Publicidad
26 Jan 2022 - 5:40 p. m.

Instancia de la OCDE estudiará denuncia contra multinacionales dueñas de Cerrejón

En Suiza comenzarán a estudiar una queja contra Glencore, BHP y Anglo American, las multinacionales dueñas de la mina de carbón ubicada en La Guajira. La denuncia pide que se cierre la explotación de carbón en ese yacimiento.
Buena parte del carbón extraído en Colombia proviene de la mina del Cerrejón.
Buena parte del carbón extraído en Colombia proviene de la mina del Cerrejón.
Foto: Agencia Bloomberg

El lío entre la mina de Cerrejón, en La Guajira, y las comunidades indígenas que históricamente han poblado ese territorio ya está en los despachos de los gobiernos de Suiza, Australia y Reino Unido. Una denuncia de oenegés de todo el mundo fue admitida para estudio en instancias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y ahora en estos tres países se estudiará si Glencore, BHP y Anglo American, las compañías multinacionales dueñas de la mina de carbón en Colombia, han cumplido con los lineamientos de respeto por los derechos humanos. La queja pide que cierren la mina.

(Lea también: Denuncian en la OCDE a los dueños de Cerrejón y piden que se vayan de La Guajira)

Las directrices de la OCDE les significan obligaciones a las multinacionales que se benefician de los acuerdos comerciales y fiscales de estar en una comunidad económica de esa escala. Tal es el caso de Glencore, con sede en Suiza; la australiana BHP y la británica Anglo American. Por eso, luego de que los efectos de la explotación de carbón a cielo abierto en Cerrejón tuvieran un trasegar de más de 30 años por prácticamente todas las instancias judiciales en Colombia —juzgados, tribunales, cortes—, las comunidades wayúu acudieron en enero de 2021 a este organismo a denunciar fallas.

Tras analizar los argumentos que presentaron Global Legal Action Network, junto al Cinep y el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CAJAR), entre otras organizaciones no gubernamentales, las oficinas de estos tres países encargadas de analizar el cumplimiento de los lineamientos presentaron sus conclusiones. Estas instancias se llaman Punto Nacional de Contacto (PNC) y, por separado, la de Suiza, Australia y Reino Unido, admitieron la denuncia de las comunidades indígenas e invitaron a sus empresas a conciliar.

(Lea también: Glencore se convierte en el propietario de la mina Cerrejón)

“Durante décadas, las multinacionales se han excusado en que no les corresponde una responsabilidad corporativa sobre las violaciones asociadas a la mina en Colombia argumentando una supuesta participación minoritaria, cuando la realidad es que conjuntamente eran las dueñas y beneficiarias directas en partes iguales de la misma empresa”, dijo el Cajar en un comunicado al dar a conocer la aceptación de las quejas en los tres PNC. En concreto, las organizaciones denuncian que Glencore, BHP y Anglo American se han lucrado a costas de incumplir con principios de debida diligencia y responsabilidad corporativa.

Ahora bien, mientras en las instancias de la OCDE revisaban las quejas, BHP y Anglo American le vendieron sus participaciones en Cerrejón a Glencore. Es decir, la multinacional suiza quedó como única propietaria de la mina de carbón. Ante ese escenario, una de las decisiones preliminares es que el proceso continuará su curso ante el PNC de Suiza. No obstante, según anunció el Cajar, insistirán en que allí mismo se evalúen las actuaciones de las otras dos compañías durante el tiempo que tuvieron actividad en La Guajira.

(Lea también: ONU pide detener operaciones en la mina del Cerrejón)

La queja que interpusieron las organizaciones que han acompañado a los indígenas en el litigio pide que cierren la mina y reprocha tres comportamientos de Glencore, BHP y Anglo American en Cerrejón. Primero, que no han contribuido al progreso ambiental”, pues uno de los compromisos de estas multinacionales es caminar hacia el desarrollo sostenible, y, por el contrario, habrían deteriorado el medio ambiente. Segundo, que las compañías no han respetado los derechos humanos de las comunidades asentadas en La Guajira. Y tercero, que no habrían actuado con la debida diligencia (due diligence) para identificar, prevenir y mitigar los impactos que tiene su operación.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias