12 Nov 2019 - 4:00 p. m.

Fuerzas Militares niegan combates y persecuciones tras bombardeo en Caquetá

El Comando General de las Fuerzas Militares negó la versión de Noticias Uno, la cual señala que después del ataque aéreo al campamento de alias "Gildardo Cucho" se persiguió a los sobrevivientes con drones y perros. El informativo también señaló que no serían 8 los menores que murieron, sino que ascenderían a 16 o 18.

Redacción Judicial

LEO02. BOGOTÁ (COLOMBIA), 25/07/09.- Un soldado del Ejército colombiano inspecciona el terreno luego de un bombardeo hoy, 25 de julio de 2009, en Puerto Rico, departamento del Meta (Colombia). Al menos 16 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre ellos dos jefes de un frente, resultaron muertos. EFE/Leonardo Muñoz
LEO02. BOGOTÁ (COLOMBIA), 25/07/09.- Un soldado del Ejército colombiano inspecciona el terreno luego de un bombardeo hoy, 25 de julio de 2009, en Puerto Rico, departamento del Meta (Colombia). Al menos 16 guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre ellos dos jefes de un frente, resultaron muertos. EFE/Leonardo Muñoz
Leonardo Muñoz
El ministro encargado, general Luis Fernando Navarro, ha dicho que no se tenía conocimiento que en el campamento había menores de edad. / EFE
El ministro encargado, general Luis Fernando Navarro, ha dicho que no se tenía conocimiento que en el campamento había menores de edad. / EFE
Foto: EFE - Leonardo Muñoz

En la emisión del pasado domingo de Noticias Uno se conocieron los testimonios de habitantes de la zona rural de San Vicente del Caguán donde el pasado agosto fue bombardeado el campamento del jefe de la disidencia de las Farc, alias Gildardo Cucho.  Según los habitantes, no fueron ocho los menos que murieron durante el ataque sino entre 16 y 18. Además, señalaron que los sobrevivientes de la ofensiva aérea de la Fuerza Pública se persiguió a los sobrevivientes con drones y perros.

(Le podría intersar: "No se conocía la presencia de menores": Mindefensa sobre bombardeo en Caquetá)

A raíz de la denuncia del noticiero, el Comando General de las Fuerzas Militares negó esa versión de los hechos por medio de un comunicado de prensa. "Posterior a la operación de interdicción aérea (el bombardeo en Caquetá) no se presentaron persecuciones, combates ni acciones que originaran la muerte de presuntos integrantes del grupo armado organizado residual".

Asimismo, el Comando aseguró que Medicina Legal es "la única institución que puede emitir los dictámenes científicos legales que permitan establecer posibles causas de muerte y plenas identidades de los occisos y sus edades biológicas".  Y añadieron que las Fuerzas Militares pusieron a disposición de las autoridades "el personal, la información, documentos y material relacionado con la operación, para el desarrollo de las investigaciones".

El informativo señaló que en el lugar del bombardeo todavía hay restos de las personas que murieron en el ataque al campamento del jefe disidente y que tres menores fueron "rematados por miembros del Ejército" mientras huían del lugar. Además, los habitantes le pidieron al Ejército que ingrese al lugar para que desactive una bomba que no explotó durante la ofensiva militar.

A finales de agosto pasado, el Ministerio de Defensa reveló que 14 miembros de las disidencias de las Farc habían muerto durante un combate con la Fuerza Pública en esta zona del país. Sin embargo, la semana pasada, durante el debate de moción de censura contra el entonces ministro de Defensa, Guillermo Botero se reveló que entre de esos guerrilleros, al menos siete eran menores de edad. Luego la Fiscalía señaló que eran ocho.

El escándalo que desató la denuncia fue la estocada final a la administración de Botero, quien llevaba un año en el que le llovieron críticas por los escándalos de corrupción al interior del Ejército y sus polémicas declaraciones en caso tan delicados como el asesinato e intento de desaparición del excombatiente Dimar Torres a manos hombres del Ejército. 

En contexto: Acusan a Mindefensa de ocultar muerte de siete menores en bombardeo

El pasado miércoles 6 de noviembre, Botero terminó renunciando a su cargo cuando los rumores crecían en los pasillos del Congreso sobre la existencia de unas mayorías en el Senado para sacarlo de esa cartera ministerial. Durante el debate, el entonces ministro señaló que en el momento de la operación no se tenía conocimiento de que habían menores de edad en el campamento de Gildardo Cucho.

Sin embargo, el personero de Puerto Rico (Caquetá), un municipio vecino a San Vicente del Caguán, denunció  que en esta zona la guerrilla estaba reclutando de manera forzada a menores de edad. Incluso, la Defensoría del Pueblo, en enero de este año, sobre este riesgo.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar