bogotá. No obstante, el abogado Juan José Salazar pudo acceder defenderse en libertad, luego de que el juez decidiera que su presunta actuación ilícita no representaba el mismo riesgo que la de Cadena, porque habría realizado actividades “casi que de mensajería” bajo sus órdenes.

Sobre Cadena, en aquella oportunidad el juez fue contundente: “Él participa, es quien aborda a las personas, da las órdenes de pago, según las pruebas. Ha superado barreras físicas como los muros de los establecimientos carcelarios y ha permeado a la Corte Suprema de Justicia y al Congreso de la República. Cómo se logra permear para ingresar a una cárcel en horarios de cierre de visita para los abogados, cómo se logra ingresar sin obtener autorización de los privados de la libertad y cómo se logra incidir en el cambio de versión para obtener beneficios de carácter procesal y hasta económico”, manifestó.

Uno de los puntos que más atención captó en en la diligencia de medida de aseguramiento fue la entrega de dinero a los familiares de Carlos Enrique Vélez -hecho aceptado por el mismo Cadena-, un exparamilitar que en principio testificó en contra de Álvaro Uribe. Para la Fiscalía, siempre se ha tratado de unos pagos en calidad de soborno para el beneficio del expresidente. Sin embargo, las defensas de Uribe y Cadena insisten en afirmar que se trató de viáticos y ayudas humanitarias, que serían legitimas en procesos judiciales.

“Es la primera vez que yo veo un despliegue tan humanitario de abogados. En un evento en el que consignan dinero a María Helena Vélez (hermana de Carlos Enrique) dice la defensa que es para ayudar a un menor de edad que está grave de salud, pero, haciendo un análisis, se refiere que quien hizo la llamada para pedir ayuda fue María Helena Vélez, la que tiene un hijo es Diana Paz (compañera sentimental de Carlos Enrique) y María Helena no manifiesta ningún contacto don Diana Paz. Los giros no se hicieron a Diana Paz que es quien tiene el niño”, respondió el juez a las explicaciones de Cadena y Salazar sobre los pagos.

Además, el juez que le ordenó medida de aseguramiento a Cadena cuestionó los señalamientos de los mismos abogados, quienes aseguran ser víctimas de Carlos Enrique Vélez, pues dijeron que el exparamilitar los estaba sobornando y por miedo no denunciaron los hechos. El funcionario judicial consideró, tras ver y escuchar mensajes de WhatsApp enseñados por la defensa, que, si bien es creíble que los defensores sintieran temor por las supuestas amenazas de Vélez, el comportamiento omisivo le resta valor a las explicaciones.

“Si yo estoy realizando un acto punible y esa actividad desemboca a una serie de reclamaciones de la otra parte ¿cómo no voy a denunciar un acto que me puede desencadenar una reversión de la investigación de cara a esos ofrecimientos? (…) La única explicación posible es que la extorsión no se materializó y que los mensajes amenazantes eran de alguien que no recibió su dinero”, indicó el juez.

El apoderado del abogado Juan José Salazar, Andrés Felipe Caballero, ha indicado que Vélez en realidad es una persona que buscaba sacar provecho del asunto. “He obtenido cartas de Vélez pidiendo perdón y retractándose por falso testimonio. En una carta le pidió perdón a Óscar Guillermo Múnera, alias don Mario, por declarar en su contra porque no le brindó ayuda económica en la cárcel (...) estamos hablando de un patrón de conducta de este señor para obtener recursos económicos con ayuda de su familia porque María Helena Vélez - la hermana de Carlos Enrique Vélez- fue destinataria suya de otros actos extorsivos”, manifestó.

Read more!

Ahora bien, entre los testimonios que la Fiscalía tiene contra Cadena, que tendrán mayor relevancia en la etapa de juicio, están justamente las palabras de María Elena Vélez, quien dice haber recibido los dineros enviados por los abogados. La hermana del exparamilitar le aseguró al ente acusador que nunca buscó a los abogados y que ellos, al contrario, siempre se dirigían a ella para hacer las consignaciones. “El señor Cadena me llamó y me dijo: 'Vea, doña Mari, yo estoy visitando a su hijo en la cárcel de Palmira. Como yo no permanezco aquí, sino que viajo mucho, voy a dejar encargado a Juan José”, ha dicho en declaraciones.

Para recordar: Las pruebas contra Uribe son “claras, inequívocas y concluyentes”: Corte Suprema.

Además, en el interrogatorio que rindió Diego Cadena en la Fiscalía, que duró 8 horas y estuvo a cargo del fiscal Daniel Hernández, el exabogado de Álvaro Uribe dejó más dudas que certezas sobre su actuación. Cadena, por ejemplo, reconoció errores e imprudencias en su manera de gestionar el caso e, inclusive, ofreció disculpas al fiscal: “reconozco que se cometieron errores, imprudencias, pero en ningún momento aquí se sobornó a una persona para que cambiara, ocultara o mintiera en sus declaraciones”, explicó.

Sobre el tema de la presunta “ayuda humanitaria” entregada a la familia del exparamilitar Carlos Enrique Vélez, el Fiscal Daniel Hernández encontró vicios y falta de rigurosidad en el procedimiento adelantado por Diego Cadena y Juan José Salazar. Así lo demuestra la conversación dada a conocer por Noticias Caracol el pasado 9 de agosto:

Fiscal Daniel Hernández: Vuelvo entonces al tema, doctor Cadena, ¿este es el único caso donde usted ha generado gastos de viáticos y ayudas humanitarias a través del tiempo que usted ha litigado?

Diego Cadena: Sí, señor, sí, señor.

Fiscal Daniel Hernández: ¿Usted confirmó la ayuda humanitaria, confirmó realmente que el hijo de Carlos Enrique Vélez estuviera enfermo, de la señora que lo llamó?

Diego Cadena: No señor, no lo confirmé, no lo confirmé. Simplemente obré de buena fe y pensé que sí estaba el niño enfermo. (...) No quiero fungir aquí como pastor ni el hombre o abogado más solidario, pero nosotros acostumbramos, los diciembres yo llamo a varios abogados pudientes, reúno una plática y la mandamos a las cárceles porque yo sé cómo son las condiciones de estos presos.

Así las cosas, Diego Cadena y Juan José Salazar esperarán fecha para la audiencia de acusación. Cuando llegue el momento, a ambos abogados les leerán los delitos por los cuales irán a juicio. Entre tanto, el expediente paralelo del expresidente Álvaro Uribe, por los mismos delitos, también se encuentra en la Fiscalía tras decisión de la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, el proceso está varado en una discusión sobre el proceso aplicable, dado que aún no se decide si debe tramitarse por la Ley 600 del 2000 o si será desarrollado en el sistema penal acusatorio (Ley 906). La palara final en este impase la tiene, otra vez, la Corte Suprema.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.